Preguntas acerca del hábito de fumar, el tabaco y la salud

+ -Text Size

TEMAS

¿Y cuál es la opinión sobre otras formas exóticas de fumar tabaco, como los cigarrillos "clove", "bidis" y "hookahs"?

Muchas formas de tabaco con sabor se han vuelto populares, especialmente entre los jóvenes. Los cigarros (puros) con sabor, los cigarrillos "clove" y "bidis", así como fumar con "hookahs", a menudo atraen a las personas que quieren probar algo diferente. También les proveen a los jóvenes otra manera de experimentar con el tabaco.

La imagen falsa de que estos productos son limpios, naturales y más seguros que los cigarrillos tradicionales parece atraer a algunas personas que de otra manera no empezarían a fumar. Sin embargo, estos productos tienen muchos de los mismos riesgos que los cigarrillos comunes y otros productos de tabaco. Además, cada uno tiene otros efectos particulares de ese producto.

Cigarros (puros) con sabor

A partir de octubre de 2009, entraron en vigor leyes federales en los Estados Unidos que prohíben los cigarrillos con diversos sabores. Poseerlos o fumarlos no es ilegal, pero comercializarlos en los Estados Unidos sí lo es. Las compañías tabacaleras están en busca de alternativas al producir cigarros pequeños con saborizantes como un producto sustituto a los cigarrillos con sabor, y tanto los niños como los jóvenes los están usando. Para más información, lea nuestros documentos “El hábito de fumar cigarros” y “Datos sobre el uso del tabaco en los niños y adolescentes”.

Cigarrillos "clove"

Los cigarrillos "clove", también llamados "kreteks", provienen de Indonesia y otros países del sureste de Asia. Contienen de 60% a 70% de tabaco y de 30% a 40% de especias molidas, aceite de especias, y otros aditivos. Los químicos en los "kreteks" han sido asociados con asma y otras enfermedades del pulmón.

Los consumidores a menudo tienen la noción errónea de que fumar cigarrillos "clove" es una alternativa más segura que los cigarrillos convencionales. Sin embargo, estos cigarrillos son productos de tabaco con los mismos riesgos a la salud que los cigarrillos comunes. De hecho, han mostrado que los cigarrillos "clove" emiten más nicotina, monóxido de carbono y alquitrán que los cigarrillos normales.

Bidis

Los cigarrillos de sabores, llamados “bidis o beedies”, provienen de India y otros países del sureste de Asia. Éstos son enrollados a mano en una hoja de tabaco sin procesar y amarrados con cordones de colores muy vivos en las puntas. Su popularidad ha crecido debido en parte a que están disponibles en muchos sabores dulces (fresa, vainilla, regaliz y uva), y porque suelen costar menos que los cigarrillos comunes.

Aunque los "bidis" contienen menos tabaco que los cigarrillos comunes, administran niveles más altos de nicotina (la sustancia adictiva en el tabaco) y otras sustancias dañinas, como alquitrán, amoniaco y monóxido de carbono. Los niveles más elevados de nicotina provocan un rápido efecto en el fumador. Debido a que son más delgados que los cigarrillos comunes, se requiere aproximadamente el triple de fumaradas por cigarrillo. Estos no tienen filtro.

Los “bidis” parecen tener todos los mismos riesgos, o más, que los cigarrillos comunes. Los riesgos de ataques al corazón, enfisema, bronquitis crónica y cáncer son mucho más altos en los fumadores de “bidis” que en los no fumadores.

Hookahs (pipas de agua)

Fumar "hookah" (o narghile) comenzó en India y el Medio Este. Los consumidores queman tabaco con saborizantes (conocido como shisha) en una pipa que contiene agua e inhalan el humo a través de una larga manguera. Fumar con hookah se ha vuelto popular entre los jóvenes.

Esta forma de fumar por lo general conforma un evento social en la que los fumadores conversan mientras comparten la pipa. Los hookahs han sido considerados como una alternativa segura a los cigarrillos debido a que el porcentaje de tabaco en el producto es bajo, y la gente cree que el agua filtra las toxinas. Esto es falso. El agua no filtra muchas de las toxinas. De hecho, el humo de hookah contiene más toxinas, tal como nicotina, monóxido de carbono, alquitrán, metales pesados y otras sustancias peligrosas en comparación con el humo del cigarrillo. Además, los usuarios inhalan el humo de segunda mano, así como las toxinas que se liberan de las fuentes de calor que se usan para quedar el tabaco hookah. Se ha sugerido que en una típica sesión de fumar hookah de una hora, los usuarios pueden inhalar de 100 a 200 veces más la cantidad de humo, nueve veces más la cantidad de dióxido de carbono, y casi el doble de la cantidad de nicotina que obtendrían al fumar un cigarrillo.

Varios tipos de cáncer han sido asociados con el fumar hookah, incluyendo el cáncer de pulmón, boca y vejiga. Además, fumar con hookah está relacionado con otros riesgos exclusivos con su uso que no presentes con el hábito de fumar cigarrillos. Por ejemplo, las enfermedades infecciosas pueden propagarse al compartir la pipa o mediante la manera en que se prepara el tabaco.

Actualmente, los anunciantes ofrecen formas más nuevas de fumar hookah que pueden incluir el uso de piedras de vapor o incluso bolígrafos de hookah que funcionan con baterías (pilas). Ambas formas crean un vapor que se inhala, lo que hace que sean muy similares a los cigarrillos electrónicos. Algunas se promocionan como alternativas más puras y saludables que el hookahs regular, aun cuando se conoce menos sobre estas formas de tabaco.

Conclusión

Todas las formas de tabaco son peligrosas. Incluso si los riesgos a la salud fueran menores para algunos productos del tabaco en comparación con otros, todos los productos de tabaco contienen nicotina, lo que puede causar un aumento en su uso y adicción. El consumo de tabaco es inseguro en cualquier cantidad o forma.


Fecha de última actualización: 06/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 06/03/2014