Sarcoma: cáncer de tejidos blandos en adultos

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Sarcoma - Cáncer de tejidos blandos en adultos? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento del sarcoma de tejidos blandos?

Se están realizando investigaciones en el área de los sarcomas de tejidos blandos. Los científicos aprenden cada vez más acerca de las causas y las maneras de evitar los sarcomas, y los médicos están trabajando para mejorar los tratamientos.

Investigación básica

Los científicos han alcanzado progreso en la comprensión de la forma en que ciertos cambios en el ADN de las células de los tejidos blandos dan lugar a sarcomas. Esta información se está aplicando ya a nuevas pruebas para el diagnóstico y clasificación de los sarcomas. Esto es importante, ya que la clasificación precisa ayuda a los médicos a seleccionar el tratamiento más apropiado. Se espera que esta información conduzca pronto a nuevas estrategias para el tratamiento de estos tumores cancerosos basadas en diferencias específicas entre las células normales y malignas de los tejidos blandos.

Clasificación

La clasificación de la mayoría de los cánceres, incluyendo sarcomas, se basa principalmente en la manera que lucen al ser observados con un microscopio. La investigación reciente ha demostrado que varias clases diferentes de sarcomas de tejidos blandos pueden lucir muy similares cuando se observan con un microscopio. Al usar nuevos métodos de laboratorio, los investigadores descubrieron que la mayoría de los cánceres a los que se les llamada histiocitoma fibroso maligno (MFH) son en realidad formas de liposarcoma, rabdomiosarcoma, leiomiosarcoma y otros sarcomas de alto grado, e incluso carcinomas o linfomas. Aún no se le puede asignar una clasificación precisa a alrededor del 10% al 15% de los cánceres previamente llamados MFH, y a éstos actualmente se les llama sarcomas pleomórficos indiferenciados (aunque el sistema de clasificación actual de la Organización Mundial de la Salud permite el uso de MFH como un nombre alterno).

Quimioterapia

Las investigaciones sobre la quimioterapia contra los sarcomas de tejidos blandos incluyen estudios de nuevos medicamentos y nuevas formas de administrar los que están ya disponibles.

Un nuevo medicamento llamado trabectedin (Yondelis®) ha mostrado beneficiar a algunos pacientes con sarcomas de tejidos blandos. Su uso fue aprobado en Europa, pero aún sigue bajo estudio en los Estados Unidos. En este país, este medicamento está actualmente disponible sólo como parte de un estudio clínico.

Terapia dirigida

Aún más activa que la investigación sobre la quimioterapia es la investigación sobre los llamados medicamentos dirigidos. Estos medicamentos bloquean específicamente las moléculas de las células cancerosas que promueven el crecimiento del cáncer.

Otros medicamentos dirigidos también pueden ser útiles contra los sarcomas. Por ejemplo, el medicamento dirigido sunitinib (Sutent®), parece disminuir el crecimiento de muchos sarcomas. Asimismo, el sirolimus (Rapamune®) ha mostrado ser algo promisorio en el tratamiento de pacientes con PEComa, especialmente linfangioleiomiomatosis pulmonar. El cixutumumab, PD0332991, y ridaforolimus son otros medicamentos que están bajo estudio.

Medicamentos contra la angiogénesis

Los medicamentos que bloquean la formación de nuevos vasos sanguíneos pueden ayudar a destruir los sarcomas al prevenir su alimentación mediante los vasos sanguíneos. Uno de estos medicamentos, el bevacizumab (Avastin®) ha mostrado un poco de beneficio en los pacientes de sarcoma, cuando se administra con doxorrubicina (Adriamycin). El cediranib es un medicamento contra la angiogénesis más reciente que muestra ser promisorio en el tratamiento de cierta clase de sarcomas de tejidos blandos.


Fecha de última actualización: 01/21/2014
Fecha de último cambio o revisión: 02/12/2014