Pasos para dejar de fumar

+ -Text Size

TEMAS

¿Cómo el hábito de fumar afecta su salud?

Los motivos de salud por lo general son los primeros en la lista de razones que las personas dan para abandonar el hábito de fumar. Ésta es una inquietud muy genuina: fumar causa daños a casi todos los órganos del cuerpo.

La mitad de todos los fumadores que continúan fumando terminan muriendo de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar. Sólo en los Estados Unidos, el hábito de fumar es responsable de casi una de cinco muertes, y más de 16 millones de personas sufren de enfermedades que están relacionadas con el hábito de fumar.

Cáncer

Casi todos sabemos que fumar puede causar cáncer de pulmón; sin embargo, pocas personas se dan cuenta que también está asociado con un mayor riesgo para muchos otros tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de boca, nariz, senos nasales, labio, laringe, garganta (faringe), esófago, vejiga, hígado, riñón, páncreas, ovario, cuello uterino, estómago, colon, recto y leucemia mieloide aguda.

Enfermedades pulmonares

Fumar aumenta significativamente el riesgo de padecer enfermedades del pulmón, tales como enfisema y bronquitis crónica. Estas enfermedades dificultan la respiración y se agrupan bajo el término enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD). COPD causa enfermedades crónicas, incapacidad y con el tiempo empeora – algunas veces resulta fatal. El enfisema y la bronquitis crónica se pueden presentar en personas tan jóvenes como de 40 años, aunque usualmente se encuentran más tarde en la vida, cuando los síntomas son más graves. Las personas que fuman por mucho tiempo tienen el mayor riesgo de COPD grave. La pulmonía y la tuberculosis también están incluidas en la lista de enfermedades causadas o empeoradas por el hábito de fumar.

Ataques al corazón, derrames cerebrales y enfermedades de vasos sanguíneos

Los fumadores tienen el doble de probabilidades de morir a causa de ataques cardiacos, en comparación con los no fumadores. Además, fumar representa un factor de riesgo importante de padecer la enfermedad vascular periférica, un estrechamiento de los vasos sanguíneos que llevan sangre a los músculos de las piernas y de los brazos. Fumar también afecta las paredes de los vasos que llevan sangre al cerebro (arterias de la carótida), lo que puede causar derrames cerebrales. El hábito de fumar puede causar aneurisma aórtico abdominal, en la cual las paredes en capas de la arteria principal del cuerpo (la aorta) se debilitan y se desprenden, a menudo causando la muerte súbita. Además, los hombres que fuman tienen una probabilidad mayor de disfunción eréctil (impotencia) debido a la enfermedad de vasos sanguíneos.

Ceguera y otros problemas

El hábito de fumar aumenta el riesgo de degeneración macular, una de las causas más comunes de ceguera en la vejez. Promueve las cataratas, lo que nubla los lentes de los ojos. También causa arrugas prematuras de la piel, mal aliento, enfermedad de las encías, pérdida de dientes, olor desagradable en la ropa y el cabello, y hace que las uñas y los dientes se tornen amarillentos.

Riesgos especiales para las mujeres y los bebés

Las mujeres tienen algunos riesgos únicos asociados con el hábito de fumar. Las mujeres mayores de 35 años de edad que fuman y usan píldoras para evitar el embarazo (pastillas anticonceptivas) tienen un mayor riesgo de padecer ataques cardíacos, derrames cerebrales y coágulos de sangre en las piernas. Una mujer que fuma tiene más probabilidad de tener un embarazo ectópico (embarazo en las trompas de Falopio), lo que puede poner en peligro la vida de la madre. Además, las fumadoras están propensas a tener un aborto natural o dar a luz a un bebé de bajo peso. Los bebés de bajo peso tienen una probabilidad mayor de morir o de tener problemas físicos y de aprendizaje. También las mujeres que fuman durante la etapa inicial del embarazo tienen más probabilidades de tener bebés con labio leporino y paladar hendido.

Par más información sobre cómo el hábito de fumar afecta a las mujeres y a sus bebés, lea Las mujeres y el fumar.

Años de vida perdidos debido al hábito de fumar

Según los datos recopilados a finales de la década de los años noventa, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, calcularon que los hombres que fuman pierden un promedio de 13.2 años de vida, mientras que las mujeres que fuman pierden 14.5 años de vida debido al hábito.

Cada año, el hábito de fumar causa muertes prematuras de alrededor de 480,000 personas en los Estados Unidos. Además, debido a las enfermedades que el fumar puede causar, este hábito puede robarle su calidad de vida mucho antes de que usted muera. Las enfermedades relacionadas con el fumar pueden limitar sus actividades, ya que puede ser más difícil respirar, desplazarse, trabajar o jugar.


Fecha de última actualización: 04/10/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/10/2014