Seguro de salud y ayuda financiera para el paciente con cáncer

+ -Text Size

TEMAS

Opciones de seguro de atención médica para personas que no tienen un plan médico

Evaluación de la cobertura de seguro médico

La nueva ley de atención médica requiere que la mayoría de las personas tenga cobertura médica. Si usted no tiene seguro médico, a continuación presentamos algunas ideas que puede considerar cuando esté buscando cobertura:

Analice detalladamente las opciones del plan médico en su trabajo

Si usted o su conyugue está empleado, a veces es posible agregarse a sí mismo(a), así como a su cónyuge o hijo a la póliza de seguro de salud del empleo durante el periodo abierto de inscripción. También se puede hacer fuera del periodo abierto de inscripción en caso de un evento significativo, por ejemplo, que se haya casado o que usted o su cónyuge haya perdido su empleo por recorte de personal. Consulte con su administrador de planes de atención médica en su organización. Normalmente, la persona a cargo de esto pertenece al departamento de administración de prestaciones o de recursos humanos.

Analice detalladamente al seleccione entre las opciones de seguro médico y de administración de atención médica. A veces se tiene la oportunidad de comparar distintos tipos de cobertura durante los periodos abiertos de inscripción (la apertura de inscripciones es el periodo de tiempo en que los empleados pueden realizar cambios en la cobertura del plan médico. Por lo general ocurre una vez al año).

Algunos planes en el lugar del trabajo podrían ser planes de derechos adquiridos, en los que la cobertura está limitada (con límites anuales y exclusiones por condiciones preexistentes). Verifique antes de inscribirse. (Refiérase a “Planes de derechos adquiridos ofrecidos por empleadores” en la sección “Otros aspectos que debe saber sobre seguros de atención médica”).

Si usted recibe cobertura a través de su empleo (o del de su cónyuge), puede que le resulte útil tener al alcance la dirección de correo electrónico y el número telefónico de su administrador. La cobertura de seguro grupal por lo general es mejor que la cobertura individual. Pero si usted sabe que su cobertura costará más de 9.5% de su ingreso, puede que quiera buscar una mejor oferta en el mercado de seguros médicos de su estado.

Si no puede obtener seguro médico de un empleador

  • Bajo la ley de atención médica, las personas que estén buscando cobertura médica podrán comparar planes y seleccionar el más apropiado en los nuevos mercados de seguros médicos que cada estado tendrá disponible en Internet. El mercado de seguros médicos de su estado recopilará su información y determinará si usted califica para Medicaid o para asistencia financiera dirigida a pagar por la cobertura. Cada mercado de seguros médicos tendrá orientadores entrenados para ayudarle con el proceso. Visite www.healthcare.gov para información en su estado.
  • También puede obtener información sobre el mercado de seguros médicos por teléfono. Para el número de teléfono del mercado de su estado, visite www.healthcare.gov o llame al 1-800-318-2596.
  • Usted puede comprar un seguro médico individual que no sea del mercado de seguros médicos. La mayoría de los planes cumplirá con los requisitos de suficiente cobertura de modo que usted evite la penalidad al rendir la declaración de impuestos, aunque este no será el caso para algunos planes médicos. Asegúrese de preguntar si el plan médico cumple con el requisito mínimo.
  • Un corredor independiente podría ayudarle a buscar un paquete razonable de beneficios.
  • La obtención de empleo por usted o su cónyuge en una compañía grande o una agencia gubernamental es la manera más segura de conseguir acceso a un seguro médico grupal.
  • Algunos estados cuentan con opciones de seguro de atención médica para residentes de bajos ingresos, en los que el estado paga por parte de la cobertura.
  • Investigue si hay HMOs o planes de servicios de salud en su comunidad. A veces puede obtener muy buena cobertura a través de estos planes. Muchos ofrecen un periodo de inscripción abierta cada año durante el cual se aceptan solicitantes independientemente de sus antecedentes de salud.
  • Si ha tenido cobertura a través de un plan auspiciado por un empleador por al menos un día, usted deberá tener la posibilidad de conservar su seguro médico a través de COBRA. Su empleador tiene que comunicarle por escrito sobre la opción de la cobertura COBRA. Para más información, consulte la sección “COBRA”.
  • Infórmese sobre el programa Medicare, que cubre a la mayoría de las personas de 65 años o más, así como a aquellas personas menores de esa edad que tengan una incapacidad y que hayan estado recibiendo beneficios por discapacidad del Seguro Social por dos años.
  • Si usted está en una categoría de bajos ingresos o está desempleado, averigüe si reúne los requisitos para recibir beneficios estatales o locales, como Medicaid.
  • Si está empleado, antes de dejar el trabajo, averigüe si puede convertir su plan de seguro grupal a un plan de seguro individual. Algunos planes de grupo tienen una cláusula para la conversión a planes individuales, pero las primas pueden ser mucho más altas. Generalmente, se debe solicitar estos planes individuales en un periodo de 30 días después de haber dejado el empleo (esto es distinto a la cobertura COBRA que le permite permanecer con el seguro médico grupal pero solamente por un tiempo limitado).

Al buscar opciones de seguro, infórmese de las diferencias en la cobertura. La ley de atención médica requiere que los planes provean un resumen de beneficios y cobertura (Summary of Benefits and Coverage [SBC]). El SBC es un documento sencillo con detalles sobre los beneficios y los costos que le corresponden. Incluye ejemplos de enfermedades específicas para ayudar a comparar cuál plan podría ser el adecuado para usted. Preste atención a lo siguiente:

  • Opciones sobre médicos.
  • Protección contra cancelaciones del plan.
  • Los costos de la prima.
  • Qué es lo que el plan realmente cubre, especialmente en el evento de enfermedades catastróficas (una enfermedad grave como el cáncer en la que las facturas pueden rápidamente acumularse).
  • ¿Cuánto le costarán los deducibles y copagos?

Para más información, refiérase a “Factores que debe tomar en cuenta al adquirir un seguro médico” bajo “Opciones de seguro de salud privado”.

Esté bien atento(a) de los anuncios o agentes que ofrezcan seguros médicos auspiciados por el gobierno o que sean de muy bajo costo. Para más información al respecto, refiérase a “Cobertura falsa de atención médica” de la sección “Otros aspectos que debe saber sobre seguros de atención médica”.

Si usted considera que ha sido tratado(a) injustamente por una compañía de seguros, comuníquese con el comisionado de seguros de su estado. (Lea la sección “Para obtener más información” para encontrar la información del departamento de seguros de atención médica en su estado).

Opciones de seguro de atención médica para los adultos jóvenes

Si está joven y saludable, puede que piense que no necesita preocuparse por tener seguro de atención médica. No obstante, la nueva ley de atención médica requiere que la mayoría de los estadounidenses tengan cobertura médica. Incluso los jóvenes sufren accidentes y padecen graves enfermedades, confrontando la necesidad de recibir atención médica. Existen opciones de seguro médico para el grupo perteneciente a este rango de edad.

Al seleccionar un plan, pregunte sobre la cobertura de pruebas comunes que las personas jóvenes necesitan, como servicios preventivos, exámenes médicos anuales, análisis de sangre o radiografías. Asegúrese que no está adquiriendo un plan de derechos adquiridos que limita los servicios que ofrece.

A continuación se presentan algunas opciones que los adultos jóvenes tienen sobre seguros de atención médica:

A través de la cobertura médica de los padres

La nueva ley de atención médica permite que los jóvenes adultos continúen en el plan médico de sus padres hasta la edad de 26 años, si el plan provee cobertura para dependientes o familiares. Esto significa que los hijos adultos pueden unirse o permanecer en el plan del padre o madre independientemente de que:

  • Estén casados.
  • Vivan con uno de los padres.
  • Estén acudiendo a la escuela.
  • Sean financieramente dependientes de los padres (los adultos jóvenes no requieren estar registrados como un dependiente en la declaración de impuestos de los padres).

La única excepción es cuando el padre o madre tenga un plan a través de su empleo existente y el adulto joven también puede conseguir cobertura a través de su propio empleo. Si los adultos jóvenes no pueden conseguir su propia cobertura a través del empleo, aquellos que pierden la cobertura como dependientes puede que califiquen para COBRA incluso a la edad de 26 años.

El seguro para los jóvenes adultos no puede costar más que el de los hijos dependientes menores de 18 años.

Seguro individual

Para los adultos jóvenes, existen planes de seguro individual por parte de compañías privadas. La nueva ley de atención médica se asegura que las compañías de seguros que vendan planes individuales ya no denieguen su solicitud, le cobren más o que no le ofrezcan ciertos beneficios si tiene alguna condición médica preexistente. Sin embargo, la nueva ley de atención médica prohíbe que las aseguradoras le nieguen cobertura a niños con condiciones preexistentes, y a partir del 2014 tampoco se le podrá negar cobertura a los adultos que tengan condiciones preexistentes. (Lea la sección “Planes privados de seguro de salud”).

Visite www.healthcare.gov o contacte al Departamento Estatal de Seguros para más información. En la sección de páginas azules de su guía telefónica puede encontrar la información sobre el departamento estatal de seguros, o refiérase a la sección “Para obtener más información” para la información de contacto de la National Association of Insurance Commissioners. Si califica, usted también puede considerar cobertura médica para enfermedades catastróficas por parte del mercado de seguros médicos de su estado (Refiérase a “Cobertura catastrófica” en la sección “Otros aspectos que debe saber sobre seguros de atención médica”). Asegúrese de comprender la información sobre la cobertura ofrecida, incluyendo los límites en los beneficios, antes de adquirir el plan.

A través de su empleo o del empleo de su cónyuge

Si su empleador ofrece cobertura, por lo general su solicitud no puede ser rechazada ni se le puede cobrar más debido a su estado de salud. Pero los empleadores pueden negar o restringir la cobertura por otras razones (como trabajar por tiempo parcial), siempre y cuando las razones no estén relacionadas a su salud y éstas apliquen a todos los empleados.

Programas de seguro de salud para estudiantes

Puede que algunas universidades o institutos de enseñanza superior ofrezcan a un costo reducido un seguro médico estudiantil, el cual comúnmente solía tener límites en la cobertura. A partir de 2014, estos límites en la cobertura no están permitidos bajo la nueva ley de atención médica, aunque aún existen regulaciones en desarrollo. Puede que las reglas sean distintas si son seguros médicos autofinanciados u ofrecidos por una asociación estudiantil. Debido a esto, los estudiantes necesitan asegurarse del seguro médico que van a adquirir. También resulta importante comprender los detalles importantes de la cobertura, incluyendo por cuánto tiempo se ofrece la cobertura y si se requiere estar acudiendo a clases para gozar de la misma. A veces una enfermedad grave puede impedir el asistir a clases, siendo ese el momento en que se requiere de la cobertura.

Una ventaja de los planes de los colegios es que a menudo se integran para cubrir cualquier cargo del Servicio de Salud a Estudiantes, el cual ofrece atención médica básica en las instalaciones escolares o del campus. Tenga en cuenta que muchas universidades e instituciones de enseñanza superior cuentan incluso con centros de orientación a los que el estudiante puede acudir para recibir terapia a corto plazo sin costo o con copagos a bajo costo por cada visita Sin embargo, aunque los Servicios de Salud a Estudiantes pueden ser útiles para enfermedades menores, probablemente no serán muy útiles para una persona con una enfermedad grave como el cáncer.

Planes estatales de fondo común para grupos de alto riesgo y planes de seguro para personas con condiciones preexistentes

Planes estatales de fondo común para grupos de alto riesgo: antes de que la nueva ley de atención médica entrara en vigor, las personas con una enfermedad grave, como cáncer, que no tenían seguro médico a través del empleo podían considerar un plan de fondo común para grupos de alto riesgo en la mayoría de los estados. Los planes de fondo común para grupos de alto riesgo son planes médicos autofinanciados que son organizados por cada estado para servir a las personas en alto riesgo que cumplen con los requisitos de selección y que no pueden obtener un seguro grupal. Debido a que la ley de atención a la salud ahora requiere que la mayoría de los planes médicos cubran a las personas con condiciones preexistentes, resulta probable que los estados eliminen los planes de fondo común para grupos de alto riesgo.

Planes de seguro para personas con condiciones preexistentes: debido a que el costo, la calidad y la disponibilidad de los planes médicos estatales de fondo común para grupos de alto riesgo variaban ampliamente, la nueva ley de atención médica creó el Plan de Seguro Médico para Condiciones Preexistentes (PCIP). Este tipo de plan constituyó una manera a corto plazo de proveerles un seguro a personas que no podían obtenerlo en ningún otro lugar. Fueron creados para personas con condiciones de salud preexistentes que habían estado sin seguro médico al menos por 6 meses y a quienes una compañía de seguros privada les negó cobertura (o se les ofreció seguro sin cobertura de la condición preexistente). El gobierno federal cerró las nuevas inscripciones para los planes de seguro médico para condiciones preexistentes a mediados de 2013, aunque las personas que ya se encuentran inscritas en estos planes pudieron permanecer en ellos hasta 2014. Debido a los problemas técnicos con los sitios Web de los mercados de seguros médicos administrados por el gobierno federal y algunos estados, pocos estados han considerado extender los planes médicos para condiciones preexistentes para el 2014. Para más información visite https://pcip.gov/.

Medicaid, Servicios de Salud para Indioamericanos, Dependientes de Militares en Servicio Activo de EE.UU. u otros programas gubernamentales de ayuda

Estos tipos de programas están disponibles para los adultos jóvenes, pero algunos estados excluyen a los estudiantes de tiempo completo en el caso de que estén concentrados en atender mayormente a las personas con bajos ingresos.

Qué hacer al considerar un seguro de salud

Una de las cosas más importantes que un paciente puede hacer antes de un procedimiento o tratamiento consiste en conversar con anticipación sobre los costos y negociar un precio para la atención médica. No tema pedirle un descuento a su médico u hospital (reducir los costos de su atención médica en cualquier cantidad ayudará, aun cuando tenga un seguro médico). Comience con la oficina de facturación de su hospital, y averigüe quién más podría facturar por los servicios prestados. Esto resulta sumamente importante para las personas que no tienen seguro, ya que generalmente no reciben los descuentos que son negociados por las compañías de seguros y a menudo se les factura con precios más altos.

Investigue sobre los fondos del programa Hill-Burton

Algunos hospitales y otros centros de atención médica sin fines de lucro reciben fondos del programa Hill-Burton del gobierno federal, para que puedan ofrecer servicios gratis o a bajo costo para aquellas personas que no puedan pagarlos. Cada centro de atención médica selecciona los servicios que prestará gratis o a bajo costo. Los servicios de Medicare o de Medicaid no son elegibles para la cobertura Hill-Burton. Pero puede que los fondos del programa Hill-Burton cubran servicios que otros programas del gobierno no cubran.

La elegibilidad para el programa Hill-Burton es en función del tamaño y los ingresos familiares, así como de la disponibilidad por un centro de Hill-Burton. Primero, necesitará investigar si hay algún centro de atención en su región que cuente con cualquier obligación Hill-Burton para el cual puede que califique. Si usted recibe atención en dicho centro de atención médica, puede que quiera someter su solicitud para la ayuda del programa Hill-Burton en cualquier momento, ya sea antes o después de que reciba la atención. Para más información, visites su sitio Web en www.hrsa.gov/hillburton. Ahí usted podrá encontrar un listado de los centros que tienen el requisito de ofrecer fondos del programa Hill-Burton, así como los criterios de elegibilidad y respuestas a preguntas frecuentes sobre el programa. O puede llamar al 1-800-638-0742 para solicitar un paquete informativo.

Compare su lista de medicamentos contra los programas de medicamentos de receta a bajo costo

Algunas farmacias, al igual que farmacias dentro de supermercados y tiendas de descuento ofrecen ahora ciertos medicamentos genéricos a costos muy reducidos. La mayoría de las veces, estos medicamentos no incluyen aquéllos contra el cáncer, aunque en algunos programas puede que se incluya el tamoxifeno y otras medicinas relacionadas al tratamiento de dicha enfermedad. Incluso las personas que tienen cobertura pueden reducir sus copagos y ahorrar dinero al obtener algunos de sus medicamentos en versión genérica bajo estos programas a costos muy bajos (entre $4 y $10 USD por cada resuministro de sus medicamentos).


Fecha de última actualización: 01/10/2014
Fecha de último cambio o revisión: 01/10/2014