Infección con VIH y SIDA

+ -Text Size

TEMAS

¿Cómo es el tratamiento contra el cáncer en personas con el VIH o sida?

Antes de que estuvieran disponibles los medicamentos eficaces contra el VIH, el pronóstico para las personas con VIH o sida que desarrollaban cáncer por lo general no era tan bueno como lo era para las personas con similares tipos de cáncer que no estaban infectadas con el virus. Las personas con VIH a menudo ya estaban sintiéndose enfermas, o por lo menos sus sistemas inmunológicos ya se habían debilitado antes de siquiera comenzar el tratamiento contra el cáncer.

Un sistema inmunológico débil por sí solo puede que permita que algunos tipos de cáncer se desarrollen y propaguen más rápido de lo que normalmente lo harían. Otro problema es que los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radioterapia, pueden también dañar gravemente al sistema inmunológico. Las personas que ya tienen debilitado su sistema inmunológico podrían no tener la capacidad de recibir un programa completo de tratamiento contra el cáncer sin arriesgarse a tener efectos secundarios graves, como la posibilidad de infecciones que pondrían la vida en riesgo.

En la actualidad, las personas con el VIH y cáncer por lo general son sometidas a tratamiento de forma muy similar a aquellas que no tienen la infección con el VIH. El tratamiento contra el cáncer en sí estará planeado en función del tipo y etapa (extensión) del cáncer. El tratamiento incluye típicamente antirretrovirales junto con los tratamientos convencionales contra el cáncer. Simultáneamente también se emplea cualquier otro tratamiento necesario contra el VIH (como antibióticos que ayudan a prevenir infecciones).

Puede que algunos aspectos del tratamiento requieran ser adaptados para las personas con el VIH. El tratamiento contra el cáncer puede en ocasiones tener que modificarse debido a otras afecciones que surgen con el VIH. Algunos antirretrovirales también pueden presentar reacción con muchos otros medicamentos en el cuerpo, lo cual puede complicar el tratamiento contra el cáncer. Los antirretrovirales también pueden ocasionar su propia serie de efectos secundarios, algunos de los cuales pueden ser los mismos que surgen con la quimioterapia.

El tratamiento conjunto contra el VIH y el cáncer puede ser complicado, por lo que es muy importante que ambos tratamientos sean coordinados por médicos que cuenten con experiencia en el tratamiento de estas enfermedades.

Los antirretrovirales (medicamentos contra el VIH) también permiten que muchas personas con cáncer puedan recibir dosis completas de quimioterapia, así como otros tratamientos convencionales contra el cáncer. Esto ha resultado en una mejora de la supervivencia a través de los tratamientos contra el cáncer. Pero incluso con los tratamientos convencionales, puede que las personas con VIH aún presenten tasas de cura levemente menores con ciertos tipos de cáncer, según el estado de su sistema inmunológico y otros factores. Debido a esto, los médicos están estudiando varios tratamientos contra el cáncer y sus resultados entre personas con el VIH.

Para más información sobre cualquier tipo de cáncer y su tratamiento, visite nuestro sitio Web en www.cancer.org o llámenos al 1-800-227-2345.

Tratamiento del los tipos de cáncer que indican sida

El tratamiento con antirretrovirales es una parte importante en el tratamiento contra el cáncer que indica que una persona con el VIH ha desarrollado sida.

Sarcoma de Kaposi: en general, las personas con VIH que han sido diagnosticadas con sarcoma de Kaposi empiezan un tratamiento con antirretrovirales en caso de que no los estén ya tomando. Para algunas personas, puede que este sea el único tratamiento que requieran. Las lesiones del sarcoma de Kaposi, las cuales son causadas por un virus, a menudo reducen de tamaño a medida que el sistema inmunológico se fortalece.

Puede que otras personas requieran tratamiento dirigido hacia el tumor canceroso en sí. Si solamente hay algunas cuantas lesiones en la piel y la boca, puede que se usen los tratamientos locales, como la radiación dirigida a las lesiones. Puede que la quimioterapia sea necesaria si hay muchas lesiones, si éstas están por dentro del cuerpo o si están causando malestares.

Para obtener información sobre el sarcoma de Kaposi relacionado con el sida y su tratamiento, refiérase a nuestro documento en inglés Kaposi Sarcoma.

Linfoma no Hodgkin: hay muchos tipos de linfoma no Hodgkin, pero aquellos asociados con el VIH y el sida tienden a ser de rápido crecimiento, los cuales requieren de un intenso programa de quimioterapia. El mejor tratamiento para el linfoma no Hodgkin asociado al sida es muy similar al tratamiento contra este linfoma en personas que no están con el VIH.

El problema principal en el pasado consistió en que los pacientes con el VIH tienden a presentar bajos recuentos sanguíneos, lo que hace difícil tratarlos con ciclos completos de quimioterapia. Este problema se ha resuelto en parte gracias a la terapia de antirretrovirales altamente activos (HAART, siglas en inglés), y por el uso de medicamentos para ayudar al organismo del paciente a producir nuevas células sanguíneas. Aun así, los médicos administran quimioterapia cuidadosamente, y vigilan minuciosamente los recuentos sanguíneos durante el tratamiento.

El resultado para los pacientes con linfoma no Hodgkin asociado al sida depende del tipo del linfoma y de la función inmunológica de la persona, entre otros factores. Las personas con etapa avanzada de esta enfermedad que tienen un recuento CD4 bajo y/o que no están bajo tratamiento con antirretrovirales, por lo general no responden tan bien como las personas sin estas condiciones.

Para más información sobre los distintos tipos de linfoma no Hodgkin, refiérase a nuestro documento Linfoma no Hodgkin.

Cáncer de cuello uterino: Las mujeres con el VIH con cáncer invasivo de cuello uterino y con función inmunológica en buen estado tienden a responder bien a la cirugía y a los mismos tratamientos que las mujeres que no tienen el VIH. Las pacientes con enfermedad más avanzada suelen no responder muy bien a la radioterapia sola. Se ha empleado la quimioterapia en mujeres con la enfermedad en etapa avanzada o recurrencia de la enfermedad, aunque las mujeres deben estar bajo observación detallada tras administrar el tratamiento para asegurarse que el cáncer no regrese.

El estado del sistema inmunológico de la mujer deberá observarse detalladamente mientras se administra tratamiento contra el cáncer y contra el VIH. Los antirretrovirales por lo general son suministrados para mejorar el resultado en mujeres con el VIH con cáncer invasivo de cuello uterino, independientemente de cómo esté su recuento CD4 (linfocitos-T colaboradores).

Las mujeres con cáncer de cuello uterino tienden a responder mejor si no han desarrollado sida, y aquellas con recuentos CD4 elevados tienen resultados mejores.

Para información más detallada sobre el cáncer de cuello uterino y su tratamiento, consulte el documento Cáncer de cuello uterino.


Fecha de última actualización: 05/07/2012
Fecha de último cambio o revisión: 07/05/2012