Síndromes mielodisplásicos

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Cuáles son los factores de riesgo de los síndromes mielodisplásicos?

Un factor de riesgo es aquel que aumenta las probabilidades de que padezca una enfermedad como el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Por ejemplo, la exposición de la piel a la luz solar intensa es un factor de riesgo para el cáncer de piel. Fumar es un factor de riesgo para el cáncer de pulmón y muchos otros tipos de cáncer. Sin embargo, los factores de riesgo no lo indican todo. Las personas sin ningún factor de riesgo aún pueden padecer la enfermedad. Además, tener uno, o hasta varios factores de riesgo, no necesariamente significa que se padecerá la enfermedad.

Tratamiento contra el cáncer

El tratamiento previo con quimioterapia es el factor de riesgo más importante del síndrome mielodisplásico. Los pacientes que han sido tratados con ciertos medicamentos de quimioterapia tienen más probabilidades de padecer MDS. Cuando un MDS es causado por el tratamiento contra un cáncer, se le llama MDS secundario o MDS asociado con tratamiento.

Algunos de los medicamentos que pueden causar MDS incluyen:

  • Mecloretamina (mostaza nitrogenada)
  • Procarbazina
  • Clorambucil
  • Etopósido
  • Tenipósido
  • Ciclofosfamida
  • Ifosfamida
  • Doxorrubicina.

La combinación de estos medicamentos con radioterapia aumenta el riesgo aún más. El MDS secundario parece ser más común después del tratamiento de la enfermedad de Hodgkin, del linfoma no Hodgkin o de la leucemia linfocítica aguda infantil. Se origina con menor frecuencia después del tratamiento de los cánceres de seno, de pulmón, de los ovarios, de testículos, del sistema gastrointestinal o de otros cánceres. El MDS también se presenta en pacientes que han tenido trasplantes de células madre (trasplantes de médula ósea) debido a que estos pacientes reciben dosis muy altas de quimioterapia. Aun así, sólo un pequeño porcentaje de personas que son tratadas con estas medicinas padecerá MDS en el futuro.

Si desea más información sobre un medicamento que está usando en su tratamiento o sobre un medicamento específico que se mencionó en esta sección, lea Guide to Cancer Drugs, pregunte a un miembro de equipo de atención médica, o llámenos con los nombres de los medicamentos que esté tomando.

Para más información sobre los cánceres causados por quimioterapia y radioterapia, consulte nuestro documento titulado Second Cancers Caused by Cancer Treatment.

Síndromes genéticos

Algunos problemas de la médula ósea son causados por genes anormales (mutados) que han sido heredados de uno o ambos padres. Las personas con ciertos síndromes hereditarios tienen una probabilidad mayor de padecer MDS. Estos trastornos incluyen anemia de Fanconi, síndrome de Shwachman-Diamond, anemia de Diamond Blackfan, desorden plaquetario familiar y neutropenia congénita grave.

MDS familiar

En algunas familias, el MDS se presenta con más frecuencia de lo esperado.

Tabaquismo

Fumar aumenta el riesgo de MDS. Muchas personas saben que el hábito de fumar puede causar cáncer de pulmón, boca, garganta y laringe, así como de otros órganos, pero pocas conocen que puede afectar las áreas que no tienen contacto directo con el humo. Las sustancias que se encuentran en el humo del tabaco y que causan cáncer son absorbidas por la sangre y pasan a través de los pulmones. Una vez en el torrente sanguíneo, estas sustancias se propagan a muchas partes del organismo.

Exposición ambiental

Los factores de riesgo ambientales, como la radiación y ciertas sustancias químicas, han sido asociados con el MDS. La exposición a dosis elevadas de radiación (como el ser sobreviviente de una explosión atómica o de un accidente nuclear) aumenta el riesgo de padecer un síndrome mielodisplásico. La exposición prolongada en el lugar de trabajo al benceno y a ciertas sustancias químicas utilizadas en las industrias del petróleo y de la goma puede también aumentar el riesgo de padecer MDS.

La edad

El riesgo de padecer MDS aumenta con la edad. Se presenta pocas veces en personas menores de 40 años, con la mayoría de los casos detectados en personas mayores de 60 años.

Sexo

El MDS ocurre con más frecuencia en los hombres.


Fecha de última actualización: 03/11/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/11/2014