Pasos para dejar de fumar

+ -Text Size

TEMAS

Terapia de reemplazo de nicotina

Como se indicó anteriormente, la nicotina que contienen los cigarrillos hace que surja una dependencia física. Esto puede causar síntomas desagradables de abstinencia cuando una persona trata de abandonar el hábito. La terapia de reemplazo de nicotina (nicotine replacement therapy, NRT) proporciona la nicotina, en forma de gomas de mascar o chicles, parches, aerosol, inhaladores o pastillas de nicotina para chupar (grageas o losanges de nicotina), sin los otros químicos dañinos del tabaco. La NRT puede aliviar algunos de los síntomas físicos de abstinencia de tal forma que usted pueda concentrarse en los aspectos psicológicos (emocionales) que causa abandonar el cigarrillo. Muchos estudios han demostrado que usar la terapia de reemplazo de nicotina puede casi duplicar las probabilidades de dejar de fumar exitosamente.

¿Cómo funciona la terapia de reemplazo de nicotina?

La terapia de reemplazo de nicotina puede ayudarle con los síntomas de abstinencia difíciles y los deseos de fumar, única razón por la cual del 70% al 90% de los fumadores expresan que no pueden dejar el cigarrillo. El uso de la NRT reduce estos síntomas.

Muchos fumadores pueden dejar de fumar sin usar la NRT, pero la mayoría de los que tratan de dejar el hábito no logra hacerlo en el primer intento. De hecho, los fumadores por lo general necesitan hacer muchos intentos (algunas veces tantos como 10 o más) antes de que puedan dejar el hábito por siempre. La mayoría de las personas que intentan dejar el hábito comienza a fumar nuevamente dentro de los primeros tres meses de haber dejado el hábito.

La falta de éxito está a menudo relacionada con la aparición de los síntomas de abstinencia, Así que no se desanime si empieza a fumar de nuevo. Simplemente haga un plan para dejarlo nuevamente y haga que su intento sea más exitoso al añadir otro método o técnica que le ayude a cesar. Con la terapia de reemplazo de nicotina, usted puede reducir los síntomas de la abstinencia y disminuir la manera en que le afectan mediante la búsqueda de apoyo. Esto ofrece una mejor probabilidad de abandonar el hábito y mantenerse sin fumar.

Métodos para obtener el máximo resultado con la terapia de reemplazo de nicotina

Debido a que la terapia de reemplazo de nicotina (NRT) trata únicamente la dependencia física, no se espera que sea la única cosa que use para ayudarse a dejar de fumar. Usted necesitará otros métodos que ayuden con la parte psicológica (emocional y mental), por ejemplo, un programa para dejar de fumar. Emplee estos sistemas de apoyo durante el tratamiento con la NRT y al menos por algunos meses después de dejar de fumar. Los estudios han demostrado que, cuando se combina el reemplazo de nicotina con apoyo psicológico para cambiar el comportamiento, se pueden mejorar sus probabilidades de abandonar el hábito y no volver a fumar en comparación con métodos que usan una sola estrategia.

El mejor tiempo para comenzar la terapia de reemplazo de nicotina (NRT) es cuando usted deja de fumar por primera vez. No obstante, a menudo los fumadores intentan dejar de fumar primero por sí mismos, y luego deciden probar la terapia de reemplazo de nicotina por un día o más hasta dejar de fumar. Esto no ofrece la probabilidad más alta de éxito, pero no deje que eso le desanime. Hay muchas opciones disponibles para dejar el hábito y mantenerse sin fumar. Simplemente recuerde que a menudo toma muchos intentos.

¿Existen fumadores que no deben usar NRT?

La US Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ) Clinical Practice Guideline on Smoking Cessation sostuvo que la terapia de reemplazo de nicotina (NRT) era segura para todos los adultos fumadores, excepto para las embarazadas y las personas que padecen enfermedades del corazón o del sistema circulatorio. Sin embargo, las guías de práctica clínica del 2008 para el tratamiento de la dependencia del tabaco indican que la terapia de reemplazo de nicotina (en este caso, el parche de nicotina) puede usarse con seguridad bajo la supervisión minuciosa del doctor, incluso por personas con enfermedades del corazón o de los vasos sanguíneos. Los estudios han reportado que los beneficios de dejar de fumar sobrepasan los riesgos de la NRT en personas con enfermedad cardiovascular (corazón y vasos sanguíneos). Cuando se analiza el uso de la NRT, los beneficios de dejar de fumar tienen que superar los riesgos potenciales a la salud de la NRT en cada persona.

Hasta el 2014, aún no existe suficiente evidencia contundente para saber si la NRT es absolutamente segura para las mujeres embarazadas. No obstante, un análisis de seis estudios realizado en 2012 sobre la NRT en 1,745 mujeres embarazadas no demostró que existen diferencias significativas en cuanto a efectos dañinos (tal como tener un aborto espontáneo, parto prematuro, bebé de bajo peso y admisión de recién nacido en una unidad de cuidados intensivos) entre los grupos que recibían la NRT y aquellos que no la usaban. Además, fumar durante el embarazo puede causar estos problemas y muchos más. Por lo tanto, muchos médicos creen que la NRT causa menos daño que el fumar durante el embarazo.

Además, aunque la NRT expone al feto a la nicotina, el fumar también expone al feto a la nicotina y a un número de otros químicos. La nicotina pudiera tener efectos desconocidos en el infante a medida que el niño crece, y esto no ha sido estudiado cuidadosamente por mucho tiempo. Tomando todos estos factores en cuenta, resulta mejor dejar de fumar antes de quedar embarazada. En caso de que sea muy tarde para esto, dejar de fumar durante las primeras etapas del embarazo aún puede reducir significativa muchos riesgos al bebé. Las fumadoras que descubren que están embarazadas deben hablar con sus médicos para obtener ayuda en la selección de la mejor manera para dejar de fumar.

Note que la NRT aún no ha sido probada para ayudar a las personas que fuman menos de 10 cigarrillos al día. Puede que usted quiera hablar con su médico sobre una dosis más baja de NRT si usted fuma menos de eso, pero entiende que necesita reemplazo de nicotina.

¿Se puede obtener demasiada nicotina con la NRT?

Resulta poco común que ocurra una sobredosis de nicotina, aunque esto es posible. Los productos de NRT están etiquetados para igualar la cantidad de nicotina que usted obtiene de la NRT con la cantidad que recibe cuando fuma. Si se usa de esta manera, usted debe recibir una dosis de nicotina bastante cercana a la que ha estado recibiendo de los cigarrillos. Usted no querrá recibir más de eso, pues las dosis más elevadas de nicotina pueden ser perjudiciales. Incluso sólo un poco en exceso puede causar algunos de los síntomas leves que se presentan más adelante. Para evitar esto, siga detenidamente las instrucciones que se proveen sobre las dosis. Además, no use una fuente de calor (como una almohadilla eléctrica o una lámpara de calor) en la piel cercana al lugar donde coloca el parche de nicotina (usted podría absorber más nicotina debido al suministro de sangre adicional).

La nicotina se absorbe a través de la piel y las membranas mucosas. Por lo tanto, usted debe almacenar y deshacerse de su NRT con seguridad. Una sobredosis puede causar la muerte. Debido a que está disponible en un tamaño menor, el problema con una sobredosis es más común con los niños y las mascotas. Mantenga la NRT y cualquier goma de mascar o parches y cartuchos, envases, etc. usados o vacíos fuera del alcance de niños y mascotas. Nunca los tire a la calle ni en cestos de basura abiertos a los que los niños o animales puedan tener acceso.

Es muy raro que un adulto que siga las instrucciones reciba una sobredosis grave. Sin embargo, podría ocurrir una sobredosis especialmente con las formas líquidas (tales como aerosoles e inhaladores) que se absorben rápidamente a través de la piel y las membranas mucosas. Todas las formas de nicotina pueden causar daño si se recibe demasiada.

Los siguientes son algunos síntomas de demasiada nicotina:

  • Dolor de cabeza.
  • Náusea y vómito.
  • Dolor en abdomen.
  • Diarrea
  • Agitación, nerviosismo.
  • Palpitaciones aceleradas o irregulares.
  • Sudor frío.
  • Piel y boca pálida.
  • Debilidad
  • Temblores (agitación).
  • Confusión
  • Problemas con la visión y la audición.
  • Debilidad
  • Alta presión arterial, la cual luego baja.
  • Mareos o desfallecimiento debido a baja presión arterial.
  • Convulsiones
  • Respiración acelerada al principio del envenenamiento, la respiración podría detenerse luego.

Llame a Poison Control y reciba ayuda de urgencia si sospecha de una sobredosis. Si usted está recibiendo NRT como se le recetó y sigue con síntomas leves, como dolor de cabeza, vómitos, diarrea, o sudoración, baje su dosis y hable con su doctor.

¿Cómo sé si soy un fumador leve, habitual o excesivo?

La mayoría de los productos de NRT se recomienda según la cantidad de tabaco que fuma. Sin embargo, no existe formalmente una clasificación de libro de texto ni de algún grupo que defina a un fumador leve, habitual o excesivo.

En general, un fumador leve es alguien que fuma menos de 10 cigarrillos al día. Alguien que fuma una cajetilla o más al día se considera un fumador excesivo. Un fumador habitual se encuentra entre el fumador leve y el fumador excesivo.

Algunas veces un médico usará el término un año cajetilla para describir por cuánto tiempo y cuánto una persona ha fumado. Un año cajetilla se define como el número de cajetillas de cigarrillos que una persona ha fumado cada día multiplicada por el número de años que él o ella ha fumado. Debido a que una cajetilla contiene 20 cigarrillos, una persona que ha fumado 20 cigarrillos al día por un año se considera que ha fumado un año cajetilla. Alguien que haya fumado 30 cigarrillos al día (1½ cajetillas) por cuatro años se identifica como una persona que ha fumado seis años cajetilla (1½ x 4), y así sucesivamente. Ésta es otra manera de determinar cuán elevado pudiera ser su riesgo de una enfermedad relacionada con el hábito de fumar.


Fecha de última actualización: 04/10/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/10/2014