Los cigarros (puros) y el cáncer

+ -Text Size

TEMAS

¿Qué clase de enfermedades y muertes causa el hábito de fumar cigarros?

El hábito de fumar cigarros incrementa el riesgo de desarrollar muchos tipos de cáncer, incluyendo:

Los estudios han mostrado que las personas que fuman cigarros presentan de cuatro a diez veces más probabilidades de morir de cáncer de boca, laringe y esófago en comparación con los no fumadores. Si usted inhala el humo del cigarro, esto parece estar relacionado con las muertes por cáncer de páncreas, así como por cáncer de vejiga.

Es importante tanto la manera como la cantidad en la que fuma. Los fumadores de cigarros pasan hasta una hora fumando un solo cigarro grande que puede contener tanto tabaco como una cajetilla de cigarrillos. El fumar más cigarros cada día o inhalar el humo del cigarro resulta en una exposición mayor, que a su vez implica mayores riesgos. Los riesgos de salud relacionados con el consumo ocasional (no diariamente) de los puros no son tan claros.

¿Afecta la inhalación del humo el riesgo de cáncer?

Casi todos los fumadores de cigarrillos inhalan el humo, pero en el pasado la mayoría de los fumadores de cigarros generalmente no lo hacían. Puede que esto se deba a que el humo del cigarro tiende a irritar los ojos, la nariz, la garganta y las vías respiratorias. Hay una tendencia reciente entre las compañías de cigarros para cambiar el proceso de fermentación con el fin de que éstos sean más fáciles de inhalar. Este proceso de fermentación y curación mejora el sabor, pero también aumenta los niveles de ingredientes nocivos. Muchos de los cigarros más pequeños que se parecen a los cigarrillos tienen filtros, lo que también hace que sean más fáciles de inhalar.

Para aquellas personas que no lo inhalan, el humo del tabaco no llega a los pulmones en la misma cantidad que lo hace en los fumadores de cigarrillos. Como resultado, el riesgo de muerte de cáncer de pulmón para los fumadores de cigarros que no inhalan el humo no es tan elevado como con los fumadores de cigarrillos. Aun así, sigue siendo muchas veces mayor que el riesgo entre las personas que no fuman. Tenga en cuenta que incluso los fumadores de cigarros que no inhalan el humo siguen respirando las grandes cantidades de humo que salen de sus bocas y de la punta encendida del cigarro.

Los cigarros que son aproximadamente del tamaño de los cigarrillos están cambiando la manera en que los cigarros son fumados, así como la definición de “cigarro”. Las investigaciones han descubierto que cuando se realizan encuestas, y se utilizan ejemplos con marcas de cigarros, esto ayuda a mejor la precisión de los estimados en el uso de cigarros. Algunos fumadores consideran a los cigarros más pequeños como si fueran cigarrillos, y sabemos que ellos tienden a fumarlos de la misma manera. Aún quedan por verse las consecuencias a la salud de este cambio. No obstante, contamos con cierta información ya que los fumadores de cigarros (puros) que han sido fumadores de cigarrillos son más propensos a inhalar.

Según un estudio de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, los fumadores de cigarros que inhalan el humo del puro tienen un riesgo 11 veces mayor de morir de cáncer de pulmón que las personas que no fuman. Este estudio también descubrió que los fumadores de cigarros que inhalan el humo también tienen un mayor riesgo de padecer otros tipos de cáncer. En comparación con los no fumadores, los fumadores de puros que inhalan de manera profunda son:

  • Siete veces más propensos a morir de cáncer de lengua, boca y/o garganta.
  • 39 veces más propensos a morir de cáncer de laringe.
  • Tres veces más propensos al riesgo de muerte por cáncer de páncreas.
  • Cuatro veces más propensos al riesgo de muerte por cáncer de vejiga.

Otros problemas de salud causados por el hábito de fumar

Enfermedades cardiacas y pulmonares

Se sabe que el fumar cigarrillos aumenta el riesgo de padecer enfermedades del pulmón como enfisema o bronquitis crónica. Además, los fumadores de cigarrillos tienen un riesgo doble de morir de ataques al corazón que los no fumadores. Aunque no se asocie tan fuertemente como con fumar cigarrillos, fumar cigarros (especialmente para las personas que inhalan) también aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas y del pulmón como enfisema o bronquitis crónica.

Las enfermedades cardiacas y pulmonares pueden simplemente privar a una persona el placer de vivir por mucho tiempo antes de que muera. Estos problemas pueden comenzar cuando los fumadores tienen entre 40 a 49 años y suelen empeorar a medida que envejecen. Las enfermedades relacionadas con el hábito de fumar pueden hacer que sea más difícil respirar, desplazarse, trabajar o divertirse.

Un estudio a largo plazo descubrió que los hombres que fumaron cigarros o pipas perdieron más de 5 años de vida saludable, y luego fallecieron un promedio de casi 5 años más temprano en comparación con los no fumadores. Merece la pena destacar que este estudio no incluyó a personas que fumaban los tipos de cigarros pequeños más nuevos, los cuales podrían incluso causar mayores riesgos a la salud.

Otros efectos sobre el cuerpo

Al igual que el fumar cigarrillos, fumar cigarros (puros) se asocia con enfermedades en las encías haciendo que éstas se encojan exponiendo más los dientes, incrementado también así el riesgo de perderlos.

Al menos un estudio ha establecido una relación entre el consumo de puros y la impotencia sexual en el hombre (incapacidad de lograr una erección, conocida como disfunción eréctil).


Fecha de última actualización: 06/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 06/03/2014