Sarcoma: cáncer de tejidos blandos en adultos

+ -Text Size

Tratamiento contra el Sarcoma - Cáncer de tejidos blandos en adultos TEMAS

Terapia dirigida para el sarcoma de tejidos blandos

La terapia dirigida es un tipo más nuevo de tratamiento para el cáncer que usa medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar las células cancerosas causando poco daño a las células normales. Estas terapias atacan las partes de las células cancerígenas que hacen que éstas sean diferentes de las células normales y sanas. Cada tipo de terapia dirigida actúa de forma diferente, aunque todas alteran la manera en que una célula cancerosa crece, se divide, se repara por sí misma, o interactúa con otras células.

Olaratumab (Lartruvo)

Este medicamento es un tipo de anticuerpo monoclonal, una versión artificial de una proteína del sistema inmunitario. El olaratumab ataca a la PDGFR-alfa, una proteína en las células tumorales que les puede ayudar a crecer. Al bloquear esta proteína, el olaratumab puede ocasionar que algunos tumores se encojan o dejen de crecer. Esto podría ayudar a las personar a vivir más tiempo.

Este medicamento se puede utilizar junto con el medicamento de quimioterapia, doxorrubicina, para el tratamiento de sarcomas de tejidos blandos que no se puedan curar con cirugía o radioterapia.

El olaratumab se administra como infusión en una vena (IV). Algunas personas presentan como si fueran reacciones alérgicas mientras reciben este medicamento, lo que puede causar síntomas, como presión arterial baja, fiebre, escalofríos y sarpullido. Con menos frecuencia, las reacciones pueden ser más graves o incluso mortales. Otros posibles efectos secundarios de este medicamento incluyen náuseas y vómitos, sensación de cansancio, dolores musculares o articulares, hinchazón en la boca o garganta, caída del cabello, dolor de cabeza, pérdida de apetito, diarrea y daño a los nervios (neuropatía), lo que puede causar entumecimiento, hormigueo o dolor en las manos o los pies.

Pazopanib (Votrient)

El pazopanib bloquea varias enzimas celulares llamadas tirosinas cinasas que son importantes para el crecimiento y la supervivencia celular. En un estudio de pacientes con sarcomas de tejidos blandos avanzados que habían sido tratados con quimioterapia, el pazopanib detuvo el crecimiento de los cánceres en un promedio de alrededor de 3 meses más que en pacientes que recibieron una pastilla de azúcar. Hasta el momento, sin embargo, este medicamento no ha demostrado que ayude a los pacientes a vivir por más tiempo. Este medicamento se toma de manera oral (pastillas o tabletas), una vez al día.

Los efectos secundarios incluyen presión arterial alta, náusea, diarrea, dolor de cabeza, bajos recuentos sanguíneos y problemas hepáticos. En algunos pacientes, este medicamento causa resultados anormales de los análisis de laboratorio, aunque también en pocas ocasiones puede causar daño hepático grave que puede amenazar la vida. También se pueden presentar sangrado, coagulación y problemas con la curación de heridas. En pocas ocasiones, este medicamento causa un problema con el ritmo cardiaco o incluso un ataque al corazón. Si usted está tomando pazopanib, su médico vigilará su corazón con un electrocardiograma, y realizará análisis de sangre para verificar si existen problemas hepáticos o de otra índole.

Imatinib (Gleevec®)

El imatinib es un medicamento inhibidor de la tirosina cinasa aprobado para el tratamiento de tumores del estroma gastrointestinal y algunas clases de leucemias. También puede ser útil en el tratamiento de los tumores desmoides que no se pueden extraer con cirugía. Aunque pocas veces provoca que se reduzca el tamaño de los tumores, a menudo causa que dejen de crecer por un tiempo, lo que puede ser muy útil.

Los efectos secundarios pueden incluir malestar estomacal, diarrea, dolores musculares, y erupciones en la piel. El malestar estomacal se alivia si se toma el medicamento con alimentos. El imatinib también puede causar que las personas retengan los líquidos. A menudo, esto causa cierta hinchazón en el rostro (alrededor de los ojos) o en los tobillos. En pocas ocasiones, el medicamento causa problemas más graves, tal como acumulación de líquido en los pulmones o el abdomen o provoca problemas con la función cardiaca.

Si desea más información sobre un medicamento que está usando en su tratamiento o sobre un medicamento específico que se mencionó en esta sección, pregunte al equipo de atención médica, lea Guide to Cancer Drugs, o llámenos con los nombres de los medicamentos que está tomando.


Fecha de última actualización: 01/21/2014
Fecha de último cambio o revisión: 10/24/2016