Los cigarros (puros) y el cáncer

+ -Text Size

TEMAS

¿Quién fuma cigarros?

El fumar cigarros (puros) está muy de moda en los Estados Unidos, donde la "cultura del cigarro" es apoyada por las revistas y tiendas de cigarros, bares y centros nocturnos. Muchos fumadores de cigarros se consideran a sí mismos como conocedores de cigarros, algo parecido a los expertos en el vino. Estos fumadores pueden ver los cigarros como un lujo sofisticado a precio razonable que refleja estatus y éxito. Algunos perciben el hábito de fumar cigarros como un signo de gusto y refinamiento. Esta imagen se debe en parte a los esfuerzos de la industria del tabaco por asociar los cigarros con el glamour gracias a la disposición que algunas celebridades y algunos atletas tienen de recibir un pago para fotografiarse fumando cigarros.

Los adolescentes y los adultos jóvenes pueden estar particularmente expuestos a esta clase de mercadeo de cigarros. Pero la relación sugerida entre el cigarro y el éxito en general no es real. De hecho, el consumo de puros es mucho mayor entre los adultos desempleados que en los que trabajan a tiempo completo o parcial. En general, alrededor de 5 millones de personas que tienen 12 años o más fuman puros.

Las ventas de los que son técnicamente definidos como “cigarros pequeños” descendieron un 65% entre 2000 y 2011. Durante el mismo periodo, el incremento en las ventas de los cigarros grandes ha sido drástico (233% entre 2000 y 2011). Algunos de estos productos clasificados actualmente como “cigarros grandes” se venden en cajetillas de 20 unidades, justo como los cigarrillos. Con la excepción del color, estos cigarros lucen como cigarrillos debido al tamaño, la forma, los filtros y la forma en que son empaquetados. Este cambio en los informes oficiales sobre el uso del cigarro se debe principalmente a que la industria del tabaco ahora se está asegurando de que los cigarros pequeños cumplan con la definición legal de los cigarros grandes. Esto permite que la industria del tabaco evada nuevas leyes y tasas de impuestos más elevadas que aplican a los cigarros pequeños.

Algunas compañías añaden saborizantes de fresa, chocolate y otros sabores dulces a los cigarros para hacerlos atractivos entre los fumadores jóvenes que aún no están acostumbrados al sabor del tabaco. Desde noviembre de 2010, estos saborizantes ya no se pueden añadir a los cigarrillos, pero dicha restricción no aplica para los cigarros, lo cual puede resultar en un incremento aún mayor en el consumo de éstos a medida que las compañías de dichos productos aprovechan la carencia de una regulación para estos productos. En la mayoría de los estados, los impuestos en los cigarros son menores que en los cigarrillos de modo que son mucho más baratos. El bajo costo hace que los cigarros sean un atractivo aún mayor para los compradores más jóvenes.

Para más información, lea “¿Por qué tantas opciones?” en la sección “¿Cuál es la diferencia entre los cigarros y los cigarrillos?”.

En el pasado, los fumadores de puros consistían principalmente de hombres de mediana edad y mayores, con altos ingresos y un nivel educativo superior. En la actualidad, muchos consumidores nuevos de puros son adolescentes y adultos que son jóvenes. De acuerdo con la investigación realizada en el 2011, aproximadamente 18% de los chicos y el 8% de las chicas que estudian en la preparatoria (escuela superior) han fumado un cigarro dentro del último mes comparado con el promedio de 5% para el resto de los rangos de edades. Además, en muchos estados, hay más estudiantes de preparatoria fumando cigarros que cigarrillos. En gran parte, esto se debe a que los cigarros a menudo son más baratos, y se venden con sabores de dulces y frutas que atraen a los adolescentes.

Para más información, lea el documento Datos sobre el uso del tabaco en los niños y adolescentes.


Fecha de última actualización: 11/14/2012
Fecha de último cambio o revisión: 02/03/2013