Preguntas acerca del hábito de fumar, el tabaco y la salud

+ -Text Size

TEMAS

¿Qué es lo dañino en el tabaco?

Los cigarrillos, los cigarros (puros) y los productos de tabaco que se fuman con pipa se hacen de hojas secas de tabaco, así como ingredientes añadidos para dar sabor y hacer que el fumar sea más placentero. El humo de estos productos está formado de una mezcla compleja de químicos generados por la combustión (quemado) del tabaco y de sus aditivos. El humo del cigarrillo contiene más de 7,000 sustancias químicas, incluyendo más de 60 que se sabe causan cáncer (carcinógenos). Algunas de estas sustancias también causan enfermedades cardiacas y pulmonares que pueden resultar fatales. Usted se asombraría al saber cuáles son algunas de las sustancias químicas encontradas en el humo del tabaco:

  • Cianuro.
  • Benceno.
  • Aldehído fórmico.
  • Metanol (alcohol de madera).
  • Acetileno (el combustible utilizado en las antorchas).
  • Amoniaco.

Además, el humo del tabaco contiene alquitrán y los gases venenosos monóxido de carbono y óxido de nitrógeno. El ingrediente que produce el efecto que las personas buscan es la nicotina, una droga adictiva y uno de los químicos más fuertes encontrados en el humo del tabaco.

Las hojas de tabaco usadas para hacer los cigarrillos y los puros contienen materia radiactiva; la cantidad depende de la tierra y los fertilizantes usados durante el crecimiento de las plantas. Es así que el humo también contiene pequeñas cantidades de sustancias radiactivas que los fumadores introducen a sus pulmones a medida que inhalan el humo. Estas partículas con radiación se acumulan en los pulmones, y con el tiempo pueden conformar una gran dosis radiactiva. Este puede ser otro factor clave en fumadores que llegan a tener cáncer de pulmón.

¿Causa cáncer el hábito de fumar?

Sí. Fumar causa al menos el 30% de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos y el 87% de las muertes por cáncer de pulmón. Fumar también causa cáncer de la parte superior de la garganta (nasofaringe), cavidad nasal, senos paranasales, labio, laringe, boca, faringe (garganta), esófago y vejiga. También se ha asociado al desarrollo de cáncer en el páncreas, cuello uterino, ovario, colon, recto, riñón y estómago, así como algunos tipos de leucemia. Los cigarrillos, los cigarros (puros), las pipas y los productos de tabaco de uso oral causan cáncer. No existe una manera segura de consumir tabaco.

¿Cómo afecta el humo del tabaco a los pulmones?

El daño a los pulmones comienza temprano en los fumadores, y las personas de una misma edad que fuman cigarrillos tienen un nivel más bajo en el funcionamiento de los pulmones que las que no fuman. La función pulmonar continúa deteriorándose a medida que la persona fuma, pero puede que tome años para que el problema sea los suficientemente notable para que se diagnostique la afección pulmonar. El hábito de fumar causa muchas enfermedades pulmonares que pueden ser casi tan graves como el cáncer de pulmón.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC, o COPD por sus siglas en inglés) es el nombre para referirse a enfermedades de pulmón de largo plazo incluyendo bronquitis crónica y enfisema (las cuales se detallan más adelante). A continuación se presentan algunos datos sobre la EPOC:

  • Más de 12 millones de personas en los Estados Unidos padecen EPOC. Otras 12 millones pudieran tener la enfermedad y ni siquiera saberlo.
  • La enfermedad pulmonar obstructiva crónica es la tercera causa principal de fallecimientos en los Estados Unidos.
  • Más mujeres mueren de EPOC que hombres.
  • Fumar es el factor de riesgo principal en desarrollar EPOC (de 8 a 9 de cada 10 casos son causados por fumar cigarrillos.
  • Más del 90% de las muertes por EPOC son originadas por el hábito de fumar.
  • Entre mayor sea el tiempo y la cantidad que una persona fuma, mayor será su riesgo de llegar a padecer EPOC.
  • No existe cura para EPOC.

La EPOC comúnmente no es detectable cuando comienza entre los fumadores jóvenes, y por lo general empeora bastante antes de ser diagnosticada. El tipo de ruido torácico (como el de la respiración sibilante), la falta de aliento durante actividades, y la toz con mucosidad (flema) son algunas de las señales iniciales de la EPOC.

A través del tiempo, la EPOC puede dificultar la respiración incluso al no estar haciendo actividad alguna. Limita la actividad física y causa graves problemas de salud. La última etapa de la enfermedad pulmonar crónica es considerada como uno de las enfermedades más lamentables para una persona, Ocasiona que la persona respire con jadeos y que sienta como si estuviera ahogándose.

Bronquitis crónica

La bronquitis crónica es una enfermedad en la que las vías respiratorias producen demasiada mucosidad, lo que obliga a la persona a toser para expulsarla. Éste es un problema común para los fumadores. Las vías respiratorias se inflaman (dilatan) y la tos se hace crónica (de larga duración), síntomas que en ocasiones parecen mejorar, pero la tos suele a regresar. Las vías respiratorias se obstruyen por tejido cicatricial y mucosidades, lo cual puede resultar en infecciones pulmonares graves (neumonía).

No hay cura para la bronquitis crónico, pero dejar de fumar puede ayudar a mantener lo síntomas bajo control. Dejar de fumar también ayuda a evitar que el daño ocasionado por la enfermedad empeore.

Enfisema

Fumar es también la principal causa de enfisema, una enfermedad que destruye lentamente la capacidad respiratoria de la persona. El oxígeno llega a la sangre al atravesar un área de superficie extensa en los pulmones. Normalmente, miles de sacos diminutos componen esta superficie. En un enfisema, las paredes entre los sacos se desintegran y crean sacos más grandes, pero en menor número, por lo que la cantidad de oxígeno que llega a la sangre disminuye. Esto disminuye el área superficial del pulmón, lo que reduce la cantidad de oxígeno que llega a la sangre. A través del tiempo, el área de la superficie del pulmón se reduce tanto que una persona con enfisema debe de esforzarse demasiado para poder obtener suficiente oxígeno, incluso al no estar haciendo actividad alguna.

Las señales de enfisema en etapa avanzada puede que incluyan una tos que no se alivia (la cual a menudo es descartada como la común "tos de fumador"), falta de aliento incluso al recostarse, sensación de cansancio y pérdida de peso. Las personas que tienen enfisema presentan riesgo de muchos problemas que causan una función pulmonar deficiente, incluyendo pulmonía. En las etapas finales de la enfermedad, los pacientes sólo pueden respirar sin malestar mediante la ayuda de un tubo de oxígeno colocado en la nariz.

El enfisema no es curable ni reversible, pero puede calmarse, especialmente si la persona deja de fumar.

¿Por qué los fumadores tienen esa "tos de fumador"?

El humo del tabaco contiene muchas sustancias químicas y partículas que irritan las vías respiratorias y los pulmones. Cuando un fumador inhala estas sustancias, el cuerpo trata de eliminarlas al producir mucosidad y al toser.

La conocida tos mañanera de los fumadores se produce por muchas razones. Normalmente, las formaciones parecidas a diminutos vellos (llamados cilios) se proyectan hacia fuera y expulsan los materiales nocivos de los pulmones. Pero el humo del tabaco debilita la acción purificadora, por lo que algunas partículas del humo permanecen en los pulmones y la mucosidad se queda en las vías respiratorias. Mientras un fumador duerme, algunos cilios se recuperan y comienzan a funcionar nuevamente. Al despertar, el fumador tose porque los pulmones están tratando de eliminar los irritantes y la mucosidad acumulados del día anterior.

Los cilios dejarán de funcionar completamente después de la exposición prolongada al humo. Esto causa que los pulmones del fumador estén aún más expuestos y propensos a infecciones e irritaciones.

¿Existe algún peligro si se fuma sin inhalar?

Sí. Dondequiera que el humo toque las células vivas, causa daño. Incluso los fumadores que no inhalan respiran humo de segunda mano, lo cual los pone aun en riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y otras enfermedades.

Incluyendo los que fuman puros y pipas, quienes a menudo no inhalan el humo, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de labio, la boca y la lengua, así como otros tipos de cáncer.

¿Fumar tabaco afecta su corazón?

Sí. Fumar tabaco aumenta el riesgo de padecer de enfermedades del corazón, las cuales representan la principal causa de muerte en los Estados Unidos. Los siguientes son factores de riesgo de enfermedad cardiaca: fumar, hipertensión arterial, alto colesterol, inactividad física, obesidad y diabetes. Pero el mayor factor de riesgo de muerte súbita de ataque al corazón es el hábito de fumar cigarrillos.

Entre las personas que han tenido un ataque cardiaco, los fumadores tienen más probabilidades de morir dentro de la hora a partir del ataque que los no fumadores. El humo del tabaco a niveles muy bajos puede causar daños al corazón, aun cuando la cantidad es muy poca como para causar enfermedad pulmonar.

¿Cómo afecta el hábito de fumar a las mujeres embarazadas y a sus bebés?

Las mujeres embarazadas que fuman ponen en peligro la salud y la vida de sus bebés que están por nacer. Las estadísticas muestran la existencia de una relación directa entre el fumar durante el embarazo y los abortos espontáneos, partos prematuros, bebés de bajo peso, partos en los que el bebé nace muerto, la mortalidad entre recién nacidos y el síndrome de muerte infantil súbita (SIDS, por sus siglas en inglés). Si las mujeres embarazadas no hubiesen fumado, hasta el 5% de las muertes infantiles podrían haberse prevenido. Muchas mujeres saben sobre estos peligros y la mayoría trata de dejar el hábito cuando se enteran de su embarazo.

Cuando una mujer embarazada fuma, lo hace por ambos, ella y su bebé. La nicotina, el monóxido de carbono y otras sustancias químicas peligrosas en el humo entran al torrente sanguíneo, ingresan al cuerpo del bebé y le impiden obtener los nutrientes vitales y el oxigeno que necesita para su crecimiento.

La lactancia es la mejor manera de alimentar a un recién nacido, pero si la madre fuma, el bebé queda expuesto a la nicotina y a otras sustancias en el humo a través de la leche. La nicotina puede causar síntomas indeseables en el bebé, tales como intranquilidad, palpitaciones aceleradas, vómito, periodos más cortos al dormir o diarrea. Es mejor no fumar durante el periodo de lactancia. Pero la lactancia es considerada más saludable para el bebé que la alimentación por biberón, incluso si la madre fuma. Las mujeres que no pueden dejar de fumar de inmediato pueden:

  • Hacer que el hogar sea un lugar libre de humo para evitar la exposición de su bebé al humo de segunda mano.
  • Fumar justo después de amamantar al bebé y dar así más tiempo al cuerpo para eliminar la nicotina de sus organismos, y por tanto, de la leche para la próxima sesión.
  • Reducir la cantidad de cigarrillos tanto como sea posible.

Algunas investigaciones también han sugerido que los niños cuyas madres fumaron durante el embarazo o quienes estuvieron expuestas al humo de segunda mano, incluso en pequeñas cantidades, pueden tener problemas de aprendizaje en la escuela. Además, estos niños pueden ser más pequeños que los niños de las madres no fumadoras. Estos niños también tienen más probabilidad de fumar cuando sean mayores.

¿Cuáles son algunos de los efectos a corto y largo plazo de fumar tabaco?

Fumar causa muchos tipos de cáncer. Pero los cánceres representan sólo aproximadamente la mitad de las muertes relacionadas con el hábito de fumar. Mantener este hábito por un largo plazo también es una causa principal de enfermedades cardiacas, aneurismas, bronquitis, enfisema y apoplejías. Además, ocasiona que la pulmonía y el asma empeoren. Fumar está relacionado con alrededor de la mitad de los casos de enfermedad de las encías en los Estados Unidos, lo cual implica una mayor incidencia de pérdida de los dientes y de cirugías bucales. Las heridas toman más tiempo para sanar y el sistema inmunitario puede que no funcione tan bien en personas que fuman.

Fumar también causa daño a las arterias. Es por eso que muchos cirujanos vasculares se niegan a operar a los pacientes con enfermedad arterial periférica (pobre circulación de la sangre en los brazos y las piernas), a menos que ellos dejen de fumar. Además, los hombres fumadores tienen un riesgo mayor de llegar a tener impotencia sexual (disfunción eréctil) mientras más tiempo fumen.

Fumar también ocasiona muchos otros efectos a corto plazo, como pobre función pulmonar. Por esta razón a los fumadores a menudo les falta la respiración y sufren de tos que causa mucha molestia. A menudo se fatigan rápidamente durante la actividad física. Algunos otros efectos comunes a corto plazo incluyen disminución en la capacidad de los sentidos del olfato y el gusto, envejecimiento prematuro de la piel, mal aliento y dientes manchados.

¿Qué probabilidades hay de que fumar pueda ocasionarle la muerte?

Aproximadamente la mitad de las personas que continúan fumando morirán debido al hábito. En los Estados Unidos, el consumo de tabaco causa casi una de cada cinco muertes; o alrededor de 443,000 casos de muerte prematura cada año. Fumar es la causa individual de muerte que más se puede evitar en nuestra sociedad.

Bajo una perspectiva mayor, el tabaquismo es causa de seis millones de muertes prematuras a nivel mundial cada año. Para el año 2030, se espera que esta cifra incremente a 8 millones si las tendencias actuales sobre el hábito de fumar continúan.


Fecha de última actualización: 11/12/2012
Fecha de último cambio o revisión: 02/04/2013