Vacunas contra el VPH

+ -Text Size

TEMAS

¿Requieren las mujeres que han sido vacunadas contra el VPH hacerse aún las pruebas de Papanicolaou?

Sí. Las mujeres que han sido vacunadas necesitarán seguir haciéndose las pruebas periódicas para el cáncer de cuello uterino debido a que las vacunas no previenen todos los tipos de VPH que pueden causar el cáncer de cuello uterino. Si su hija o nieta recibe la vacuna, aun así necesitará hacerse las pruebas de Papanicolaou en los tiempos programados para ver si hay cáncer de cuello uterino.

Refiérase a nuestro documento Cáncer de cuello uterino: prevención y detección temprana para leer las guías de la Sociedad Americana Contra El Cáncer sobre las pruebas de detección.

Si las niñas que son vacunadas aún necesitarán la prueba de Papanicolaou, ¿para qué vacunarlas entonces?

Aun cuando las pruebas de Papanicolaou son necesarias, las vacunas pueden prevenir alrededor del 70% de los cánceres de cuello uterino. Sin embargo, aún existen otros tipos de VPH que pueden causar cambios en las células del cuello uterino. La prueba de Papanicolaou no evita que las células en el cuello uterino cambien, pero puede detectar los cambios antes de que se conviertan en cáncer de cuello uterino. Esto significa que si una mujer presenta resultados anormales en una prueba de Papanicolaou, tendrá que someterse a otras pruebas y luego a tratamiento para evitar que las células que han presentado cambios se vuelvan cancerosas. Pero debido a la vacuna, muchas mujeres no llegarán a presentar resultados en sus pruebas de detección que indiquen alguna anormalidad asociada al cáncer de cuello uterino, y por lo tanto no requerirán de pruebas y tratamientos ni para casos de precáncer de esta enfermedad.


Fecha de última actualización: 08/04/2014
Fecha de último cambio o revisión: 08/04/2014