Síndromes mielodisplásicos

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Es posible prevenir los síndromes mielodisplásicos?

Debido a que el hábito de fumar está asociado con el desarrollo de leucemia y síndromes mielodisplásicos (MDS), no fumar puede reducir el riesgo de estas enfermedades. Sin duda, las personas que no fuman tienen menos probabilidades que los fumadores de padecer muchos otros cánceres, así como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y otras enfermedades.

El tratamiento del cáncer con quimioterapia y radiación puede causar MDS. Los médicos están estudiando maneras para reducir al mínimo el riesgo de MDS en pacientes que recibieron estos tratamientos. En algunos cánceres, los médicos pueden tratar de evitar el uso de medicamentos de quimioterapia que tienden a causar MDS. Algunos cánceres, sin embargo, puede que necesiten estos medicamentos específicos. A menudo, se deben sopesar los beneficios obvios de tratar con quimioterapia y radioterapia los cánceres que amenazan la vida del paciente con la pequeña probabilidad de padecer un MDS varios años después.

El evitar la exposición a sustancias químicas que se sabe causan cáncer, como el benceno, pudiese disminuir el riesgo de padecer síndromes mielodisplásicos. Sin embargo, la mayoría de las personas con síndromes mielodisplásicos no tiene ninguna exposición prevenible y conocida a la radiación ocupacional y ambiental ni a sustancias químicas.


Fecha de última actualización: 03/11/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/11/2014