Los cigarros (puros) y el cáncer

+ -Text Size

TEMAS

El hábito de fumar cigarros (puros)

Muchas personas consideran el hábito de fumar cigarros (puros) como más sofisticado y menos dañino que fumar cigarrillos. Sin embargo, tan sólo un cigarro grande puede contener tanto tabaco como una cajetilla completa de cigarrillos. Además, el humo de segunda mano que produce y que es respirado por otras personas puede permanecer en una habitación durante horas. Los cigarros están hechos de tabaco y representan un peligro para su salud.

El uso de tabaco es responsable de casi una de cinco muertes en los Estados Unidos. Se trata de un comportamiento adquirido (es una acción que las personas deciden poner en práctica). Esto convierte al hábito de fumar en la causa de muerte que más se puede evitar en nuestra sociedad.

¿Cuál es la diferencia entre los cigarros y los cigarrillos?

Para propósitos de impuestos, se define cigarro como "cualquier rollo de tabaco envuelto en hoja de tabaco o en cualquier otra sustancia que contenga tabaco". Por otro lado, un cigarrillo es "cualquier rollo de tabaco envuelto en papel o en cualquier otra sustancia que no contenga tabaco." Contrario a la mayoría de los cigarrillos, los cigarros tradicionales usualmente no tienen filtros.

La mayoría de los cigarros (puros) se hace de un tipo de tabaco que ha sido secado y curado al aire. Las hojas del cigarro primero son añejadas por aproximadamente un año y luego son fermentadas en un proceso de múltiples pasos que puede tomar de 3 a 5 meses. La fermentación causa reacciones químicas y bacterianas que afectan el tabaco, lo cual da a los cigarros (puros) un sabor y olor distinto al de los cigarrillos.

Los cigarros están disponibles en muchos tamaños. Los más pequeños, conocidos como mini puros o puros pequeños, son del tamaño de los cigarrillos. Además de estar disponibles en color café y tal vez ser un poco más largos, éstos incluso parecen cigarrillos. Están disponibles en todos los sabores, y muchos tienen filtros. A menudo se venden en cajetillas de 20. La mayoría de las personas fuman estos puros pequeños de la misma manera que fuman los cigarrillos.

Por otro lado, los cigarros que son un poco más grandes son conocidos como puritos (blunts o cheroot). Éstos contienen más tabaco que los mini puros, y a menudo tienen sabores. Los estudios sugieren que algunas personas los fuman como si fueran cigarrillos y no como cigarros, inhalando y fumando cada día. Estos cigarros se parecen a pequeñas versiones de puros tradicionales, aunque se pueden comprar en paquetes más pequeños.

Los puros grandes puede que contengan más de media onza de tabaco. Esto equivale al tabaco que hay en una cajetilla completa de cigarrillos. Fumar un cigarro grande puede tomar entre una y dos horas. No obstante, muchos de los llamados “puros grandes” son fabricados cuidadosamente para cumplir con la definición legal de un cigarro grande, aun cuando en realidad son bastante pequeños. Esto significa que pueden ser llamados puros grandes o en algunos estados “otros productos de tabaco”, lo que le conviene a las compañías de tabaco (lea la próxima sección).

¿Por qué tantas opciones?

Los cigarros que se venden y fuman como cigarrillos son otra estrategia que la industria del tabaco ha empleado para evadir leyes federales e impuestos. Por ejemplo, a los cigarros grandes y al tabaco suelto le imponen tasas de impuestos más bajas en comparación con las tasas impuestas a los cigarrillos y los cigarros pequeños por el estado y los gobiernos federales. La industria del tabaco utiliza esto para su beneficio.

Ciertos productos de tabaco que se pueden quemar y fumar se pueden vender en cajetillas como si fueran cigarrillos y ser usados como tales, pero no ser considerados legalmente cigarrillos. Esto significa que no están sujetos a las regulaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) relacionadas con la fabricación, condimentación, rotulación y mercadeo. Por ejemplo, a estos productos se les pueden añadir sabores, y se les pueden colocar etiquetas con palabras claves engañosas, como “light” o “low tar” (bajo contenido de alquitrán). También pueden ser mercadeados y vendidos con menos restricciones y con tasas de impuestos mucho más bajas que los cigarrillos.

Aunque la información general muestra que el uso de los cigarrillos ha disminuido, el uso de otros productos de tabaco de combustión (que se pueden quemar y fumar) ha aumentado. Así que estos productos más baratos y menos regulados parecen haber llevado a algunos fumadores de cigarrillos a cambiar a otros productos de tabaco de combustión, y los cigarrillos que se parecen a los cigarros son especialmente populares.

De hecho, debido a que el impuesto federal por el consumo de tabaco fue aumentado en 2009, se ha reportado un aumento en el uso de cigarro grande y pipa de tabaco, mientras que el consumo de cigarrillos y “mini puros” ha disminuido. Este es el resultado de ofrecerle a los fumadores de cigarrillos una opción de tabaco más económica y menos regulada: los cigarros.

¿Causan los cigarros tanta adicción como los cigarrillos?

Los cigarros contienen nicotina, la sustancia en el tabaco que hace que la gente se haga adicta. Los fumadores de cigarros que inhalan el humo absorben la nicotina a través de los pulmones tan rápidamente como los fumadores de cigarrillos. En las personas que no inhalan el humo, la nicotina se absorbe más lentamente a través de la membrana bucal. El humo de los cigarros se disuelve más fácilmente en la saliva que el humo de los cigarrillos. Esto significa que los fumadores de cigarros consiguen la dosis deseada de nicotina sin inhalar el humo hacia sus pulmones. Las personas que consumen tabaco que se mastica y escupe absorben la nicotina de la misma manera. La nicotina es altamente adictiva en cualquiera de sus presentaciones.

Aunque las personas fuman cigarros por distintas razones, el hecho es que, al igual que los cigarrillos, los cigarros liberan nicotina. La mayoría de los cigarros de tamaño regular tiene tanta nicotina como varios cigarrillos. Los cigarrillos contienen alrededor de 8 miligramos (mg) de nicotina en promedio, pero sólo suministran entre 1 y 2 mg al fumador. Muchas marcas populares de cigarros más grandes contienen entre 100 y 200 mg, o incluso hasta 444 mg de nicotina. La cantidad de nicotina que un cigarro proporciona a un fumador puede variar de gran manera incluso entre las personas que fuman el mismo tipo de cigarro. La cantidad de nicotina absorbida depende de un número de factores, como:

  • Por cuánto tiempo la persona fuma el cigarro.
  • Cuántas bocanadas se realizan.
  • Si el fumador inhala o no el humo.

Debido a estos factores y a la amplia variedad de tamaños de los cigarros, es casi imposible hacer un buen cálculo de las cantidades de nicotina que los cigarros más grandes liberan.


Fecha de última actualización: 11/14/2012
Fecha de último cambio o revisión: 02/03/2013