Síndromes mielodisplásicos

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Síndromes mielodisplásicos? TEMAS

¿Qué hay de nuevo en la investigación y el tratamiento de los síndromes mielodisplásicos?

Genética y biología del síndrome mielodisplásico

En muchos centros de investigación del cáncer se están estudiando las causas, el diagnóstico y el tratamiento de los síndromes mielodisplásicos. Los científicos están avanzando en el conocimiento de una serie de cambios en el ADN de una persona que pueden hacer que las células normales de la médula ósea se transformen en células mielodisplásicas.

Los científicos también están comprendiendo cómo las células estromales de la médula ósea afectan las células del MDS. Las células estromales de la médula ósea se encuentran en la médula ósea, pero no se convierten en células sanguíneas. En lugar de esto, estas células ayudan a fortalecer, nutrir y regular las células productoras de sangre. Los estudios recientes sugieren que aunque las células estromales en los pacientes de MDS no son cancerosas, tampoco son normales, y parecen desempeñar un papel en el desarrollo del MDS. Los científicos han identificado algunas de las señales químicas que son intercambiadas entre las células estromales y las células del MDS.

A medida que vaya surgiendo más información sobre estas investigaciones, éstas se podrán utilizar para diseñar nuevos medicamentos o desarrollar en el futuro la terapia genética. Este método remplaza el ADN anormal de las células cancerosas con ADN normal con el fin de restaurar el control normal del crecimiento celular.

Quimioterapia

Se están realizando estudios para encontrar combinaciones de medicamentos que funcionan bien sin causar graves efectos secundarios. Continuamente se están creando y probando nuevos medicamentos. Los medicamentos sapacitabina y clofarabina han demostrado ser promisorios. Además, se está probando una forma oral (por boca) de la azacitidina.

Actualmente también se realizan investigaciones para saber si existe un grupo de pacientes que se puede beneficiar de quimioterapia más intensiva.

Inmunosupresión

Los investigadores también están buscando diferentes maneras de bloquear los sistemas inmunológicos de los pacientes. El medicamento alemtuzumab (Campath), el cual se usa con más frecuencia para tratar el linfoma y cierto tipo de leucemia crónica, actúa al atacar las células T. Esto suprime el sistema inmunológico, y fue útil en un reciente estudio que se realizó en MDS.

Terapia dirigida

La terapia dirigida es un tipo más nuevo de tratamiento para el cáncer que usa medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar las células cancerosas causando poco daño a las células normales. Estas terapias atacan el funcionamiento interno de las células cancerígenas; la programación y los cambios genéticos que hace que éstas sean diferentes de las células normales y sanas. Cada tipo de terapia dirigida actúa de forma diferente, aunque todas alteran la manera en que una célula cancerosa crece, se divide, se repara por sí misma, o interactúa con otras células.

Algunas terapias dirigidas, llamadas inhibidores de la angiogénesis) funcionan al prevenir el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos. Este tipo de medicamento ha sido útil en el tratamiento de algunos tipos de cáncer que forman tumores, aunque también puede ser útil en cánceres como leucemia y MDS que crece en la médula ósea. Otros tipos de medicamentos de terapia dirigida atacan ciertos genes anormales en las células cancerosas. Algunos medicamentos que han sido estudiados en MDS incluyen bevacizumab, aflibercept, everolimus, sorafenib, sunitinib, y midostaurin.

Para más información sobre terapia dirigida, consulte nuestro documento Targeted Therapy.

Trasplante de células madre

Los científicos continúan refinando este procedimiento para aumentar su eficacia, reducir las complicaciones y determinar qué pacientes pueden probablemente ser ayudados con este tratamiento.

Medicamentos para ayudar con los recuentos sanguíneos

El romiplostim (Nplate®) es un nuevo medicamento que aumenta las plaquetas. Este medicamento fue aprobado para tratar a los pacientes que tienen una enfermedad (llamada ITP) en la que sus sistemas inmunológicos atacan y destruyen sus plaquetas, aunque en estudios más recientes ha ayudado a aumentar los niveles de plaquetas en personas con MDS.


Fecha de última actualización: 03/11/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/11/2014