Sarcoma: cáncer de tejidos blandos en adultos

+ -Text Size

¿Qué es Sarcoma - Cáncer de tejidos blandos en adultos? TEMAS

¿Qué es el sarcoma de tejidos blandos?

Un sarcoma es un tipo de cáncer que se origina en ciertos tejidos como los huesos o los músculos. Existen dos tipos principales de sarcoma: sarcomas de tejidos óseos y blandos. Los sarcomas de tejidos blandos se pueden originar en tejidos blandos, como los tejidos adiposos, musculosos, nerviosos y fibrosos, así como en los vasos sanguíneos y los tejidos profundos de la piel. Se pueden encontrar en cualquier parte del cuerpo. La mayoría de ellos se desarrolla en los brazos o las piernas. Además, se pueden encontrar en el tronco, la cabeza y el área del cuello, los órganos internos y el área trasera de la cavidad abdominal (conocida como retroperitoneo). Los sarcomas no son tumores comunes, y la mayoría de los cánceres son del tipo de tumores llamados carcinomas.

Existen muchos tipos de tumores de los tejidos blandos, pero no todos son cancerosos. Cuando un tumor no es canceroso, se le llama benigno. Cuando el término sarcoma es parte del nombre de una enfermedad, esto significa que el tumor es maligno (canceroso). Existen alrededor de 50 tipos diferentes de sarcomas de tejidos blandos (no todos se presentan a continuación).

Este documento trata sobre los sarcomas de tejidos blandos en los adultos. Los sarcomas que se originan en los huesos, como los osteosarcomas y los tumores pertenecientes a la familia de Ewing, se discuten en otros documentos. El rabdomiosarcoma, el tipo más común de sarcoma de tejidos blandos que se presenta en niños, también se discute en otro documento.

Tumores de tejido adiposo

Tumores benignos de tejido adiposo

Los lipomas son tumores benignos de tejido conformado por grasa. Son el tipo más común de tumores en tejidos blandos. La mayoría de ellos se encuentran justo debajo de la piel, pero se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo.

Por otro lado, los lipoblastomas son tumores adiposos benignos que se presentan en los bebés y los niños.

Los hibernomas, como los lipomas, también son tumores benignos del tejido adiposo. Son menos comunes que los lipomas.

Tumores cancerosos de tejido adiposo

Los liposarcomas son tumores malignos del tejido adiposo. Pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, pero surgen con mayor frecuencia en los muslos, detrás de la rodilla, y dentro de la parte posterior del abdomen. Éstos ocurren mayormente en los adultos entre los 50 y 65 años de edad.

Tumores de tejido muscular

Existen dos tipos de músculo: músculo liso y músculo esquelético.

El músculo liso se encuentra en nuestros órganos internos como el estómago, los intestinos, los vasos sanguíneos o el útero (matriz) y hace que éstos se contraigan. Estos músculos son involuntarios, es decir, no podemos controlar sus movimientos.

El músculo esquelético algunas veces le llaman músculo estriado, ya que las rayas pueden verse dentro de las células bajo el microscopio. Éste es el tipo de músculo que nos permite mover nuestros brazos y piernas, así como otras partes del cuerpo cuando queremos que ellos se muevan (a esto se le llama movimiento voluntario).

Tumores benignos de músculo

Los leiomiomas son tumores benignos de los músculos lisos. Estos tumores se pueden originar de las paredes de los vasos sanguíneos, por lo que éstos se pueden presentar en casi cualquier parte del cuerpo. Se pueden encontrar tanto en hombres como en mujeres, pero el lugar más común para encontrar un leiomioma son las paredes del útero. A menudo, se les llama fibromas.

Los rabdomiomas son tumores benignos del músculo esquelético.

Tumores malignos de músculo

Los leiomiosarcomas son tumores malignos de los músculos lisos. Al igual que los leiomiomas, los leiomiosarcomas pueden crecer en casi cualquier parte del cuerpo. Estos tumores se encuentran con mayor frecuencia en el retroperitoneo (área en la parte posterior de la cavidad abdominal), los órganos internos, y los vasos sanguíneos. Se presentan con menos frecuencia en los tejidos blandos profundos de las piernas o los brazos. Tienden a presentarse en adultos, particularmente de edad avanzada. Los leimiosarcomas del útero se discuten en nuestro documento Sarcoma uterino.

Por otro lado, los rabdomiosarcomas son tumores malignos del músculo esquelético. Estos tumores comúnmente crecen en los brazos o las piernas, pero también pueden originarse en el área de la cabeza y el cuello, así como en los órganos del aparato reproductor y urinario, tales como la vagina o la vejiga. Los niños lo padecen con mayor frecuencia que los adultos. Para más información, lea nuestro documento Rhabdomyosarcoma.

Tumores del tejido nervioso periférico

El cerebro y la médula espinal son partes del sistema nervioso central. Los nervios que recorren todo el cuerpo son parte de sistema nervioso periférico. Los tumores pueden comenzar en estos nervios periféricos.

Tumores benignos de nervio

Los neurofibromas, los schwannomas (neurilemomas) y los neuromas son tumores benignos de los nervios. Estos tumores pueden surgir en casi cualquier parte del cuerpo. Los neurofibromas son muy comunes en las personas con una afección hereditaria llamada neurofibromatosis (también llamada enfermedad de von Recklinghausen). Algunas veces, los neurofibromas de nervios muy grandes (como los que están en la parte superior de los brazos o el cuello) pueden tornarse malignos.

Tumores malignos de nervio

Los neurofibrosarcomas, los schwannomas malignos y los sarcomas neurógenos son tumores malignos de las células que rodean un nervio. A éstos también se les llama tumores malignos de vaina de nervio periférico.

El tumor del estroma gastrointestinal es un tipo de sarcoma que se origina en el tracto digestivo. Comienza en las células que controlan los músculos que recubren el estómago y los intestinos. Estos músculos propulsan a los alimentos hacia el tracto digestivo. Estos tumores se discuten en detalle en el documento Gastrointestinal Stromal Tumor (GIST).

Tumores del tejido de las articulaciones

Nuestras articulaciones están rodeadas por una cápsula que está hecha de un fuerte tejido llamado sinovio. Este tejido produce un líquido que lubrica las superficies de las articulaciones para que se muevan con facilidad. Los tumores del tejido de las articulaciones pueden comenzar en el sinovio.

Tumores benignos de las articulaciones

El tenosinovitis nodular es un tumor benigno de tejido articular que se presenta con más frecuencia en las manos y que es más común en las mujeres que en los hombres.

Tumores malignos de articulaciones

El sarcoma sinovial es un tumor maligno del tejido que rodea las articulaciones. Tiende a ocurrir con más frecuencia en las rodillas y los tobillos. También se pueden presentar en el hombro y la cadera. Este tumor es más común en niños y adultos jóvenes, aunque puede presentarse en personas de edad avanzada.

Tumores de los vasos sanguíneos y linfáticos

Tumores benignos de vasos

Los hemangiomas son tumores benignos de los vasos sanguíneos. Son bastante comunes y pueden afectar la piel o los órganos internos. A menudo están presentes desde el nacimiento, y algunos desaparecen sin necesidad de tratamiento.

Los linfangiomas son tumores benignos de vasos linfáticos que están usualmente presentes al nacer. La linfa es un líquido que circula en cada tejido del cuerpo y que termina en el sistema venoso. Este líquido contiene productos de desecho de los tejidos y de las células del sistema inmunológico.

Los tumores glómicos son tumores benignos que se encuentran alrededor de los vasos sanguíneos (perivasculares). Por lo general, se detectan debajo de la piel de los dedos de las manos.

Tumores intermedios de vasos

El hemangiopericitoma es otro tumor del tejido perivascular que puede ser benigno o maligno. Se origina con más frecuencia en las piernas, la pelvis y el retroperitoneo (parte posterior de la cavidad abdominal). Este tumor ocurre con más frecuencia en los adultos. Por lo general, este tipo de tumor no se propaga a lugares distantes, aunque tiende a regresar en o cerca del mismo lugar donde se originó, incluso si fue extirpado completamente mediante cirugía.

El hemangioendotelioma es un tumor de vaso sanguíneo que se considera un cáncer de bajo grado (lo que significa que crece lentamente y no se propaga ampliamente). Este tumor crece hacia los tejidos cercanos y a veces puede propagarse a partes distantes del cuerpo (hacer metástasis). Puede originarse en los tejidos blandos o en órganos internos, tales como el hígado y los pulmones.

Tumores malignos de vasos

El angiosarcoma es un tumor maligno que se puede originar a partir de los vasos sanguíneos (hemangiosarcomas) o de los vasos linfáticos (linfangiosarcomas). Estos tumores están asociados con exposición a la radiación (a veces pueden surgir en una parte del cuerpo que ha sido tratada con radiación). A veces se ven en los senos después de la radioterapia contra el cáncer de seno, y en las extremidades que están crónicamente inflamadas debido a que la circulación linfática se encuentra bloqueada (linfedema).

El sarcoma de Kaposi es un cáncer formado por células similares a las que recubren los vasos sanguíneos o linfáticos. En el pasado, el sarcoma de Kaposi era un tipo de cáncer poco común que se observaba principalmente en personas mayores que no tenían problemas inmunológicos aparentes. Sin embargo, este sarcoma se presenta con más frecuencia en personas con sistemas inmunológicos suprimidos (infección con VIH y trasplantes de órganos). Este tipo de cáncer no se explica más en este documento, pero se aborda detalladamente en el documento Kaposi Sarcoma.

Tumores de tejido fibroso

El tejido fibroso forma los tendones y los ligamentos, y cubre los huesos así como otros órganos en el cuerpo.

Tumores benignos fibrosos

Entre estos se incluye:

  • Fibromas.
  • Elastofibromas.
  • Fibromatosis superficial.
  • Histiocitomas fibrosos.

Tumores fibrosos intermedios

Fibromatosis es el nombre dado al tumor del tejido fibroso que presenta características tanto del fibrosarcoma como de los tumores benignos tales como los fibromas y la fibromatosis superficial. Éstos tienden a crecer lentamente, pero a menudo, a un ritmo constante. A estos tumores también se les llaman tumores desmoides, y su nombre más científico es fribromatosis musculoaponeuróticos. Estos tumores no se propagan a lugares distantes, pero causan problemas al crecer hacia los tejidos cercanos. Algunas veces pueden causar la muerte. Algunos médicos consideran que son un tipo de fibrosarcoma de bajo grado, mientras que otros opinan que son una categoría única de tumores del tejido fibroso. Ciertas hormonas, particularmente el estrógeno, estimulan el crecimiento de algunos tumores desmoides. A veces, los medicamentos antiestrogénicos resultan útiles para tratar los tumores desmoides que no pueden ser extirpados por completo mediante cirugía.

El dermatofibrosarcoma protuberans es un cáncer de crecimiento lento del tejido fibroso debajo de la piel, por lo general en el tronco o las extremidades. Crece hacia los tejidos cercanos, pero es raro que se propague a lugares distantes.

Tumores malignos fibrosos

El fibrosarcoma es cáncer en tejido fibroso. Por lo general afecta las piernas, los brazos o el torso. Se presenta con más frecuencia entre personas de 20 a 60 años, aunque puede ocurrir a cualquier edad, incluso en la infancia.

Tumores de tipo de tejido no específico

Los médicos observan el tejido del tumor con un microscopio y realizan otras pruebas; generalmente pueden encontrar similitudes entre la mayoría de los sarcomas y ciertos tipos de tejidos blandos normales. Pero algunos sarcomas no han sido asociados a un tipo específico de tejido blando normal.

Tumores benignos de tipo de tejido no específico

El mixoma es un tumor benigno que suele estar localizado en los músculos, pero que no se origina a partir de las células musculares. Las células de un mixoma producen una sustancia mucosa, que es la característica que distingue a este tumor. Este tumor casi siempre ocurre en adultos.

Los tumores de célula granular por lo general son tumores benignos que se presentan en adultos. Con frecuencia, ocurren en la lengua, aunque pueden ser encontrados en casi cualquier parte del cuerpo.

PEComa es una familia de tumores que están compuestos por células anormales llamadas células epiteliales perivasculares. Aunque la mayoría de estos tumores son benignos, algunos PEComas rara vez son malignos (cancerosos). Los PEComas más comunes son el angiomiolipoma y la linfangioleiomiomatosis (LAM). El angiomiolipoma es un tumor benigno que con más frecuencia afecta a los riñones, mientras que la linfangioleiomiomatosis es una enfermedad que afecta a las mujeres, en la que las células tumores crecen en el tejido pulmonar e interfieren con la función de los pulmones.

Tumores malignos de tipo de tejido no específico

El mesenquimoma maligno es un tipo poco común de sarcoma que presenta algunas áreas con características de fibrosarcoma y otras con características de por lo menos otros dos tipos de sarcoma.

El sarcoma alveolar de partes blandas es un tipo poco común de cáncer que afecta predominantemente a los adultos jóvenes. Estos tumores se presentan con mayor frecuencia en las piernas.

Por otro lado, el sarcoma epitelioide se origina con mayor frecuencia en los tejidos situados debajo de la piel de las manos, los antebrazos, los pies o la parte inferior de las piernas. A menudo afecta a los adolescentes y los adultos jóvenes.

El sarcoma de células claras es un cáncer poco común que suele presentarse en los tendones de los brazos y las piernas. Al ser observado con un microscopio, tiene algunas características del melanoma maligno, un tipo de cáncer que se origina a partir de las células de la piel que producen el pigmento. Se desconoce cómo se originan los tumores cancerosos con estas características que surgen en partes del cuerpo que no sea la piel.

El tumor desmoplásico de células pequeñas y redondas es un tipo poco común de sarcoma que se presenta con mayor frecuencia en el abdomen de los adolescentes y jóvenes adultos. Se llama así porque está formado por pequeñas células cancerosas redondas, las cuales están rodeadas de tejido cicatrizado.

El sarcoma pleomórfico indiferenciado, también conocido como histocitoma fibroso maligno (MFH, por sus siglas en inglés) se encuentra con más frecuencia en los brazos o las piernas. Con menos frecuencia, se puede originar dentro de la parte posterior del abdomen. Este sarcoma ocurre con más frecuencia en los adultos de edad avanzada. Aunque tiende principalmente a crecer localmente, se puede propagar a lugares distantes.

El tumor de células fusiformes y el sarcoma de células fusiformes son nombres que se asignan según la apariencia larga y estrecha de las células cuando se observan con un microscopio. Un tumor de células fusiformes es un tumor con células que lucen como éstas. Este tumor no es un diagnóstico específico o un tipo específico de cáncer. El tumor puede ser un sarcoma o puede ser un sarcomatoide, lo que significa otro tipo de tumor (como un carcinoma) que luce como un sarcoma al observarse en un microscopio.

Otros tipos de sarcoma

Existen otros tipos de tumores llamados sarcomas de tejidos blandos, pero éstos no ocurren con frecuencia.

Condiciones de los tejidos blandos similares a tumores

Algunas condiciones de los tejidos blandos se deben a una inflamación o una lesión y pueden formar una masa parecida a un tumor de tejido blando. A diferencia de un tumor verdadero, no se originan a partir de una sola célula anormal, tienen capacidad limitada para crecer o propagarse a los tejidos anexos y nunca se propagan a través del torrente sanguíneo o el sistema linfático. La fascitis nodular y la miositis osificante son dos ejemplos que afectan los tejidos bajo la piel y los tejidos musculares, respectivamente.


Fecha de última actualización: 01/21/2014
Fecha de último cambio o revisión: 02/12/2014