Virus del Papiloma Humano (VPH), cáncer y la vacuna contra el VPH – Preguntas frecuentes

+ -Text Size

TEMAS

Pruebas del VPH

¿Cuál es la diferencia entre la prueba del Papanicolaou y la prueba del VPH?

Una prueba del Papanicolaou se utiliza para detectar cambios celulares o células anormales en el cuello uterino. (Estas células anormales pueden ser precáncer o cáncer, aunque también pueden ser otros padecimientos). Las células se obtienen mediante cepillado o raspado ligero del cuello uterino. Se procesan y luego se observan con un microscopio para ver si las células son normales o si se pueden observar cambios en ellas. La prueba de Papanicolaou es una excelente prueba para encontrar células cancerosas y células que se pudieran convertir en cáncer.

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que puede generar cambios en las células del cuello uterino. La prueba del VPH detecta el virus, no cambios en las células. La prueba puede hacerse a la misma vez en que se lleva a cabo la prueba del Papanicolaou, con la misma escobilla algodonada o con otra adicional. No notará diferencia en su examen si se somete a ambas pruebas. Una prueba de Papanicolaou y una prueba del VPH (lo que se llama “pruebas conjuntas” o “copruebas”) es la manera preferida de encontrar temprano los precánceres y los cánceres de cuello uterino en las mujeres de 30 años o más.

A principios del 2014, uno de los fabricantes de una prueba del VPH solicitó a la FDA que aprobara su prueba como primer paso para realizar pruebas que determinen el riesgo de cáncer de cuello uterino. Si esta prueba es aprobada, algunas mujeres podrían someterse a pruebas para el cáncer de cuello uterino al hacerse una prueba del VPH sin la prueba de Papanicolaou. Otras pruebas (que podría incluir una prueba de Papanicolaou) serían necesarias si se detecta el VPH.

¿Debería hacerme la prueba del VPH?

Si usted es una mujer menor de 30 años

Debido a que la infección por VPH es común en las mujeres menores de 30 años y generalmente desaparece por sí sola, la Sociedad Americana Contra El Cáncer no recomienda las pruebas conjuntas para el cáncer de cuello uterino en las mujeres de este grupo de edades.

Las mujeres entre los 21 y los 29 años deben hacerse la prueba de Papanicolaou cada 3 años (a las edades 21, 24 y 27) para detectar cáncer de cuello uterino. Estas mujeres no deben hacerse la prueba de VPH con la prueba de Papanicolaou, ya que el VPH es tan común en las mujeres de estas edades que no resulta útil hacerles la prueba de este virus. Sin embargo, la prueba de VPH se puede usar en este grupo de edad después del resultado anormal de una prueba de Papanicolaou.

El resultado anormal más común en la prueba de Papanicolaou se llama ASC-US. Las células ASC-US generalmente no indican precáncer, pero tampoco son del todo normales. Si existen células ASC-US en el resultado de su prueba de Papanicolaou, una opción es hacer una prueba de VPH para determinar si el VPH está causando los cambios celulares. Si se encuentra VPH, usted necesitará más pruebas.

En estos casos, se usa la prueba del VPH para ayudar a decidir si se necesitan pruebas adicionales. Esto no es lo mismo que llevar a cabo la prueba del VPH en conjunto con la prueba del Papanicolaou como parte de su consulta médica de rutina.

Las mujeres que son positivas a VIH (virus de inmunodeficiencia humana, VIH) o que hayan sido diagnosticadas o tratadas por un cáncer de cuello uterino o precáncer, deben consultar con sus médicos sobre la frecuencia en que deben hacerse las pruebas para detectar cáncer de cuello uterino y sobre qué pruebas se deben usar.

Si usted es una mujer que tiene entre 30 y 65 años

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que las mujeres de 30 a 65 años se hagan la prueba del VPH con la prueba de Papanicolaou (pruebas conjuntas) cada 5 años para detectar cáncer de cuello uterino. Hable con su médico o enfermera sobre la prueba conjunta. También puede que quiera preguntar sobre el costo y lo que cubre su seguro médico. Es aceptable también continuar con sólo las pruebas de Papanicolaou cada 3 años.

Las mujeres que son positivas a VIH (virus de inmunodeficiencia humana, VIH) o que hayan sido diagnosticadas o tratadas por un cáncer de cuello uterino o precáncer, deben consultar con sus médicos sobre la frecuencia en que deben hacerse las pruebas para detectar cáncer de cuello uterino y sobre qué pruebas se deben usar.

¿Por qué las mujeres de más de 30 años con resultados normales en las pruebas deben cambiar a las pruebas conjuntas realizadas cada 5 años y comenzar con las pruebas de VPH? ¿Es eso seguro?

Los cambios de las células en el cuello uterino ocurren muy lentamente. Normalmente toma más de diez años para que los cambios de las células se conviertan en cáncer. En el pasado, se estaban realizando las pruebas de Papanicolaou cada año, pero ahora sabemos que no es necesario realizarlas anualmente, ya que cada 3 años es suficiente. De hecho, realizar las pruebas de Papanicolaou cada año puede conducir a tratamiento innecesario de cambios celulares que nunca se convertirían en cáncer.

Uno de los beneficios de agregar la prueba del VPH es que las mujeres pueden someterse a la prueba del cáncer de cuello uterino con menos frecuencia. Someterse a la prueba de Papanicolaou y del VPH (“pruebas conjuntas”) cada 5 años implica menos pruebas, consultas de seguimiento con el médico y tratamientos que puede que se necesiten. Las mujeres con resultados normales en la prueba del Papanicolaou y del VPH casi no tienen probabilidad de desarrollar cáncer de cuello uterino por lo menos dentro de 5 años. No se tiene mayor seguridad al someterse a las pruebas conjuntas con más frecuencia que una vez cada 5 años.

Se prefieren las pruebas conjuntas, aunque también es aceptable continuar con sólo la prueba de Papanicolaou cada 3 años.

¿Y qué hay con las pruebas para otras partes del cuerpo, o pruebas para los hombres?

En la actualidad, la FDA no ha aprobado ninguna prueba del VPH para los hombres, tampoco existe una prueba aprobada por la FDA para detectar el virus en otra parte del cuerpo que no sea el cuello uterino, incluyendo la boca o la garganta. La FDA solo ha aprobado pruebas para detectar el VPH en el cuello uterino de la mujer, donde los resultados positivos se pueden manejar con pruebas adicionales y tratamiento inmediato si la infección causa crecimiento celular anormal. Aunque se podrían usar las pruebas del VPH en estudios de investigación para detectar el VPH en otras partes del cuerpo, no existe manera probada para manejar los hallazgos positivos. Además, la precisión de la prueba en sí podría estar afectada por la parte donde se toma la muestra y la manera en que se toma la misma.

Finalmente, no existe una prueba útil para saber la “condición de VPH” de una persona, ya que un resultado de una prueba de VPH puede cambiar en un periodo de meses o años a medida que el organismo combate el virus. (Lea la sección “¿Qué significa si da positivo en la prueba del VPH?”).


Fecha de última actualización: 07/21/2014
Fecha de último cambio o revisión: 07/21/2014