Síndromes mielodisplásicos

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Sabemos cuáles son las causas de los síndromes mielodisplásicos?

Algunos casos de síndrome mielodisplásico (MDS) están relacionados con factores de riesgo conocidos, pero la causa se desconoce en la mayoría de los casos.

Durante los últimos años, los científicos han logrado grandes avances en comprender cómo ciertos cambios en el ácido desoxirribonucleico (ADN o DNA, por sus siglas en inglés) de las células de la médula ósea pueden causar que se origine un síndrome mielodisplásico. El ADN es la estructura química que porta las instrucciones para casi todo lo que hacen nuestras células. Por lo general nos parecemos a nuestros padres porque ellos son la fuente de nuestro ADN. Sin embargo, el ADN afecta algo más que nuestra apariencia externa.

Algunos genes (partes del ADN) contienen instrucciones para controlar los procesos de crecimiento y división de nuestras células. Ciertos genes que promueven la división celular se denominan oncogenes. Otros, conocidos como genes supresores de tumores, pueden retrasar la división celular o hasta inducir la muerte de las células en el momento apropiado. Los cánceres pueden ser causados por mutaciones (defectos en los genes) del ADN que activan a los oncogenes o desactivan a los genes supresores de tumores.

La exposición a la radiación o a ciertos químicos puede causar mutaciones que conducen a MDS. Algunas veces estos cambios genéticos ocurren sin ninguna razón aparente. Cada vez que una célula se prepara para dividirse en dos nuevas células debe copiar su ADN. Este proceso no es perfecto y pueden producirse errores de duplicación. Por suerte, las células tienen enzimas de reparación que leen y corrigen el ADN. Cuando una célula no puede corregir el error del ADN, se supone que se autodestruya y muera. Sin embargo, se pueden pasar por alto algunos errores, en especial cuando las células están creciendo rápidamente.

El ADN humano está empacado en 23 pares de cromosomas. A menudo, las células del MDS contienen cromosomas alterados. Las pruebas para identificar estos problemas con los cromosomas pueden ayudar a predecir el pronóstico de pacientes con MDS. Algunas veces, parte de un cromosoma se adhiere a un cromosoma diferente. Esto se conoce como translocación. Al igual que las mutaciones, las translocaciones pueden activar los oncogenes o desactivar los genes supresores de tumores. Las translocaciones que surgen durante la vida de una persona son bastante comunes en algunas formas de leucemia y síndromes mielodisplásicos. Otra anomalía cromosómica que se observa en el MDS se llama una eliminación. Esto es donde parte o todo un cromosoma se ha perdido, o eliminado. Otro tipo de anomalía cromosómica se llama duplicación, lo que significa que existe una copia adicional de parte o todo un cromosoma.


Fecha de última actualización: 03/11/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/11/2014