Fumar cigarrillos

+ -Text Size

TEMAS

¿Existe algún tipo de cigarrillo que sea seguro fumar?

No. Todos los cigarrillos causan daño, y el fumar cualquier tabaco es peligroso. Todo tipo de tabaco causa adicción.

Algunas personas fuman menos cigarrillos, tratando de que su hábito resulte menos dañino, lo cual es algo que a la mayoría de los fumadores les resulta muy difícil lograr. Lamentablemente, se ha visto en las investigaciones que incluso fumar pocos cigarrillos, como entre uno y cuatro al día, puede tener consecuencias graves a la salud, incluyendo un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca y un mayor riesgo de morir a una edad más temprana.

Por algún tiempo, los fumadores consideraban que fumar cigarrillos “light” implicaba un menor riesgo para la salud. Esto no es cierto. Los estudios han encontrado que el riesgo de efectos graves contra la salud no es menor en los fumadores de cigarrillos con bajo contenido de alquitrán o “light”. Debido a esto, la Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE.UU. ha prohibido el uso de los términos como “light”, “ligero”, “reducido” en cualquier venta de cigarrillos salvo que la FDA específicamente lo apruebe, algo que nunca se ha dado hasta el momento. Sin embargo, esta regla no aplica a los cigarros pequeños que se parecen a los cigarrillos (lea nuestro documento titulado El fumar cigarros).

Algunas personas piensan que los cigarrillos hechos a manos son una alternativa más económica y segura de fumar, pero estos cigarrillos no son menos dañinos que los de marcas comerciales. De hecho, se ha visto que existe un mayor riesgo de llegar a tener cáncer de laringe, esófago (conducto que conecta la boca con el estómago), boca y faringe (garganta) entre los fumadores de los cigarrillos enrollados a mano que han fumado mucho durante sus vidas, en comparación con los fumadores de cigarrillos empaquetados.

Se han estado vendiendo unas clases más nuevas de cigarrillos como “completamente naturales” que son anunciados como cigarrillos que no contienen químicos ni aditivos, y que son enrollados con filtros 100% algodón. No existe evidencia de que sean más saludables o más seguros que otros cigarrillos, ni hay una buena razón para creer que lo sean. El humo de todos estos cigarrillos, ya sea naturales o de cualquier tipo, contiene muchos agentes que causan cáncer (carcinógenos) y toxinas que se producen con la combustión del tabaco en sí, incluyendo alquitrán y monóxido de carbono.

Incluso los cigarrillos herbarios que no contienen tabaco, producen alquitrán, partículas de residuos y monóxido de carbono, y son dañinos a la salud.

¿Cuál es la opinión acerca de si los cigarrillos mentolados son más seguros?

Los cigarrillos mentolados no son más seguros que los cigarrillos sin saborizantes. De hecho, éstos podrían incluso ser más peligrosos. Estos cigarrillos suelen ser “más fáciles” de fumar, pues el mentol añadido produce una sensación refrescante en la garganta al momento de inhalar el humo. También disminuye el reflejo de la tos y cubre la sensación de sequedad en la garganta que los fumadores a menudo presentan. Las personas que fuman los cigarrillos mentolados pueden inhalar más profundamente y mantienen el humo por más tiempo.

Casi un tercio (32%) de todos los cigarrillos vendidos en los Estados Unidos son mentolados. Estos cigarrillos son los más populares entre los menores de edad, los adolescentes, las personas de raza negra, la comunidad hispana y los fumadores pertenecientes a otros grupos minoritarios.

Hay estudios que han demostrado que las personas que fuman cigarrillos mentolados suelen tener menos probabilidades de tratar de abandonar el hábito y de tener éxito cuando tratan de hacerlo. Al menos un investigador propuso que los fumadores de estos cigarrillos pudiesen intentar cambiar a los cigarrillos no mentolados, antes de que abandonen el hábito por completo, para así mejorar las probabilidades de éxito.

La mayoría de las personas no sabe que muchas de las marcas de cigarrillos que no son publicitadas como cigarrillos mentolados a menudo contienen una pequeña cantidad de mentol. Incluso las pequeñas cantidades de mentol que son demasiado reducidas como para poder ser detectadas por el fumador, tienen la capacidad de hacer que el cigarrillo parezca más suave de fumar y menos irritante. Estas pequeñas cantidades de mentol pueden facilitar la formación del hábito entre fumadores primerizos.

Independientemente de su olor, sabor, apariencia o presentación, todos los cigarrillos son nocivos para la salud. En conclusión, no existe una manera segura de fumar.

¿Son seguros los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos están diseñados para asemejarse a los cigarrillos. Cuando el usuario fuma el cigarrillo electrónico, el sistema suministra un rocío líquido con saborizantes y nicotina que puede asemejarse un poco al humo. El fumador lo inhala, y así la nicotina es absorbida por los pulmones. Algunas personas creen que se pueden usar para ayudar a dejar el tabaco.

Los fabricantes de los cigarrillos electrónicos indican que son seguros, pero esto solo significa que ha encontrado que los ingredientes son seguros para el consumo. Inhalar una sustancia no es lo mismo que tragarla. Existen interrogantes sobre qué tan seguro sea inhalar algunas de las sustancias del vapor que emite el cigarrillo electrónico absorbido por los pulmones. Debido a que los cigarrillos electrónicos no tienen una etiqueta que indique sus ingredientes, el usuario desconoce lo que contienen estos cigarrillos. Las cantidades de nicotina y otras sustancias que una persona recibe de cada cápsula tampoco están claras.

Un estudio realizado por la FDA encontró sustancias que causan cáncer en la mitad de las muestras de los cigarrillos electrónicos sometidos a prueba. También se encontraron otras impurezas, incluyendo una muestra con dietilenglicol (éter de glicol), una sustancia tóxica que se encuentra en el anticongelante de los automóviles.

Los estudios han indicado que los cigarrillos electrónicos pueden causar cambios en los pulmones a corto plazo que son muy parecidos a los cambios causados por los cigarrillos regulares. No obstante, los efectos a la salud a largo plazo aún no están claros. Se están llevando a cabo investigaciones en esta área.

Sabemos que los cigarrillos electrónicos están diseñados para suministrar nicotina, y la nicotina es una sustancia adictiva. Esto sugiere contundentemente que el uso del cigarrillo electrónico resultará en una dependencia, salvo que el usuario descontinúe el hábito de su consumo. Una encuesta del CDC publicada en 2013 indicó que el uso de los cigarrillos electrónicos en los estudiantes de escuela preparatoria (superior) y escuela intermedia (secundaria) se duplicó entre 2011 y 2012, con 10% de los estudiantes de escuela preparatoria y 3% de escuela intermedia usándolos y arriesgándose a convertirse en adictos a la nicotina. Entre los estudiantes de escuela preparatoria, 80% fumó cigarrillos regularmente y usó cigarrillos electrónicos al mismo tiempo.

Debido a que la Sociedad Americana Contra El Cáncer aún desconoce si los cigarrillos electrónicos son seguros y eficaces, no puede recomendarlos para ayudar a las personas a dejar de fumar. Existen métodos probados disponibles para ayudar a las personas a dejar de fumar, incluyendo formas puras de nicotina inhalable, así como inhaladores nasales, gomas de mascar y parches.

Hasta que no se pruebe científicamente que los cigarrillos electrónicos son seguros y eficaces, la Sociedad Americana Contra El Cáncer apoyará la regulación de los cigarrillos electrónicos y las leyes que los tratan como otros productos de tabaco.

Comentario sobre la nicotina

Aunque se sabe que en los cigarrillos las sustancias causantes de cáncer son otras distintas a la nicotina, es ésta la que causa adicción al tabaco. La nicotina es una droga adictiva justo como lo son la heroína y la cocaína, y es lo que hace que la gente continúe consumiendo más. Cualquiera que comienza a fumar o a consumir tabaco de alguna otra forma puede hacerse adicto(a) a la nicotina.


Fecha de última actualización: 06/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 06/03/2014