Preguntas acerca del hábito de fumar, el tabaco y la salud

+ -Text Size

TEMAS

¿Puede el dejar de fumar realmente prolongar la vida del fumador?

Sí. Nunca es tarde para abandonar el hábito. Cuanto más temprano se deja de fumar, menores serán las probabilidades de llegar a tener cáncer y otras enfermedades. El cuerpo empieza a restablecerse a partir de minutos de haber fumado el último cigarrillo.

20 minutos después de abandonar el hábito

Su ritmo cardiaco y su presión sanguínea bajan.

    (Effect of smoking on arterial stiffness and pulse pressure amplification, Mahmud A, Feely J. 2003. Hypertension:41:183)

12 horas después de abandonar el hábito

El nivel de monóxido de carbono en la sangre se reduce hasta el valor normal.

    (US Surgeon General’s Report, 1988, p. 202)

De 2 semanas a 3 meses después de abandonar el hábito

Su circulación mejora y su función pulmonar aumenta.

    (US Surgeon General’s Report, 1990, pp.193, 194,196, 285, 323)

De 1 a 9 meses después de abandonar el hábito

Disminuyen la tos, la congestión nasal, el cansancio y la dificultad para respirar; los cilios (estructuras parecidas a vellos pequeños que eliminan el moco de los pulmones) empiezan a recuperar su función normal en los pulmones, lo que aumenta su capacidad para controlar las mucosidades, limpiar los pulmones y reducir el riesgo de las infecciones.

    (US Surgeon General’s Report, 1990, pp. 285-287, 304)

1 año después de abandonar el hábito

El riesgo excesivo de presentar una insuficiencia coronaria se reduce a la mitad del que tienen los fumadores constantes.

    (US Surgeon General’s Report, 2010, p. 359)

5 años después de abandonar el hábito

El riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga se reduce a la mitad. El riesgo de cáncer cervical disminuye al de una mujer que no fuma. El riesgo de ataque cardiaco puede que disminuya al de una persona que no fuma tras 2-5 años.

    (A Report of the Surgeon General: How Tobacco Smoke Causes Disease - The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease Fact Sheet, 2010; Tobacco Control: Reversal of Risk After Quitting Smoking. IARC Handbooks of Cancer Prevention, Vol. 11. 2007, p 341)

10 años después de abandonar el hábito

El riesgo de morir por cáncer de pulmón es alrededor de la mitad de una persona que continúa fumando. Disminuye el riesgo de cáncer de laringe (caja sonora de la voz) y de páncreas.

    (A Report of the Surgeon General: How Tobacco Smoke Causes Disease - The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease Fact Sheet, 2010; and US Surgeon General’s Report, 1990, pp. vi, 155, 165)

15 años después de abandonar el hábito

El riesgo de padecer de insuficiencia coronaria es el mismo que el de una persona que no fuma.

    (Tobacco Control: Reversal of Risk After Quitting Smoking. IARC Handbooks of Cancer Prevention, Vol. 11. 2007. p 11)

Estos son solamente algunos de los beneficios al dejar de fumar por siempre. Dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar diabetes, fomenta un mejor funcionamiento de los vasos sanguíneos y contribuye a la función cardiaca y pulmonar. Dejar de fumar mientras se es joven reducirá más sus riegos a la salud, pero dejar el hábito a cualquier edad puede regresarle años a su vida que de lo contrario perdería si continúa fumando.

¿Dejar el tabaco tiene beneficios que podré notar inmediatamente?

Dejar de fumar ofrece algunas recompensas que usted notará inmediatamente y algunas que se notarán lentamente con el paso del tiempo. Estos beneficios pueden mejorar mucho su vida diaria:

  • Los alimentos tendrán mejor sabor.
  • Su sentido del olfato se normaliza.
  • Su aliento, cabello y ropa huele mejor.
  • Sus dientes y uñas dejan de tener un color amarillento.
  • Las actividades que usualmente realiza le dejan con menos dificultad para respirar (por ejemplo, subir escaleras, quehacer doméstico, etc.).
  • Puede permanecer en edificios que son lugares libres de humo sin tener que salir para poder fumar.

Dejar de fumar también detiene los efectos dañinos del tabaco en su apariencia, incluyendo arrugas prematuras de su piel y enfermedades de las encías.

Supongamos que fumo durante un tiempo, y después dejo de fumar, ¿qué sucede en ese caso?

Fumar empieza a causar daños de inmediato y es altamente adictivo. Lo mismo sucede con otras formas de tabaco. Hay estudios que han determinado que la nicotina es tan adictiva como la heroína, la cocaína o el alcohol. Es la forma de drogadicción más común en los Estados Unidos.

Resulta mucho mejor no empezar nunca a fumar, ni convertirse en adicto a la nicotina, que fumar con la intención de dejar el hábito más tarde. La mejor decisión que puede tomar es rechazar el uso de todas las formas de tabaco.

Al igual que el alcohol, la heroína y la cocaína, la nicotina crea una tolerancia en el cuerpo y promueve la dependencia psicológica. Esto causa que sea mucho más difícil dejar de fumar, aunque con el apoyo adecuado se puede lograr. No obstante, es mucho más fácil si nunca empieza a fumar.

Cuando un ex fumador vuelve a fumar tabaco, incluso años después de haberlo dejado, el cuerpo reacciona de la misma forma que cuando estaba fumando, lo que puede causar que la persona quiera volver a fumar. No piense que usted puede fumar por un corto periodo de tiempo y dejar el hábito cuando usted quiera; casi nunca es así de fácil.


Fecha de última actualización: 11/12/2012
Fecha de último cambio o revisión: 02/04/2013