Los cigarros (puros) y el cáncer

+ -Text Size

TEMAS

¿Cómo afecta el humo de segunda mano que se emite de los puros?

Debido a que los puros tienen más tabaco y que suelen quemarse por un tiempo mucho mayor que los cigarrillos, los puros liberan cantidades mayores de humo de segunda mano. Esto también se conoce como humo de tabaco en el ambiente o fumar pasivamente. El humo de segunda mano incluye tanto el humo que sale de la punta del cigarro encendido, como el que exhala el fumador.

Se sabe que todo humo que proviene del tabaco, ya sea de cigarrillos, pipas o cigarros, causa cáncer. En general, el humo de segunda mano que proviene de los cigarros contiene muchas de las mismas toxinas (venenos) y carcinógenos (agentes causantes de cáncer) que el humo del cigarrillo. Algunas de las toxinas e irritantes en el humo del cigarro incluyen:

  • Monóxido de carbono.
  • Nicotina.
  • Ácido cianhídrico.
  • Amoniaco.
  • Aldehídos volátiles (como formaldehído).

Entre los agentes cancerígenos (carcinógenos) que hay en el humo del cigarro y que causan cáncer se encuentran:

  • Benceno.
  • Aminas aromáticas (especialmente carcinógenos, tales como 2-aftilamina y 4-aminobifenilo).
  • Cloruro de vinilo.
  • Óxido de etileno.
  • Arsénico.
  • Cromo.
  • Cadmio.
  • Nitrosaminas.
  • Hidrocarburos aromáticos polinucleares.

Como todo producto del tabaco, los cigarros también pueden contener elementos radiactivos, lo que puede contribuir más al riesgo de cáncer.

Por otra parte, existen algunas diferencias entre el humo del cigarro y del cigarrillo. Estas diferencias se deben al añejamiento y a la fermentación del tabaco del cigarro y al hecho de que la envoltura del cigarro no es tan porosa como la del papel del cigarrillo.

El tabaco del cigarro tiene una concentración alta de compuestos de nitrógeno (nitratos y nitritos). Cuando se fuma el tabaco fermentado, estos compuestos generan varias nitrosaminas específicas del tabaco (TSNA, por sus siglas en inglés), algunas de las sustancias causantes de cáncer más potentes que se conocen. Además, debido a que la envoltura del cigarro es menos porosa, el tabaco no se quema completamente. El resultado son altas concentraciones de óxidos de nitrógeno, amoníaco, monóxido de carbono y alquitrán, las cuales conforman todas sustancias muy nocivas.


Fecha de última actualización: 11/14/2012
Fecha de último cambio o revisión: 02/03/2013