Preguntas acerca del hábito de fumar, el tabaco y la salud

+ -Text Size

TEMAS

¿Y qué de los cigarrillos electrónicos? ¿Son seguros?

Los cigarrillos electrónicos están diseñados para asemejarse a los cigarrillos, incluyendo la punta encendida. Cuando el usuario fuma, el sistema suministra un rocío líquido con saborizantes y nicotina que puede asemejarse un poco al humo. El fumador lo inhala como si se tratase del humo del cigarrillo, y así la nicotina es absorbida por los pulmones. Por lo general, el cigarrillo electrónico se vende para que los fumadores obtengan nicotina en lugares donde no se permite fumar. Algunas personas creen que se puede usar para ayudar a dejar el tabaco.

Los fabricantes de los cigarrillos electrónicos alegan que los ingredientes son seguros, aunque esto solo significa que se ha descubierto que los ingredientes son seguros al ingerirlos. Inhalar una sustancia no es lo mismo que tragarla. Existen interrogantes sobre qué tan seguro sea inhalar algunas de las sustancias del vapor que emite el cigarrillo electrónico absorbido por los pulmones. Además, los cigarrillos electrónicos no tienen una etiqueta que indique sus ingredientes. Por lo tanto, el usuario desconoce lo que contienen estos cigarrillos. Las cantidades de nicotina y otras sustancias que una persona recibe de cada cápsula tampoco están claras.

Un estudio realizado por la FDA encontró sustancias que causan cáncer en la mitad de las muestras de los cigarrillos electrónicos sometidos a prueba. También se encontraron otras impurezas, incluyendo una muestra con dietilenglicol (éter de glicol), una sustancia tóxica que se encuentra en el anticongelante de los automóviles.

Los estudios han indicado que los cigarrillos electrónicos pueden causar cambios en los pulmones a corto plazo que son muy parecidos a los cambios causados por los cigarrillos regulares. No obstante, los efectos a la salud a largo plazo aún no están claros. Ésta es un área activa de investigación, pero actualmente se desconoce si es seguro usar estos productos.

Sabemos que los cigarrillos electrónicos están diseñados para suministrar nicotina, y la nicotina es una sustancia adictiva. Esto sugiere contundentemente que el uso del cigarrillo electrónico resultará en una dependencia, salvo que el usuario descontinúe el hábito de su consumo. Una encuesta del CDC publicada en 2013 indicó que el uso de los cigarrillos electrónicos en los estudiantes de escuela preparatoria (superior) y escuela intermedia (secundaria) se duplicó entre 2011 y 2012, con 10% de los estudiantes de escuela preparatoria y 3% de escuela intermedia usándolos y arriesgándose a convertirse en adictos a la nicotina. Entre los estudiantes de escuela preparatoria, 80% fumó cigarrillos regularmente y usó cigarrillos electrónicos al mismo tiempo.

Debido a que la Sociedad Americana Contra El Cáncer aún desconoce si los cigarrillos electrónicos son seguros y eficaces, no puede recomendarlos para ayudar a las personas a dejar de fumar. Existen métodos probados disponibles para ayudar a las personas a dejar de fumar, incluyendo formas puras de nicotina inhalable, así como inhaladores nasales, gomas de mascar y parches.

Hasta que no se pruebe científicamente que los cigarrillos electrónicos son seguros y eficaces, la Sociedad Americana Contra El Cáncer apoyará la regulación de los cigarrillos electrónicos y las leyes que los tratan como otros productos de tabaco.

Actualmente, el auge de los cigarrillos electrónicos está aumentando las ventas de los cigarros electrónicos y las e-hookahs (lea la sección "¿Y cuál es la opinión sobre otras formas exóticas de fumar tabaco, como los cigarrillos "clove", "bidis" y "hookahs"?") y de otros dispositivos especiales diseñados para reproducir diferentes tipos de hábitos de fumar usando líquidos vaporizados. La información que se conoce sobre sus ingredientes y seguridad es incluso menor que la de los cigarrillos electrónicos. Al igual que con los cigarrillos electrónicos, resulta necesario investigar y regular a estos nuevos productos.


Fecha de última actualización: 06/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 06/03/2014