+ -Text Size

Guías de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para la detección temprana del cáncer

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda estas guías sobre pruebas para la detección del cáncer para la mayoría de los adultos. Estas pruebas son usadas para detectar el cáncer antes de que la persona presente síntomas.

Visite nuestro sitio Web www.cancer.org, o llámenos sin costo al 1-800-227-2345 para más información sobre nuestras guías de las pruebas para la detección del cáncer o para saber más sobre lo que usted puede hacer para ayudar a reducir su riesgo de padecer cáncer.

Cáncer de seno (mama)

  • Mamogramas anuales a partir de los 40 años y continuarlos por tanto tiempo como una mujer se encuentre en buena salud.
  • Exámenes clínicos de los senos cada tres años para las mujeres entre los 20 y los 39 años de edad, así como cada año para las mujeres de 40 años o más.
  • Las mujeres deben familiarizarse con el aspecto y sensación natural de sus senos, y notificar inmediatamente al médico cualquier cambio que observen o que sientan en los senos. El autoexamen de los senos es una opción para las mujeres a partir de los 20 años de edad.

Debido al historial médico, historial familiar, tendencia genética u otros factores, algunas mujeres deberán hacerse pruebas de detección con imágenes por resonancia magnética junto con los mamogramas (el número de mujeres que entran en esta categoría es mínimo: menos del 2% de todas las mujeres en los Estados Unidos). Hable con su doctor sobre su historial médico y si debe o no hacerse pruebas adicionales o comenzar las pruebas a una edad más temprana.

Cáncer de colon y de recto, y pólipos

A partir de los 50 años, tanto los hombres como las mujeres deben someterse a uno de los siguientes programas de pruebas de detección:

Pruebas para encontrar pólipos y cáncer

  • Sigmoidoscopia flexible cada 5 años*, o
  • Colonoscopia cada 10 años, o
  • Enema de bario con doble contraste cada 5 años*, o
  • Colonografía CT (colonoscopia virtual) cada 5 años.*

Pruebas para encontrar principalmente cáncer

  • Prueba de sangre oculta en heces basada en guayacol cada año (gFOBT)**, o
  • Análisis inmunoquímico de las heces fecales cada año (FIT)**, o
  • Prueba de ADN en las heces fecales (sDNA) cada 3 años*
* Si la prueba da positivo, se debe realizar una colonoscopia.
** Se debe usar la prueba de muestras múltiples realizada en el hogar. Una prueba realizada por el médico en el consultorio no es suficiente para un examen completo. Si la prueba da positivo, se debe realizar una colonoscopia.

En caso de estar disponibles y si usted está en la disposición de someterse a una de estas pruebas, se prefieren las pruebas que están diseñadas para encontrar tanto el cáncer en etapa temprana como los pólipos. Consulte con un médico sobre cuál prueba es la más adecuada para usted.

Algunas personas deberán someterse a los exámenes de detección bajo un esquema de programación distinto debido a su historial personal o familiar. Consulte con su médico sobre su historial y pregúntele qué programa de pruebas de detección del cáncer colorrectal es el más apropiado para usted.

Cáncer de cuello uterino

  • Las pruebas para el cáncer de cuello uterino deben comenzar a partir de los 21 años de edad. Las mujeres menores de 21 años no deberán someterse a las pruebas.
  • Las mujeres entre los 21 y los 29 años de edad deberán hacerse una prueba de Papanicolaou cada 3 años. La prueba del VPH no debe emplearse para este grupo de edad, salvo que sea requerida tras un resultado anormal en la prueba del Papanicolaou.
  • Las mujeres entre los 30 y 65 años de edad deberán hacerse una prueba de Papanicolaou junto con una prueba del VPH (referido como “prueba conjunta”) cada 5 años. Este es el enfoque preferido, aunque está bien hacerse una prueba de Papanicolaou sola cada 3 años.
  • Las mujeres mayores de 65 años de edad que hayan tenido exámenes regulares de detección de cáncer de cuello uterino con resultados normales no deben someterse a pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. Una vez que se hayan suspendido las pruebas, no se deben volver a comenzar. Las mujeres con un historial de precáncer grave de cuello uterino deben continuar realizándose pruebas durante al menos 20 años después de dicho diagnóstico, incluso si las pruebas continúan después de cumplir los 65 años.
  • Una mujer cuyo útero le haya sido extraído (junto con su cuello uterino) por motivos no relacionados al cáncer de cuello uterino y que no tenga un historial de cáncer de cuello uterino ni alguna condición grave de precáncer no deberá seguir sometiéndose a las pruebas.
  • Una mujer que haya sido vacunada contra el VPH deberá continuar siguiendo las recomendaciones sobre las pruebas de detección para su grupo de edad.

Puede que algunas mujeres requieran un programa de pruebas de detección del cáncer de cuello uterino diferente debido a su historial clínico (infección con el VIH, trasplante de órgano, exposición a la sustancia química DES, etc.). Consulte con un médico o enfermera sobre su historial médico.

Cáncer de endometrio (revestimiento uterino)

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que, al presentarse la menopausia, todas las mujeres deben ser informadas de los riesgos y los síntomas del cáncer endometrial. Las mujeres deben reportar a sus médicos si presentan cualquier sangrado o manchado inesperado.

Puede que algunas mujeres, debido al historial que presenten, necesiten considerar una biopsia endometrial cada año. Por favor, consulte con un médico sobre su historial.

Cáncer de pulmón

La Sociedad Americana Contra El Cáncer no recomienda pruebas para examinar si hay cáncer de pulmón en personas que tienen un riesgo promedio de esta enfermedad. Pero sí contamos con guías para las pruebas de detección dirigidas a personas que tienen un alto riesgo de cáncer de pulmón debido al hábito de fumar cigarrillos. Puede que someterse a las pruebas de detección sea lo adecuado para su caso si usted cumple con todo lo siguiente:

  • Tener entre 55 y 74 años de edad
  • Tener un estado de salud relativamente bueno
  • Tener un historial de fumar con una relación año-cajetilla* de 30 mínimo, Y QUE ADEMÁS no ha dejado de fumar o que no han pasado más 15 años de haber abandonado el hábito. *La relación año-cajetilla se define como el número de cajetillas de cigarrillos fumadas cada día multiplicada por el número de años en que la persona fue fumadora. Es decir, alguien que haya fumado diariamente una cajetilla de cigarrillos por 30 años tendrá un historial de fumador de 30 cajetillas-año. Asimismo, la persona que haya fumado diariamente dos cajetillas al día por 15 años, también tendrá un historial de fumador de 30 cajetillas-año.

Las pruebas para la detección emplean una tomografía por computadora de dosis baja en la región del pecho. Si cumple con los criterios anteriores, deberá consultar con su médico sobre si usted quiere comenzar los exámenes de detección.

Cáncer de próstata

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que los hombres consulten con los doctores para tomar una decisión basada en información sobre si deben o no someterse a las pruebas de detección para el cáncer de próstata. Las investigaciones aún no han probado que los beneficios potenciales de las pruebas superen los peligros de las pruebas y el tratamiento. Opinamos que los hombres no deben hacerse las pruebas sin enterarse sobre lo que se conoce y lo que no se conoce sobre los riesgos y los posibles beneficios de las pruebas y el tratamiento.

A partir de los 50 años de edad, los hombres deben hablar con su médico sobre las ventajas y desventajas de someterse a las pruebas, para que puedan determinar si someterse a las pruebas es la decisión correcta para su caso.

Si es un hombre de raza negra o si tiene un padre o hermano que haya sido diagnosticado con cáncer de próstata antes de los 65 años, usted deberá consultar con su médico sobre este asunto a partir de los 45 años.

Si decide someterse a los exámenes de detección, debe hacerse una prueba de sangre del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) que puede o no estar acompañada de un examen rectal. La frecuencia con la que se hará estos exámenes dependerá de sus niveles de PSA.

Revisiones médicas relacionadas con el cáncer

Para las personas de 20 años o más que se hagan exámenes médicos de forma periódica, una revisión relacionada con el cáncer debe incluir asesoría médica y, dependiendo de la edad y el género, exámenes para cáncer de tiroides, cavidad oral, piel, ganglios linfáticos, testículos y ovarios, al igual que para algunas otras enfermedades además del cáncer.

Tome control de su salud y reduzca su riesgo de cáncer

  • Manténgase alejado del tabaco
  • Logre y mantenga un peso saludable
  • Manténgase activo realizando actividades físicas de forma habitual
  • Lleve una alimentación sana con muchas frutas y verduras
  • Limite la cantidad de alcohol (si es que consume alcohol)
  • Proteja su piel
  • Conozca sus riesgos, su historial médico y el de su familia
  • Acuda al médico rutinariamente para que le hagan revisiones médicas y pruebas para la detección del cáncer

Para información, respuestas a sus preguntas y apoyo relacionado al cáncer, visítenos en Internet en www.cancer.org o llámenos en cualquier momento, de día o de noche, al 1-800-227-2345.


Last Medical Review: 07/06/2015
Last Revised: 07/06/2015