+ -Text Size

Pacientes en tratamiento:
Orientación financiera para sobrevivientes de cáncer y sus familias

    “Ahora que lo pienso, me doy cuenta que he tenido dos vidas. La primera, fue antes de que me diagnosticaran el cáncer; la segunda, comenzó al día siguiente. Cuando el médico dijo la palabra ‘cáncer’, me sentí presa del pánico y terriblemente solo. Sin embargo, no estaba solo; sabía de alguna manera que todos estaban tratando de ayudarme. No obstante, me era imposible procesar nada de lo que ellos me decían. Parecía que todos me hablaban: los médicos, las enfermeras, así como el personal del seguro médico. Todo se volvió borroso, no quería creer que tenía cáncer.

    Sin embargo, tuve mucha suerte. Mi médico, enfermeras, amigos y familiares me apoyaron en todo momento, me guiaron a través del laberinto de las opciones de tratamiento médico y de los formularios de seguro.

    Más importante aún, me ayudaron a comprender mis propios sentimientos y a sentirme más en control.

    Actualmente estoy en tratamiento, y el pronóstico es alentador. Cada día intento dar pasos pequeños para ayudarme tanto física como emocionalmente. También trato de hacer lo mejor posible en cuanto a la parte financiera. Sé que mi vida no volverá a ser la misma, pero ahora siento que nuevamente es MI vida y si bien no puedo controlar el hecho de tener cáncer, sí tengo el control para sobrellevar esta enfermedad”.

Cómo enfrentarse a algunos problemas difíciles

Es normal tener muchas preocupaciones e inquietudes al momento en que se revela la presencia de cáncer. La mayoría es de tipo emocional, mientras que algunas son sobre cuestiones financieras. Puede parecerle que todo está ocurriendo al mismo tiempo: consultas con médicos y enfermeras, someterse a tratamientos, decidir a quién contarle sobre su diagnóstico y llenar los formularios del seguro. La situación puede parecer abrumadora.

Es por esta razón que es importante recordar que no está solo(a) y que hay ayuda disponible. Por ejemplo, su equipo de atención médica le guiará a través de los tratamientos que requerirá; los grupos de apoyo del cáncer, al igual que sus seres queridos, pueden ayudarle a entender sus sentimientos; además, hay ayuda financiera disponible.

La información a continuación fue preparada para ayudarle a controlar sus finanzas, para que pueda concentrar sus energías en su tratamiento y recuperación. También le proporciona una guía general sobre cómo enfrentar su diagnóstico de cáncer.

Mi familia necesita saber sobre mi diagnóstico, ¿mis amigos también?

Puede que se preocupe por cómo su familia o amigos reaccionarán acerca de su tratamiento contra el cáncer. Hablar con un asesor o trabajador social de oncología le puede ayudar a prepararse sobre cómo hablar con sus seres queridos sobre su diagnóstico. Además, puede recibir ideas llamando a la Sociedad America Contra El Cáncer al 1-800-227-2345 o puede acudir a un consejero con experiencia en ayudar a familias a cómo manejar un diagnóstico de cáncer.

Existen buenas razones para informar sobre su diagnóstico a sus amigos de confianza, así como a su familia. Mantener el cáncer como un secreto le resta energía, y usted podría terminar sintiéndose incluso más cansado y preocupado. La mayoría de la gente querrá ayudarle, pero puede que no sepan cómo. Piense sobre qué ayuda necesita y permita que los demás se la ofrezcan.

Para muchas personas con cáncer y sus familiares resulta de gran ayuda acudir a un grupo de apoyo sobre el cáncer. Llame a la Sociedad America Contra El Cáncer para obtener información sobre los grupos de apoyo en su región. Además podemos ofrecerle información sobre otros recursos y servicios disponibles, así como información sobre el tipo de cáncer y los posibles tratamientos.

Cuando piense en la ayuda que pueda necesitar, no se olvide de la parte financiera. Dependiendo del tipo de cáncer que usted tenga, su estado de salud y su historial financiero, tal vez no pueda cubrir todos sus gastos. Si sus amigos de confianza y los grupos a los que pertenece (religiosos, profesionales, etc.) saben por lo que usted está pasando, puede que puedan ofrecerle ayuda. Algunos de estos grupos tienen fondos de ayuda u ofrecen préstamos de emergencia. Puede ser difícil aceptar este tipo de ayuda, pero entienda que, al ayudarle, sus amigos y familiares sentirán como si están desempeñando una función activa en su recuperación.

¿Debería informar a mi empleador?

Esta es una pregunta difícil y personal. Piénsela cuidadosamente. Si necesita tomar tiempo libre de su trabajo para sus tratamientos, pudiera querer hablar con su jefe para que sepa por qué usted estará ausente. A continuación le presentamos algunas leyes federales de los Estados Unidos que pueden ayudarle y proteger sus derechos durante el tratamiento.

Ley de Estadounidenses con Discapacidades (Americans with Disabilities Act o ADA)

Puede que usted no se considere una persona con una incapacidad, pero esta ley también protege los derechos de las personas que están siendo tratadas contra el cáncer y aplica a empleadores que tengan 15 trabajadores o más. La ley dice que el empleador debe hacer "ajustes razonables" para que usted pueda hacer su trabajo. En otras palabras, el empleador debe coordinar cualquier ajuste razonable especial que tenga para que pueda desempeñar sus actividades, siempre y cuando usted pueda cumplir con sus responsabilidades esenciales. Puede que esto incluya que se le otorgue tiempo para que haga estiramiento, permitirle que trabaje desde casa u ofrecerle algún equipo especial para que desempeñe su trabajo. Los cambios necesarios no deben causar “demasiadas dificultades" al empleador. Para estar cubierto por la ley, su jefe debe estar al tanto de su condición de salud.

Si usted está buscando un nuevo empleo, la Ley de Estadounidenses con Discapacidades puede protegerle. Los empleadores no pueden hacerle un examen médico antes de emplearlo. Una vez que haya sido empleado, pueden hacerle preguntas médicas, sólo si están relacionadas con la realización de su trabajo.

Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA)

Bajo la FMLA, los empleadores con 50 o más empleados deben permitir a los empleados tomar hasta 12 semanas de licencia para ausencia sin pago para atender una enfermedad de gravedad. Esta licencia puede tomarse si se enferma o para atender a ciertos miembros de la familia con una enfermedad grave. Siempre y cuando se ausente bajo la Ley de Licencia Familiar y Médica, su empleador debe mantener su cobertura de seguro médico bajo cualquier plan de salud grupal. Para calificar, los empleados tienen que haber trabajado por al menos un año y un mínimo de 1,250 horas durante los últimos 12 meses. Para ser cubierto por la ley, debe decirle a su empleador sobre su estado de salud (y tal vez al empleador de su cónyuge, en caso de matrimonios).

La mayoría de los empleadores procurará colaborar con usted mientras está en tratamiento. Sin embargo, sigue siendo una buena idea llevar un registro de las conversaciones con el empleador o con las personas a cargo de la administración de los beneficios (prestaciones) para los empleados. Prepare una lista con el nombre de la persona con quien haya hablado, el asunto tratado, la fecha y el lugar en los que se haya hablado, así como cualquier resolución acordada. Guarde copias también de sus evaluaciones. Hay ayuda legal disponible si piensa que ha sido tratado injustamente en su trabajo (remítase a la sección de "Recursos generales").

Si usted ha decidido notificar a su empleador sobre su estado de salud, prepárese con antelación. Primero, hable con su médico sobre la manera en que el tratamiento puede afectar su capacidad para realizar su trabajo. Luego, proporcione a su empleador tanta información como necesite sobre su diagnóstico de cáncer.

Si piensa que hablar con su jefe puede causarle problemas, acuda primero con el trabajador social de oncología de su centro de atención médica, el cual puede que tenga algunas sugerencias sobre cómo evitar los contratiempos.

Aspectos financieros importantes

¿Por qué debería pedirle a otros que me ayuden con mis finanzas?

El manejo de las finanzas toma tiempo y energía. Mientras esté recibiendo su tratamiento, es importante que se concentre en su recuperación. Puede que haya momentos en los que simplemente sienta mucho cansancio para pensar en sus asuntos de dinero; sin embargo, las finanzas son importantes, especialmente ahora. Se ahorrará mucho tiempo y preocupación si mantiene sus registros financieros y médicos de una manera organizada y clara desde el comienzo de su tratamiento.

Un ser querido de confianza puede ayudarle con sus asuntos financieros. Esta persona puede abrir y clasificar por orden de prioridad sus cuentas, leer los estados de cuenta, ubicar los cheques de pago de los beneficios, y así sucesivamente. Sin embargo, no delegue toda la responsabilidad de sus finanzas, usted necesita mantener el control de su dinero.

¿Qué sucede si yo siempre he administrado las finanzas?

Tal vez usted se haya hecho cargo de los asuntos de dinero todo el tiempo, pero ahora es el momento en que necesita la ayuda de la otra persona. Puede que su cónyuge o algún ser querido requiera intervenir durante el momento en que deban tomarse decisiones financieras difíciles, especialmente cuando usted tenga dificultad en tomarlas. Por ejemplo, puede que usted y su familia enfrenten dificultades monetarias y se vean en la necesidad de tener que decidir qué cuentas deben saldar antes que otras. La respuesta a este tipo de preguntas depende de sus prioridades y las de su familia; por lo tanto, puede que requiera que su pareja u algún familiar de confianza le ayude a establecer un claro panorama de su situación financiera para poder tomar estas decisiones. Involucre a sus seres queridos en las decisiones financieras que tome en este momento. Inclúyalos si se reúne con asesores financieros y legales. Esto disminuirá su carga y, por consiguiente, usted podrá concentrarse en su recuperación. Además, las personas que le auxilian aprenderán a administrar las finanzas y tendrán conocimiento sobre sus deseos si por algún motivo usted deja de poder tomar decisiones financieras.

¿Por qué debería involucrar a mis hijos en mis finanzas?

Involucrar a sus hijos en sus finanzas puede que le incomode. Quizás usted piense que su función como padre o madre ha sido la de manejar el dinero de la familia y que al dejar que sus hijos se involucren podría parecer, de cierta forma, que está renunciando a ese control, respeto y privacidad propios de los padres. Obviamente que la edad de sus hijos afectará el nivel en que se involucrarán. Pero los hijos adultos a menudo pueden ofrecer bastante ayuda.

A continuación se presentan algunos asuntos que requieren consideración:

  • Puede que los hijos menores requieran que se les explique que aún tendrán a alguien quien estará al pendiente de su bienestar sin importar los cambios que ocurran.
  • Es probable que sus hijos realmente quieran ayudar.
  • Al aceptar su ayuda, sabrán que usted confía en ellos.
  • Ellos pueden sentir que desempeñan una función activa en su recuperación.
  • En algún momento futuro quizás sus hijos necesiten revisar sus finanzas. Será más fácil para ellos si están ya familiarizados con su situación financiera y han tenido todos la oportunidad de hablar al respecto.

Pasos para crear un plan financiero

Un buen plan consiste siempre en prepararse para lo peor y esperar que nunca ocurra. Esta es la base para muchas de las cosas que hacemos en la vida, como tener un seguro para el carro o la casa, lo cual le da la tranquilidad mental porque sabe que financieramente tiene protección si algo inesperado sucede. Ahora que está recibiendo tratamiento, es una buena idea hacer un plan que incluya:

  • Los más gastos médicos más grandes pagados de su bolsillo.
  • Costos de viajes o traslados.
  • El mayor número de hospitalizaciones.
  • Costos elevados de los medicamentos recetados.
  • Algunos tratamientos experimentales que puede que no sean cubiertos por su seguro médico.
  • Costos de la atención domiciliaria.
  • Alteraciones en su horario de trabajo.
  • Servicios, como por ejemplo el cuidado de los niños, cocina y limpieza.

Algunos de estos costos pueden ser difíciles de calcular. Tal vez quiera hablar de éstos con su médico para que pueda hacer un plan preciso.

Para comenzar su plan financiero, necesitará dar cuatro pasos:

  • Calcule sus gastos.
  • Calcular sus fuentes de ingreso y beneficios.
  • Administrar sus ahorros e inversiones.
  • Planear su patrimonio.

Estos pasos y algunas de las preguntas que pueda tener sobre los mismos se detallan en las siguientes secciones. Además, puede consultar la tabla en "Recursos financieros" que encontrará más adelante en este documento, ya que abordar los temas financieros puede ser un reto para cualquier persona. Los tratamientos contra el cáncer pueden dejarle poca energía para pensar en asuntos de dinero. No sea muy exigente con usted. Algunos temas son más difíciles de enfrentar que otros, por eso procure comenzar con los más fáciles primero.

Paso 1. Calcule sus gastos

El estar recibiendo tratamiento significa lidiar con gastos adicionales, de los cuales algunos pueden ser muy altos. Al mismo tiempo, su ingreso puede disminuir si reduce las horas de trabajo o si no está en capacidad para trabajar. Si crea un plan cuidadosamente, tendrá una mejor preparación para enfrentar estos costos.

Hay tres áreas en las que probablemente tendrá que estirar su presupuesto (estos costos pueden incluir deducibles, copagos, recetas, etc.):

  • Gastos médicos que usted debe pagar de su bolsillo
  • Aumentos en los gastos diarios (éstos pueden incluir el costo de alimentos o dietas especiales, cambios necesarios en la casa o servicios profesionales como los de un abogado o asesor financiero).
  • Gastos especiales (estos costos pueden incluir cualquier cosa que le ayude a sobrellevar el tratamiento contra el cáncer, como pelucas o cosméticos especiales, servicios de limpieza de la casa, paseos para ir a pescar o viajes de placer, tomar alguna clase, etc.).

Haga un presupuesto usando números que se basen en el mayor gasto posible para su plan de atención médica actual, más algo adicional para los gastos por encima de los que están cubiertos. Esto será útil por que le preparará para cualquier gasto emergente que surja. Para obtener ayuda sobre cómo hacer este presupuesto, remítase a la hoja de presupuesto al final de este documento.

Paso 2. Calcule su ingreso y beneficios

Ahora es el momento para determinar las fuentes de ingreso y los beneficios (prestaciones) que recibe actualmente. Luego, determine cuáles fuentes tendría si tuviera que dejar de trabajar. Existen fuentes financieras para ayudarle durante el tratamiento. Investigue si puede disponer o mantener estas posibles fuentes de ingreso y cómo lo haría en caso de sí tenerlas disponibles:

  • Programas médicos gubernamentales.
  • Seguro por incapacidad a largo plazo.
  • Otros programas gubernamentales.
  • Créditos u otros préstamos.
  • Seguro de vida
  • Beneficios o prestaciones laborales.

¿Es la cobertura médica un recurso valioso?

El seguro de salud o cobertura médica es uno de los recursos más valiosos que se tiene al enfrentarse al cáncer. Los costos pagados o reembolsados por su plan médico pueden ascender a una cantidad muy grande con el tiempo.

Asegúrese de leer cuidadosamente su plan médico tan pronto como reciba su diagnóstico. Si algunas partes del plan le confunden, llame para obtener respuestas. Si su plan es a través de una compañía aseguradora, póngase en contacto con el departamento de atención o servicio al cliente o por el departamento de reclamaciones. Haga esto antes de presentar una reclamación. Si una organización para el mantenimiento de la salud (HMO, por sus siglas en inglés) provee su plan de salud, póngase en contacto con el centro de información o de servicios al paciente. Para darle respuestas correctas, la compañía puede preguntarle cuál es su plan y sus números de identificación o de afiliación, por consiguiente, téngalos a la mano.

Es importante asegurar que cualquier proveedor de atención médica (por lo general, un médico) al que acuda sea aprobado por su plan de seguro de salud. Algunos planes no pagarán por nada si se acude a un proveedor no participante. Además, es común que los representantes de atención a clientes de su plan médico les den información que incluya una advertencia de que no pueden garantizar que la información que le proporcionan es precisa. Puede que requiera que le comuniquen con un representante de reclamos para enterarse de qué es lo que está cubierto. En algunos casos, su médico debe preparar una propuesta de tratamiento y conseguir una declaración con lo que está cubierto por parte del departamento de reclamos.

Parte de una buena planeación consiste en saber lo que está cubierto y cuál será el monto de sus gastos de bolsillo antes de que incurra en ellos.

¿En qué debo fijarme al seleccionar una póliza?

Para evaluar su póliza, es necesario que entienda algunos términos: deducible, coaseguro y copago.

Deducible. Un deducible es el monto que debe pagar de su bolsillo cada año antes de que el plan de atención médica comience a pagar una parte de la factura. Si su deducible es alto, por ejemplo de $2,500 o más, considere comprar una póliza con un deducible más bajo, aunque esto puede aumentar sus primas (lo que paga por el seguro). Asegúrese de realizar los cálculos para garantizar que un pago mayor de las primas dentro del lapso de un año no resulte mayor que la cantidad de la diferencia en el deducible.

Si su afiliación es con una HMO, puede que no tenga que pagar deducible. Sin embargo, recuerde que este tipo de plan usualmente no cubre sus gastos si usted acude a otros médicos u hospitales fuera de la HMO.

Coaseguro. El coaseguro es la parte de cualquier gasto que usted debe pagar. Por ejemplo, el plan puede cubrir un 80% de los costos aprobados de un tratamiento, entonces usted deberá pagar un 20%. Ésta sería su cantidad del coaseguro La cantidad que ellos esperan que usted pague varía de plan a plan.

Algunos planes tienen una cantidad límite (un tope) que usted debe pagar de su bolsillo, la cual constituye lo máximo que usted podría tener que pagar por persona o familia (dependiendo del plan) cada año. Por ejemplo, una compañía de seguro puede tener un límite de $5,000, lo que significa que después de haber pagado $5,000 en deducibles y coaseguro, la compañía de seguro pagará por el resto del año el 100% de los gastos cubiertos.

Es una buena idea hacer un presupuesto que incluya el máximo de gastos médicos que usted deba pagar de su bolsillo, así como los gastos que no estén cubiertos.

Copago. La mayoría de los planes administrados de atención médica, como las HMO y las organizaciones de proveedores preferentes (PPO, por sus siglas en inglés), requieren que usted pague una cantidad pequeña cada vez que recurra a su proveedor de atención médica. La cantidad que se le cobra se le conoce como copago. Con este tipo de plan, usted tal vez también deba pagar una pequeña cantidad por los medicamentos que requieran receta. Sin embargo, los copagos podrían sumar una cantidad mayor si acude a varios médicos en una misma semana o si requiere de muchos medicamentos con receta. Nuevamente, es una buena idea calcular cuánto gastará semanalmente en copagos, y luego coloque estos montos en su presupuesto.

En el sector de los servicios de atención médica que actualmente está en constante cambio, muchos de los planes tienen deducibles, copagos y coaseguros. Asegúrese de saber cómo funciona su póliza.

¿Estará cubierto todo?

Al menos cuatro tipos de gastos no estarán cubiertos por su plan de atención médica, y éstos pueden ser costosos. Entre estos gastos se incluyen los medicamentos que requieren receta, las consultas con psicólogos o consejeros profesionales, la atención domiciliaria y los tratamientos experimentales. También es importante mencionar que es posible que usted tenga que pagar la parte de los conceptos cubiertos que el seguro no paga. Por ejemplo, un médico cobra $300 por un procedimiento pero el plan de seguro sólo paga $250, por lo que usted podría pagar el monto restante de $50.

Medicamentos de receta. Éstos pueden ser costosos y se acumulan rápidamente. Intente tener un plan médico que pague por los medicamentos bajo receta.

Si está teniendo dificultades para cubrir el costo de los medicamentos recetados, pregunte a su médico:

  • ¿Hay muestras gratis?
  • ¿Hay una versión genérica u otro medicamento que sea igual de eficaz pero menos costoso?
  • ¿Hay algún programa de asistencia para el paciente que sea ofrecido por la compañía farmacéutica?
  • ¿Cuenta el hospital con un fondo de ayuda para los pacientes?

Asesoría psicológica. Ésta puede ayudarle a manejar los problemas y sentimientos que puedan haber surgido a causa del diagnóstico del cáncer y el tratamiento. Es bueno que incluya estos costos en su presupuesto. La asesoría puede ayudarle a encontrar la manera para que su vida emocional regrese a la normalidad.

Atención domiciliaria. Ésta puede formar parte de su tratamiento. Lea su plan médico para ver si la atención domiciliaria es ofrecida y cómo. Investigue también cuántas visitas al año están cubiertas por su plan y cuántas horas suman una visita. La mayoría de los planes cubren únicamente el cuidado experto que debe ser médicamente necesario y prescrito por un médico. A menudo, el tipo de atención domiciliaria que se necesita es el servicio de custodia, es decir, alguien que ayude con las actividades cotidianas. El servicio de custodia por lo general está cubierto bajo los seguros de atención de largo plazo. Si el paciente tiene seguro de atención de largo plazo que cubre el servicio de custodia, y necesita ayuda con las actividades cotidianas a un nivel permitido por el plan, puede que el plan cubra dichos gastos. O puede que el plan pague un monto como prestación diaria, dependiendo de cómo se haya diseñado el plan.

Terapia experimental contra el cáncer. Puede que su médico recomiende un tratamiento que no esté cubierto por su plan médico, como por ejemplo, un tratamiento que esté bajo investigación (en fase experimental). Si esto sucede, tiene algunas opciones. Pregunte si el tratamiento forma parte de un estudio clínico. Si es así, o puede serlo, tal vez parte del cuidado sea gratis.

Para más información sobre estudios clínicos, llame al Instituto Nacional del Cáncer al 1-800-422-6273 o visite su sitio Web en www.cancer.gov/clinicaltrials. También puede informarse sobre estudios clínicos que puede que sean adecuados para usted llamando al servicio de cotejado de estudios clínicos de su Sociedad America Contra El Cáncer al 1-800-303-5691 o visite el sitio Web en http://clinicaltrials.cancer.org

Algunos planes médicos determinan si cubren o no el costo de algún tratamiento experimental en función a las circunstancias particulares de cada caso. Solicite el apoyo de su médico cuando presente los trámites del tratamiento a su compañía de seguros. Puede que resulte útil si el médico incluye estudios que respaldan el tratamiento, así como sus beneficios y su aceptación por parte de la comunidad médica. Si la petición es rechazada, pregunte si su plan médico tiene un proceso de apelación. Si aún tiene que pagar parte o todo el tratamiento, intente negociar un costo más bajo.

¿Perderé mi cobertura si no puedo trabajar?

Si por alguna razón tiene que dejar su empleo durante el tratamiento, usted puede mantener su cobertura médica de acuerdo con la Ley de Reconciliación de Presupuesto Omnibus Consolidado de 1985 (COBRA, por sus siglas en inglés). Usted también puede usar COBRA si disminuye sus horas de trabajo o si ya no califica para el plan médico de su compañía.

Durante los 18 meses después de haber dejado su empleo o de trabajar a tiempo parcial, usted podrá continuar en el plan de seguro de grupo. Tendrá la misma cobertura que cuando estaba trabajando. Para aprovechar COBRA, debe iniciar esta cobertura durante los primeros 60 días de haber dejado su empleo o de haber reducido sus horas de trabajo. Su empleador debe informarles por escrito sobre la opción de COBRA dentro de los siguientes 14 días de haberse dado el cambio en su empleo (considerado como un evento calificador).

Hay una condición con COBRA, y bien grande. Usted debe pagar el costo total de la cobertura, además de un máximo de 2% para cubrir los gastos administrativos. Pero el costo es a la tarifa del plan de grupo del empleador. La ley COBRA aplica si la compañía tiene 20 o más empleados y ofrece plan grupal de seguro médico.

Si usted deja su empleo debido a alguna incapacidad de acuerdo a la definición estricta del Seguro Social, podrá mantenerse con la cobertura de COBRA por 11 meses más, es decir, usted tendrá el mismo plan médico por un total de 29 meses. Además, si deja su empleo por otras razones (digamos que quiere tiempo para usted mismo) y dentro de los 60 días posteriores sufre una incapacidad (de acuerdo a las guías del Seguro Social), será elegible a pagar por la cobertura de COBRA por hasta 29 meses tras haber dejado su empleo. Esto es lo que se conoce como el periodo de espera para Medicare. Por lo tanto, si realiza su trámite para los beneficios del Seguro Social tan pronto como sea elegible tras el surgimiento de una incapacidad, deberá tener una transición sin contratiempos de la cobertura de COBRA a la de Medicare.

Muchos planes médicos ofrecen algo llamado "extensión de beneficios por incapacidad". Esta característica cubre el costo de seguir tratando una enfermedad que origina incapacidad por cierto periodo de tiempo (normalmente un año), si pierde su cobertura médica. Por ejemplo, si su plan médico se vence y usted recibe compensación por incapacidad, usted puede pensar que no tiene cobertura médica; sin embargo, bajo la extensión, los gastos médicos por la continuidad de su tratamiento serán cubiertos. Usted no paga primas durante este periodo. Pero sólo aplica para tratamiento que esté en curso, y no para algún tratamiento nuevo o para alguna condición médica nueva.

Claro está que usted no querrá cancelar o dejar de pagar las primas de su plan de atención médica, pero si tiene la extensión de los beneficios por incapacidad, también dejará de preocuparse por si alguna vez pierde su cobertura de seguro médico.

¿Quién pagará por mi cobertura médica si estoy en periodo de incapacidad?

Si tiene un plan médico en su trabajo, probablemente su empleador haya estado pagando parte de ese costo. Lea la documentación sobre los beneficios para ver si su empleador continúa pagando los costos si usted llega a sufrir una incapacidad. Si usted tiene que pagar los costos, infórmese sobre el monto, para que pueda incluirlo en su presupuesto. Incluso si llega a costarle $800 al mes, si cubre por un monto de $3,000 o más en gastos cada mes, ya representa un beneficio de buen valor.

Mi plan médico tiene un periodo de exclusión por condición preexistente, ¿qué significa eso?

Actualmente, la mayoría de los planes médicos tiene un "periodo de exclusión por condición preexistente". Una condición preexistente es un problema de salud que usted tenía antes de unirse al plan médico. Cuando esto sucede, su plan puede hacerle esperar cierto tiempo antes de que pague los costos de este problema médico. La espera no es mayor de un año. Una vez que caduque la cláusula de espera de condiciones preexistentes, la póliza cubrirá sólo los gastos que se incurran por dicha condición médica a partir de dicho momento.

A partir de septiembre de 2010 para los niños y comenzando en 2014 para los adultos, la Ley de Atención Médica Accesible prohíbe que las compañías de seguro médico denieguen la cobertura por condiciones preexistentes en nuevas pólizas. Pero por ahora, existen reglas sobre los periodos de exclusión que pudieran ayudarle. Por ejemplo, en la mayoría de los estados, si usted cumple con al menos una de las siguientes condiciones, entonces el periodo de exclusión no aplicará a usted al afiliarse a un nuevo plan de atención médica.

  • Que haya tenido cobertura médica por 18 meses y que no ha estado sin cobertura médica por 63 días consecutivos o más.
  • Que haya ya cumplido con un periodo de exclusión por condición preexistente y no ha estado sin cobertura médica por 63 días consecutivos o más.
  • Que no haya estado sin cobertura médica por 63 días consecutivos o más.
  • Que no haya recibido (ni que se le haya recomendado recibir) un diagnóstico, tratamiento y asesoría médica para algún problema de salud dentro de seis meses inmediatamente previos a cuando se hizo elegible para afiliarse a su nuevo plan de atención médica.

Las reglas del periodo de exclusión al plan de atención médica varían dependiendo del estado. Y la ley de Atención Médica Accesible ofrece nuevas opciones que le podrían ayudar. Deberá ponerse en contacto con el departamento de recursos humanos de su lugar de trabajo o con el administrador de planes para saber qué reglas aplican a su caso.

Considere los siguientes ejemplos:

  • Carmen está siendo tratada por hipertensión arterial. Su plan médico fue suministrado a través de su empleo, en el que ha trabajado por cinco años. Carmen aceptó un nuevo empleo y se afilió al plan médico que ofrecen durante los primeros 30 días. ¿Hará el nuevo plan médico esperar a Carmen antes de pagar el costo de su condición preexistente?
    No, porque Carmen sólo estuvo sin cobertura médica por 30 días. Además, ella ya cumplió con el periodo de exclusión con su antiguo empleador; por lo tanto, no tendría que completar otro periodo de espera.
  • Guillermo se graduó de la universidad hace cuatro meses. Aunque toma medicamentos contra el asma, no tiene cobertura médica. Acaba de aceptar una oferta de trabajo de una compañía grande que ofrece un buen paquete de prestaciones. El plan médico tiene un periodo de exclusión por condición preexistente. ¿Tendrá que esperar Guillermo antes de que el plan médico pague los costos de su asma?
    Sí.
    Guillermo ha estado sin cobertura médica por más de 62 días antes de afiliarse al plan médico que se ofrece en su nuevo empleo.
  • Vanesa ha padecido de diabetes desde su infancia. Trabajó en una compañía por seis meses antes de que ésta cerrara. Durante esos seis meses, ella pagó los gastos relacionados con su diabetes con sus ahorros porque la compañía tenía un plan médico con un periodo de exclusión por condición preexistente de un año. Vanesa consiguió un empleo inmediatamente en una nueva compañía, cuyo plan médico también tiene un periodo de exclusión por condición preexistente de un año. ¿Tendrá Vanesa que esperar un año antes de que su nuevo plan médico la ayude a pagar los gastos por su diabetes?
    No. A Vanesa le toman en cuenta los seis meses de su empleo anterior; ahora sólo tendrá que esperar seis meses para que el plan médico le ayude a pagar.
  • José no se afilió al plan de atención médica de su compañía cuando comenzó a trabajar ahí. Seis meses más tarde, decidió afiliarse. ¿Tendrá que incurrir en un periodo de espera para condiciones preexistentes?
    Sí.
    Debido a las circunstancias de José, puede que incurra en una provisión que indica un periodo de exclusión de 18 meses por ser un "afiliado tardío".

¿Qué sucede si no entiendo mi cobertura médica?

Si tiene alguna pregunta sobre su cobertura médica, póngase en contacto directamente con la compañía que ofrece dicha cobertura. Asegúrese de hablar con un supervisor y también de recibir la explicación por escrito. Le pueden decir que se ponga en contacto con su departamento de recursos humanos. Muchos de estos profesionales están capacitados para explicarle sus beneficios. Sin embargo, es una buena idea verificar la información con su proveedor de atención médica y consiga que le den por escrito la información firmada por su supervisor. Comparta esta información con sus proveedores de atención médica. Puede que los proveedores de salud, incluidos los médicos, terapeutas y farmacéuticos, no estén familiarizados con su cobertura. El compartir cualquier información facilitará que ellos puedan ayudarle.

Su hospital quizás disponga de un asesor financiero, trabajador social de oncología o un asesor para pacientes que pueda ayudarle a entender su plan médico. Limite sus preguntas al plan médico. Guarde otras cuestiones relacionadas con las finanzas para un experto en esta materia.

Su plan médico puede requerir que usted prepare y envíe formularios de reclamación. El formulario de reclamación es por lo general fácil de completar, pero, si tiene muchas reclamaciones que presentar, sería bueno tener un sistema para darles seguimiento. Presente sus reclamaciones tan pronto como pueda para que reciba los pagos correspondientes a la brevedad posible. Mantenga un registro detallados de lo que haya sido pagado y de lo que esté pendiente por pagarse. Revise todas las cuentas del médico, hospital y laboratorio para asegurarse de que estén correctas.

¿Puedo conseguir una cobertura médica ahora?

Si no tiene un plan de cobertura médica, investigue si usted califica para COBRA. COBRA tiene dos objetivos: primero, puede extender su cobertura de atención médica (explicado anteriormente); segundo, pudiera ayudarle a calificar para una póliza privada (individual) de atención médica. Por ejemplo, si usted permanece bajo COBRA hasta que finalice su cobertura, no se le podrá rechazar para adquirir una póliza privada de atención médica. Además, la compañía de seguro no puede obligarle a probar que usted sea asegurable ni a incurrir en un periodo de exclusión por condición preexistente. Asegúrese de comprar la póliza privada dentro de los primeros 62 días de la fecha en que COBRA finalice.

¿Qué debo hacer si no tengo cobertura médica?

Aunque no tenga cobertura médica, pudieran existir algunas opciones para usted. Si puede seguir trabajando, puede que consiga un empleo en una compañía grande que ofrezca un buen paquete de prestaciones y beneficios. Lea su póliza del plan médico sobre las condiciones preexistentes. Si esta no es una opción, usted puede calificar para Medicaid, Medicare u otros programas regulados por el gobierno, como los beneficios para veteranos a través del Department of Veterans Affairs o el Programa Hill-Burton. Verifique también con el hospital de su localidad y vea cuáles servicios proveen para las personas sin cobertura médica.

Medicaid. Este es un programa del gobierno que cubre los costos de la atención médica. Para recibir Medicaid, su ingreso y sus bienes deben estar por debajo de cierto nivel. No todos los proveedores de atención médica aceptan Medicaid. Esto puede limitar su selección y, probablemente, la calidad de la atención.

Medicare. Este es otro programa del gobierno que paga por la atención médica, el cual está disponible sólo para aquellas personas que califican para los beneficios del Seguro Social. Si no tiene 65 años o más, deberá cumplir con criterios muy estrictos de incapacidad para poder calificar. Muchos proveedores de atención médica aceptan Medicare, aunque esto limitará sus opciones de proveedores de atención médica, al igual que las prestaciones (beneficios).

Una vez que usted solicita el Ingreso del Seguro Social (SSDI por sus siglas en inglés), el periodo de elegibilidad de Medicare comienza. Luego de 24 meses de incapacidad, usted calificará para Medicare. Este es el mismo Medicare que recibe una persona a la edad de 65 años. Sin embargo, si usted está incapacitado, lo recibirá antes.

Programas de seguro regulados por el gobierno. Si usted ha estado sin plan de atención médica por 63 días o más, su diagnóstico de cáncer dificultará la compra de una cobertura médica. Si se rechaza su solicitud para obtener una póliza privada, podría conseguir un plan subsidiado por el estado. Estos planes fueron diseñados para proveer cobertura de atención médica a las personas que tienen dificultad en conseguir un seguro. Verifique esta información con su comisión estatal de seguros. El costo de un plan del estado será alto, pero usted tendrá cobertura de salud.

Como parte de la Ley de Atención Médica Accesible del 2010, los estados ahora pueden ofrecer primas subsidiadas a aquellas personas a quienes se les ha denegado seguro debido a condiciones preexistentes. Si un estado opta por no administrar el programa, el gobierno federal administrará el plan para ese estado. A estos programas se les llama fondos de seguros de salud de alto riesgo o Planes de seguro para condiciones preexistentes. Al momento de redactar esta información, los estados están en el proceso de preparar estos programas, los cuales se ofrecerán a partir de 2014. Las personas que participen de estos programas aún tienen que pagar parte de la prima mensual.

Para más información sobre los fondos de seguros de salud de alto riesgo en su estado, visite www.StateHealthFacts.org y entre “high risk pool eligibility” (con las comillas) en el encasillado para búsqueda. Visite www.healthcare.gov para la información más actualizada disponible sobre la cobertura de atención médica en su estado.

Beneficios para Veteranos. Si usted es veterano, puede calificar para los beneficios del gobierno. Los beneficios médicos para los veteranos están cambiando, y el número de centros médicos disponibles para veteranos está disminuyendo. Para obtener información precisa, lo mejor es llamar al U.S. Department of Veterans Affairs al 1-800-827-1000 (se le pondrá en contacto con la oficina de su región).

Programa Hill-Burton. Un número de hospitales y otros centros médicos reciben fondos del gobierno federal, para que puedan ofrecer servicios gratis o a bajo costo para aquellas personas que no puedan pagarlos. Esto se ofrece mediante el programa Hill-Burton.

Cada centro médico decide los servicios que proveerá sin o a bajo costo. Los servicios cubiertos por un programa gubernamental, como Medicare, Medicaid u otra póliza de seguro de salud, no son elegibles para la cobertura de Hill-Burton. Sin embargo, Hill-Burton puede cubrir los servicios no cubiertos por otros programas gubernamentales.

La elegibilidad para recibir la ayuda de Hill-Burton se basa en el tamaño de la familia y el ingreso, el cual consiste en su ingreso real por los últimos 12 meses o su ingreso de los últimos tres meses multiplicado por 4, lo que sea más bajo. Usted puede solicitar la ayuda de Hill-Burton en cualquier momento, antes o después de recibir la atención médica.

Para localizar un centro Hill-Burton en su región, visite la página del programa en Internet en www.hrsa.gov/hillburton o llame al 1-800-638-0742, o si vive en el estado de Maryland llame al 1-800-492-0359.

Una vez que usted haya encontrado un centro Hill-Burton, el departamento de admisiones, negocios o cuentas de los pacientes puede decirle cómo solicitar la ayuda bajo el programa Hill-Burton.

Para saber cuál programa público, privado o comunitario de seguro médico cumple con sus necesidades, recurra a la herramienta para encontrar opciones de seguros ("Find Insurance Options") en el sitio Web del Departamento de Salud y Servicios Humanos en http://finder.healthcare.gov/. Esta herramienta fue creada para ayudar a los consumidores bajo la ley de reforma de seguros médicos, la Ley de Seguro Médico Accesible. También puede llamar a su Sociedad Americana Contra El Cáncer para respuestas a sus preguntas sobre seguros.

Yo recibo Medicare, ¿puedo obtener mayor cobertura médica?

Si usted tiene Medicare actualmente, es posible que pueda agregar una cobertura mayor con una póliza de Medigap o un HMO de Medicare. Hay ventajas en obtener una adición a su póliza durante los primeros seis meses de Medicare: durante ese tiempo, usted no tendrá un periodo de exclusión por condición preexistente, y no tendrá que probar que es asegurable. Si usted añade cobertura después de estos seis meses, probablemente tendrá que probar que es asegurable y pasar por un periodo de exclusión por condición preexistente.

Medigap. Usted puede comprar una póliza de Medigap para obtener mayor cobertura. Existen 12 pólizas de Medigap, que se identifican por letras de la 'A' a la 'L', y todos estos planes cumplen los estándares federales y están disponibles en los 50 estados de los Estados Unidos. Los planes están estandarizados, lo que significa que los beneficios del Plan C de la compañía ABC en el estado de Maine son los mismos que los de la compañía de seguro DEF en Hawaii.

El plan A es el plan básico. Los nueve planes restantes contienen las características del Plan A más otros beneficios. Los planes K y L ofrecen una cobertura ligeramente distinta y el costo de las primas son menores en combinación con mayores costos por desembolso. Sin embargo, no todas las compañías de seguro ofrecen los 12 planes. Verifique con varias compañías para ver cuál ofrece los beneficios que usted necesita y al precio que usted puede pagar. Las diferencias entre las compañías de seguro que ofrecen los mismos planes son el precio y el nivel del servicio al cliente.

Opciones de Medicare. Adicional al plan original de Medicare, existe Medicare Advantage el cual incrementa la gama de servicios médicos disponibles. Si usted cuenta con el plan de Medicare Advantage puede que no pueda comprar una póliza de Medigap salvo que por escrito haya comunicado que ya cuenta con un plan de Medicare Advantage. Medicare cuenta también con un programa de medicamentos bajo receta llamado Medicare Parte D. Si usted cuenta con el plan original de Medicare o con uno con menos opciones, tendrá la opción de además adquirir un plan para medicamentos el cual ofrece descuentos en la adquisición de los mismos. Si usted cuenta con acceso a una HMO o PPO de Medicare, dicho plan ya incluye la cobertura para medicamentos. Algunas de las opciones de Medicare incluyen:

  • Organización para el Mantenimiento de la Salud (HMO). En una HMO de Medicare usted puede acudir sólo a los médicos y hospitales que están incluidos. En una HMO, su médico de cabecera debe aprobar la mayoría de los servicios, antes de que usted los reciba.
  • Organización de proveedores preferentes (PPO). En una PPO, usted escoge los médicos y hospitales dentro de una red. Los proveedores de atención médica que aceptan formar parte de una red cobran tarifas más bajas a los afiliados al plan que a quienes no están afiliados. Por lo general tendrá que cubrir un copago pequeño por cada visita.
  • Punto de servicio (POS, por sus siglas en inglés). Un plan POS combina las características de una HMO y una PPO, pero es menos restrictivo. Usted puede escoger los médicos y hospitales fuera de la red, pero los costos serán menores si permanece dentro de ésta.

Antes de escoger una de las formas de atención médica administrada de Medicare, lea el plan para asegurarse de que le agraden las opciones de médicos y hospitales. Para obtener más información sobre las varias opciones de Medicare, comuníquese con la comisión de seguros de su estado y revise las distintas publicaciones para el consumidor; también puede consultar el sitio Web de Medicare en www.medicare.gov. Haga también lo mismo cuando seleccione un plan de medicamentos de Medicare.

Tengo demasiado dinero para calificar para Medicare. ¿Debería donar mis bienes?

No. La meta es manejar sus finanzas de forma tal que usted tenga control sobre su atención médica. Su principal inquietud debería ser la de recibir la más alta calidad en la atención. La calidad de esta atención puede verse reducida si se limita únicamente a los proveedores de Medicaid. Usted necesitará contar con dinero suficiente para pagar esos gastos médicos hasta que califique para Medicare y para comprar una póliza de Medigap u optar por comprar el plan Medicare Advantage.

Por otra parte, cualquier bien que usted done entre tres y cinco años previos a la solicitud a Medicare seguirá siendo considerado como parte de sus bienes. Por lo tanto, el regalar sus bienes podría demorar su elegibilidad al programa.

Medicaid y el Ingreso Suplementario del Seguro (SSI) deberían considerarse como una alternativa sólo si usted no tiene muchos recursos o si ya se le agotaron. Puede ser una buena idea hablar con un abogado especializado en planes de Medicaid antes de solicitar los beneficios.

¿Cómo puede ayudar un seguro de incapacidad a largo plazo?

Sin importar qué tipo de trabajo usted tenga, probablemente siente un fuerte compromiso con su empleo. Puede que resulte difícil pensar en dejar de trabajar, pero por ahora su salud es su primera prioridad. Esto puede significar entrar en un periodo de incapacidad para poder cuidar de usted mismo(a). Cuando totaliza todo el tiempo que tiene que utilizar para coordinar sus citas, obtener tratamiento, completar documentos y hacer los trámites de seguros y reembolsos, verá que puede que le consuma gran parte de su día. Al querer continuar realizando las actividades cotidianas, puede que vea que simplemente no cuenta con el tiempo suficiente para atenderse y además continuar trabajando.

Puede ver este periodo como una oportunidad para hacer algunas de las cosas que había querido hacer, pero que estaba muy ocupado para hacerlas. Puede que mientras esté recibiendo el tratamiento tenga la posibilidad de pasar más tiempo con la familia, los amigos, en pasatiempos o retomar sus lecturas. O puede que necesite pasar tiempo realizando fisioterapia, ejercicio, acudir a algún grupo de apoyo o hacer otras cosas para sentirse tan bien como pueda durante el tratamiento.

Investigue si tiene un "seguro de incapacidad a largo plazo". Por lo general, este tipo de seguro provee entre el 60% y 70% de su salario base. Pero no toda la gente tiene esta cobertura. Si no tiene seguro de incapacidad y califica para el Ingreso por Incapacidad del Seguro Social (SSDI), puede que califique para las prestaciones (beneficios) del Ingreso Suplementario del Seguro (SSI). Estos beneficios se detallan más adelante en este documento.

Algunos empleadores ofrecen seguros grupales de incapacidad a largo plazo como beneficio para sus empleados. Cada persona también puede comprar pólizas privadas. Si usted tiene este tipo de seguro, lea la póliza cuidadosamente. Preste atención especial a lo siguiente:

    Definición de incapacidad. ¿Cómo la póliza describe "incapacitado"? Esta definición puede ser muy libre o muy restrictiva. ¿Usted califica para los beneficios?

    Monto mensual de los beneficios. Los beneficios varían. Si se trata de un plan del empleador, probablemente pague entre un 60% y 70% de su salario. Si usted compró la póliza, el beneficio puede ser el monto que usted escogió.

    Periodo de beneficio. ¿Por cuánto tiempo el plan paga los beneficios?

    Periodo de espera. ¿Cuánto tiempo debe esperar antes de que empiece a recibir un cheque? Saber esto es útil, ya que de esta manera podrá pensar en otras alternativas de ingreso que podrá utilizar en lo que llega su primer cheque por incapacidad. Un periodo de espera de 60 días por lo general quiere decir que el primer cheque lo recibirá a los 90 días después de entrar en el periodo de incapacidad.

    Incapacidad restante o parcial. Su póliza puede permitirle trabajar a tiempo parcial y conseguir parte del beneficio. La póliza quizás le permita también regresar a su empleo de forma parcial, luego de estar en un periodo de incapacidad, y no perder todo el beneficio.

    Suplemento de seguro social. Si usted compró una póliza por su cuenta, verifique si tiene un suplemento de seguro social. Esta cláusula permitirá que le paguen beneficios adicionales hasta que usted reciba los beneficios del gobierno, como el Ingreso del Seguro Social por Incapacidad (SSDI).

    Por ejemplo, digamos que su póliza le pagará $700 mensuales una vez que califique para los beneficios; además, su póliza tiene un suplemento de seguro social que le pagará $200 adicionales mensualmente. Usted debe solicitar entonces los beneficios del Seguro Social. Si es rechazado, continuará recibiendo los $200 adicionales; por lo tanto, su ingreso total mensual será de $900. ¿Qué sucede si es aprobado para recibir los beneficios del Seguro Social? Entonces, usted no seguirá recibiendo los $200 del suplemento. La cantidad por lo general se resta dólar por dólar del monto del suplemento del beneficio del gobierno.

    Impuestos. Si usted paga una prima por su seguro, el beneficio está libre de impuesto. Si su empleador paga la prima, el beneficio está sujeto a impuesto. Esto puede tener un gran efecto en su flujo de efectivo. Asegúrese de entender cómo funciona su póliza.

    Coordinación de beneficios. Si el empleador paga su plan, su cheque por incapacidad puede que no sea siempre del 60% a 70% de su salario. Esto sucede cuando usted también recibe dinero del Seguro Social u otro programa.

    Por ejemplo, si usted gana $1,000 mensuales y el plan de incapacidad de su compañía cubre 70% de su salario, debería recibir $700 mensuales de beneficios por incapacidad. Sin embargo, si usted está recibiendo $200 mensuales por los beneficios del Seguro Social, se restan estos $200 de los $700. Su pago por incapacidad sería ahora de $500. Usted necesita recordar esto cuando esté haciendo su presupuesto. Si usted compró su póliza de incapacidad, esta información no aplica.

    Para las pólizas por incapacidad que usted haya comprado, las reglas son distintas. Una vez que cumpla con le definición de incapacidad del plan y espera hasta completarse el periodo de espera, se le pagará un monto específico, digamos $700 mensuales. Si está recibiendo $700 de la compañía de seguro y $200 mensuales de los beneficios del Seguro Social, su ingreso total mensual es de $900. Una póliza por incapacidad que usted compra personalmente por lo general ofrece una definición más amplia de incapacidad. Es común que usted cumpla con los requisitos para recibir los beneficios de una póliza por incapacidad, pero no para los beneficios por incapacidad del Seguro Social.

El seguro de incapacidad a largo plazo es un beneficio valioso para los empleados. Si cambia de empleo, puede que pierda esta prestación. La mayoría de las compañías no le permitirán convertir el plan de un empleador a un plan privado; por lo tanto, si está recibiendo tratamiento y su compañía le provee este beneficio, piénselo dos veces antes de dejar su empleo por otra razón que no sea la incapacidad. Pero si está recibiendo beneficios al momento de dejar a ese empleador, sus beneficios por esa incapacidad por lo general continuarían como si aún continuara empleado ahí.

¿Hay algún otro programa del gobierno que pueda usar si quedo incapacitado?

Si usted queda incapacitado(a) durante el tratamiento, hay dos programas del gobierno que pueden proveerle un ingreso mensual: Ingreso Suplementario del Seguro (SSI) e Ingreso del Seguro Social por Incapacidad (SSDI). Para calificar para cualquiera de estos programas, debe cumplir con la muy limitada definición de incapacidad de la Administración del Seguro Social.

Ingreso Suplementario del Seguro. Si no ha trabajado mucho o si su ingreso era muy bajo antes de que quedara incapacitado para trabajar, usted puede ser elegible para el Ingreso Suplementario del Seguro. Para recibir el SSI, su ingreso y bienes deben estar por debajo de cierto nivel. Este nivel y la cantidad que puede obtener del Ingreso Suplementario del Seguro varía de estado a estado.

Ingreso del Seguro Social por Incapacidad. Quizás usted ha estado trabajando por muchos años y probablemente se ha retenido dinero de su pago para el Seguro Social. En ese caso, usted podría calificar para el ingreso por incapacidad laboral (Social Security Disability Income - SSDI). Si su solicitud es rechazada, realice el trámite nuevamente. Muchos casos que son en principio rechazados terminan siendo aprobados después de una apelación, pero no cuente con los beneficios del Seguro Social para cubrir sus necesidades inmediatas. Incluso si su reclamación ha sido aprobada, los beneficios comenzarán al cumplir seis meses completos con la incapacidad. Por lo tanto, usted no recibe un cheque sino hasta siete meses después de la aprobación (el pago se realiza en el mes siguiente luego que se vence). Además, puede que tome mucho tiempo aprobar una reclamación. Puede que tome varios meses, o incluso un año, antes de que se tome una decisión.

Su ingreso no tiene nada que ver con que usted califique para el Ingreso del Seguro Social por Incapacidad. Para saber qué tanto podría recibir del SSDI, complete el Formulario 7004 para una Solicitud del Estado de Cuenta del Seguro Social, el cual puede solicitar llamando la Administración del Seguro Social al 1-800-772-1213 o a través del sitio Web www.socialsecurity.gov.

¿Debería usar crédito o solicitar un préstamo?

Si tiene problemas de efectivo mientras esté recibiendo tratamiento, usar crédito puede ser una opción adecuada, pero querrá usar el crédito con mucho cuidado y sólo cuando sea necesario.

Asegúrese de tener acceso al crédito. Digamos que su médico le recomienda un tratamiento experimental, pero su plan médico no pagará por él. Podría ver que el crédito sería útil para pagar para esto en caso de que no encuentre otra forma de cubrir este costo.

Algunas veces hay un lapso de demora entre el tiempo que toma tramitar una solicitud de reclamo al seguro y la obtención del cheque de pago. Durante ese tiempo, puede que requiera pagar las facturas de su atención médica con una tarjeta de crédito. Puede pagar la tarjeta de crédito una vez reciba el cheque de la reclamación (reembolso).

Usted querrá tener acceso a tanto crédito como sea posible; pero, primero obtenga una idea clara de su estado de crédito. Pida copias de su reporte de crédito a las tres agencias más grandes de reporte de crédito. (Consulte la sección “Recursos adicionales”). Revise esta información cuidadosamente y corrija cualquier error lo más pronto posible.

Tal vez usted ya tenga deudas de tarjetas de crédito u otros préstamos. Además muy probablemente tenga gastos mensuales fijos. Este es el momento para hablar con las compañías de tarjetas de crédito, hipoteca y de servicios e intentar negociar pagos mensuales más bajos. Hay servicios, como el Servicio de Asesoría de Crédito al Consumidor (Consumer Credit Counseling), que pueden ayudarle con esto. Puede localizar a su oficina local de Servicios de Asesoría de Crédito al Consumidor en la sección de negocios ("business") de la guía telefónica. Su meta es asegurarse de tener suficientes recursos para cubrir sus facturas médicas. Por otro lado, algunos préstamos permiten que usted no tenga que efectuar pagos mientras está en periodo de incapacidad. Revise los acuerdos de sus préstamos (nota: no todos los asesores de créditos son iguales. Asegúrese de usar los servicios de la organización de Servicios de Asesoría de Crédito a Consumidor (en 2010 fue reestructurada y ahora bajo el nombre de CredAbility), la cual no tiene fines de lucro y a menudo es respaldada por The United Way.

Podría también querer obtener protección contra sobregiros para su cuenta bancaria, sólo en caso de que llegara a encontrarse en aprietos que no esperaba.

Otra alternativa es pedirle a un familiar un préstamo. Este tipo de préstamos tiene algunas ventajas: no se tiene que revisar el crédito y, por lo general, es a una tasa de interés baja. La mayor desventaja es que le deberá dinero a un familiar. Sin embargo, el préstamo de un familiar puede ser establecido de tal forma que se eviten resentimientos luego. Si necesita acudir a un miembro de la familia para pedir un préstamo para pagar algunos de sus gastos o cuentas por su atención médica, a continuación le presentamos algunos consejos para evitar conflictos familiares.

  • Sea realista sobre su capacidad de pago. Pedir un préstamo implica que usted piensa pagar el dinero. No pida un préstamo si duda que lo podrá pagar eventualmente. Muchos préstamos familiares no son pagados nunca, lo que provoca resentimientos y sentimientos de traición. Si piensa que no puede pagar un préstamo, será mejor que pida más bien un regalo. Cualquier persona, incluyendo un familiar, puede hacer un regalo de hasta US$12,000 en efectivo cada año sin necesidad de declararlo como ingreso sujeto a impuestos ni pagar impuestos por ello. Las parejas casadas pueden hacer regalo en efectivo de hasta US$24,000 sin necesidad de pagar impuestos por regalo. Por otro lado, cualquier persona puede pagar las cuentas médicas de otra sin estar sujeta al límite del regalo, si el pago es hecho directamente al centro médico.
  • Escoja al familiar correcto para que le preste el dinero. Cuando algunas personas prestan dinero sienten que tienen derecho a intervenir en las decisiones personales del prestatario. Esta "intervención", sin importar las buenas intenciones, puede crear estrés personal y conflictos familiares.
  • Pídale sólo a aquellos familiares que pueden permitirse hacer un préstamo. No espere que sus familiares obtengan efectivo de sus tarjetas de crédito u otras fuentes para prestarle dinero.
  • Espere pagar algún interés. El familiar que le está prestando el dinero está, de cierta forma, haciendo un sacrificio económico. Por ejemplo, el dinero que está recibiendo tal vez estaba destinado para pagar la educación universitaria. El familiar debería obtener algún retorno sobre su dinero. Además, si la persona que le ofrece el préstamo cobra una tasa de interés por debajo de la tasa mínima federal, hay consecuencias en los impuestos federales. Las leyes tributarias en esta área son complicadas y existen algunas excepciones. Sin embargo, sigue siendo una buena idea pagar al menos la tasa de interés mínima federal en un préstamo familiar. Para investigar la tasa federal apropiada, (conocida como tasa federal aplicable), póngase en contacto con el Departamento de Recaudación de Impuestos (IRS) o consulte a un asesor de impuestos.
  • Ponga el préstamo por escrito. Establezca el monto del préstamo, la tasa de interés y las fechas de pago. Aunque el familiar que le está prestando el dinero piense que no es necesario poner el acuerdo por escrito, hágalo. Esto demostrará sus intenciones de tratar justamente a su familiar. También le servirá de prueba al familiar de que se ha realizado un préstamo; por consiguiente, si usted no puede pagar la deuda completamente, su familiar puede deducir la pérdida de sus impuestos.

Exención de las primas. Su póliza de seguro de vida puede que incluya algo conocido como "exención de primas". Esto por lo general significa que la prima de la póliza es pagada por la compañía aseguradora en caso de que usted sufra una incapacidad. Esto podría ahorrarle mucho dinero y a su vez le permite conservar su póliza en vigor. Lea los términos de su póliza o póngase en contacto con su compañía aseguradora para ver si cuenta con esta característica y de qué forma funciona.

¿Qué sucede con los balances de mi tarjeta de crédito si quedo bajo incapacidad o muero?

Cuando use crédito, considere la solicitud para el "seguro de crédito de vida" o "seguro de crédito por incapacidad" los cuales son otros tipos de seguro. Si usted ya tiene crédito, es posible que consiga este seguro con sólo llamar a su compañía de tarjeta de crédito o prestamista. Si usted muere sin esta protección, el dinero de su herencia irá primero al pago de estas deudas y cualquier otro fondo restante irá a sus herederos.

Seguro de crédito de vida. El seguro de crédito de vida cancela el balance de la tarjeta de crédito o del préstamo si usted muere. Es muy sencillo obtener el seguro de crédito de vida en una tarjeta de crédito si cuenta con un historial crediticio suficientemente bueno. Pocas compañías de tarjetas de crédito le hacen preguntas médicas. Sin embargo, para préstamos de cantidades mayores, como los préstamos hipotecarios y para automóviles, puede ser difícil asegurar debido a que una compañía de seguro querrá saber más sobre su historial médico.

Seguro de crédito por incapacidad. Un seguro de crédito por incapacidad hace los pagos mínimos mensuales durante un periodo, generalmente un año. Normalmente, usted no tiene que probar que es asegurable; sin embargo, a menudo hay un periodo de exclusión por condición preexistente de generalmente seis meses. Para recibir el beneficio, debe tener cobertura por seis meses antes de quedar bajo incapacidad debido a una condición preexistente. Si usted quedara incapacitado(a) durante los primeros seis meses, no se pagaría el crédito por incapacidad.

El monto que usted pagaría por estos tipos de seguro se basa en la cantidad que usted adeuda y cambia mensualmente. Si usted adeuda una gran cantidad, el seguro podría ser costoso. La mayoría de los asesores financieros recomiendan a los consumidores promedio no tener estos seguros; sin embargo, para alguien que está siendo tratado contra el cáncer estas opciones deben considerarse.

¿Cómo puede el seguro de vida ayudar con mis gastos?

Si tiene un "seguro de vida completo", puede que pueda usarlo como fuente de efectivo en este momento o en el futuro (el seguro de vida a término no ofrece esta opción, debido a que el pago se realiza sólo en caso de muerte).

El usar el seguro de vida mientras aún vive puede que no sea una buena idea si usted tiene una familia que mantener. Esa es probablemente la razón por la que compró el seguro en primer lugar. Tómese tiempo para estudiar la situación: su estado de salud y el mejor momento y manera de usar el beneficio de su seguro. Antes de tomar una decisión, acuda con un profesional financiero para asesoría. Existen distintas maneras de retirar dinero de su seguro de vida, pero algunas de ellas pueden endeudarle. Cada método de obtener dinero puede afectar el bienestar financiero de usted y su familia, y es importante entender exactamente qué es lo que cada uno involucra.

Préstamos. Puede que tenga la posibilidad de usar su seguro de vida como base para obtener un préstamo de su asegurador o de una institución prestamista. El préstamo del asegurador se cancela solamente cuando usted muera o cuando se cancele finalmente la póliza. El préstamo de un banco requerirá que se hagan pagos periódicos. Si planea calificar para un programa, como el Ingreso Suplementario del Seguro (en el que se usa su ingreso para evaluar su elegibilidad), un préstamo es una buena idea. El dinero del préstamo no se cuenta como parte de su ingreso total.

Puede que también pueda pedir un préstamo a través de una compañía de viáticos dando como garantía su seguro de vida. Estos préstamos están disponibles para la mayoría de las personas que son diagnosticadas con alguna enfermedad terminal. La restitución del pago a la compañía por lo general se difiere hasta el momento en que el prestatario muere y el interés cobrado probablemente será alto. Pero lo recaudado por un préstamo puede ser establecido de forma tal que usted aún pueda calificar para los programas del gobierno, como el Ingreso Suplementario del Seguro. Es importante que use lo recaudado para pagar los gastos médicos. Si el dinero es usado para incrementar los fondos en una cuenta de ahorros, puede que no califique para otros programas. Una vez más, puede que quiera consultar con un asesor profesional financiero antes de proceder con firmar cualquier documento.

Beneficio en vida (pago acelerado de beneficios por muerte). Su compañía de seguros de vida puede ofrecer un pago previo a la muerte. Se puede hacer esto cuando la expectativa de vida es menor a uno o dos años. Verifique con su compañía aseguradora para ver si su póliza cuenta con esta provisión. Esté consciente de que recibir los beneficios acelerados por muerte puede impedir que califique para algunos programas del gobierno. Algunas compañías le permitirán añadir este beneficio incluso mientras la persona asegurada tienen una enfermedad crónica o terminal.

Acuerdo de viáticos. Puede que tenga la posibilidad de vender su póliza de seguro de vida a una compañía por un porcentaje de su valor. Esto se llama acuerdo de viáticos. Por lo general es necesario que haya una expectativa de vida de dos años o menos. La cantidad de dinero que se obtiene depende de la expectativa de vida, mientras más corta sea, más alta será la cantidad. El dinero que usted recibe de este acuerdo puede interferir en su elegibilidad para algunos programas del gobierno. Consulte a su compañía o asesor de impuestos sobre posibles consecuencias fiscales y cómo un acuerdo de viáticos podría afectar cualquier beneficio de asistencia pública que pudiera obtener. Algunos estados requieren que las compañías de acuerdos de viáticos comuniquen esta información y le informen sobre otras opciones que puede que estén disponibles para usted por parte de su compañía de seguro de vida. No obstante, los fondos de viáticos no están sujetos a impuestos si se cumplen las reglas sobre enfermedades terminales establecidas por el Código de Recaudación de Impuestos.

Préstamos en efectivo contra el valor de rescate de la póliza del seguro de vida. El efectivo del valor de rescate de la póliza del seguro de vida puede ser una fuente de dinero ante emergencias. Si usted tiene este tipo de póliza, quizás pueda obtener un préstamo contra el valor de ésta o incluso retirar algo de efectivo. Se recomienda obtener la asesoría de un experto en impuestos y seguros, ya que pueden presentarse problemas de materia fiscal (impuestos). Entienda también que el tipo de seguro que la mayoría de los empleadores proveen a sus empleados es "seguro de vida a término", y no el que acumula valores de rescate (también conocido como seguro de vida permanente o completo).

Acuerdos de vida. Un método para recaudar fondos que está siendo utilizado con mayor frecuencia es a través de la venta de su póliza de seguro de vida, llamado acuerdo de vida. Esto es diferente a una venta de viáticos en que la persona asegurada no requiere tener una enfermedad crónica o terminal. Una compañía de acuerdos de vida considerará la salud de la persona asegurada, la edad de la póliza y las primas a ser pagadas sobre la póliza para determinar un valor. Esta cantidad a menudo será mayor que la del valor de rescate de la póliza, y será menor que la de un acuerdo de viáticos debido a que la expectativa de vida de la persona asegurada por lo general es mayor. Esto debe considerarse sólo como un último recurso ya que eliminará el beneficio por fallecimiento del seguro de vida para los sobrevivientes.

Si no tengo seguro de vida, ¿ya es muy tarde para conseguir uno?

Puede que tenga la posibilidad de comprar algunos tipos de seguros de vida, como los "garantizados" o de "emisión simplificada". Estas pólizas pueden exigir sólo información limitada sobre su salud, pero su costo será alto. Además, generalmente estas pólizas tienen cláusulas de exclusión por tiempo para el pago del beneficio por fallecimiento. Por ejemplo, algunas pólizas dicen que si usted muere dentro de los primeros dos años después de haber comprado la póliza, sus beneficiarios no recibirán los beneficios por fallecimiento, en su lugar, éstos recibirán un reembolso por las primas que se hubieran pagado. Si usted muere después de dos años, el beneficio por fallecimiento será pagado.

Generalmente, las pólizas de seguro de vida garantizadas y de emisión simplificada pueden ser vendidas a cambio de efectivo, lo que se llama acuerdo de viáticos. Sin embargo, debido a las altas primas que se pagan por estas pólizas, el acuerdo será más bajo que para las pólizas que se compraron con mayor anterioridad y con total aval. Además, la póliza debió haberse llevado a cabo el tiempo suficiente para que el beneficio por fallecimiento sea pagado por completo.

¿Hay otros beneficios para empleados que puedan ayudarme?

Si usted está trabajando o acaba de dejar su empleo, lea cuidadosamente toda la información sobre los beneficios para empleados. Mientras esté recibiendo tratamiento, es importante que sepa la información y use los beneficios que le ayudarán a recuperarse y a mejorar su calidad de vida.

Incapacidad a corto plazo. Algunos estados exigen a los empleadores que provean el beneficio por incapacidad a corto plazo (una incapacidad a corto plazo se define como aquélla de hasta seis meses o incluso hasta un par de años). Sin embargo, si su estado no exige este beneficio, su empleador aún puede proveer la cobertura. Esto es útil para cubrir los gastos durante el periodo de espera tras el comienzo de la incapacidad y antes de que la incapacidad a largo plazo comience a emitir los pagos.

Permiso por enfermedad. Algunos empleadores ofrecen el beneficio de permiso por enfermedad que provee un cierto número de días de permiso cada año. A menudo, el número de días se basa en los años de servicio. Estos beneficios pueden que le permitan recibir su pago por completo durante parte o todo el periodo de ausencia. Algunos empleadores también tienen "bancos de permisos por enfermedad" que están diseñados para proveer beneficios adicionales a los empleados enfermos. Otros cuentan con programas donde los empleados pueden donar parte de sus días por enfermedad a otros empleados que padecen una condición médica prolongada.

Planes de retiro. El retiro tal vez no sea lo que usted tenga en mente en estos momentos, pero el dinero del retiro puede constituir un fondo para el tratamiento. Si es posible, continúe pagando su plan, lo que provee beneficios en los impuestos y, por lo general, el dinero está disponible si deja su empleo. Puede que también pueda obtener cierta cantidad de los fondos si continúa trabajando y cumple con las condiciones descritas en el plan, conocidas como "provisiones de penuria económica".

Antes de retirar el dinero de su plan de retiro, piénselo detenidamente. Si su pronóstico de salud es bueno, usted puede necesitar estos fondos para vivir cuando se retire. Además, existen muchos asuntos fiscales (impuestos) que debe tomar en cuenta; por ejemplo, cualquier cantidad que retire formará parte de su ingreso sujeto a impuestos. Su decisión probablemente afecte a toda su familia. Hable con un ser querido de confianza y, quizás, con un experto en finanzas.

Seguro de vida. Muchos empleadores proveen cierta suma del seguro de vida. Si usted decidió dejar su empleo, debería poder continuar con la póliza. Por lo general, usted tiene sólo 31 días a partir del momento en que deja su empleo para convertir su póliza a una póliza privada que acumule valores de rescate (póliza permanente). Puede que también pueda comprar más cobertura en esta póliza mientras esté trabajando, sin dar prueba de que usted es asegurable. Si este es el caso, obtenga tanta cobertura como pueda.

Paso 3. Administrar sus ahorros e inversiones.

Usted quizás tenga dinero invertido en certificados de depósito (CDs), bonos del tesoro, fondos mutuos o acciones. Algunas inversiones son más fáciles de convertir en efectivo que otras. Durante el tratamiento contra el cáncer, es importante contar con dinero disponible para pagar las facturas de gastos médicos al igual que los gastos que surjan diariamente. Recuerde que cualquier ganancia por la venta de acciones y algunos bonos formarán parte de su ingreso sujeto a impuesto.

Procure contar con valores equivalentes a entre seis meses y un año de gastos médicos y gastos fijos en inversiones que pueda convertir en dinero efectivo fácilmente. Éstas incluyen cuentas del mercado dinero en un banco o en un fondo mutuo del mercado de dinero. Por lo general, esto se considera como inversiones de bajo riesgo, por lo que podrá contar con el dinero cuando lo requiera. Para que le sea más sencillo determinar cuánto debe reservar para los gastos, use la hoja de presupuesto que aparece más adelante.

A menudo, lidiar con el cáncer significa cambiar sus prioridades, incluyendo su enfoque hacia la inversión. Antes de tener cáncer, probablemente usted pensó en obtener un alto rendimiento de sus inversiones; sin embargo, aumentar el retorno sobre la inversión significa aumentar los riesgos. Este no es el mejor momento para tomar riesgos ni para pensar en crecimiento a largo plazo. Usted debe concentrarse ahora en sus necesidades a corto plazo y las de su familia. Evite usar su dinero en inversiones riesgosas (o a largo plazo). En su lugar, escoja inversiones a corto plazo o de tiempo limitado que puedan proveerle ingresos.

Paso 4. Planear su patrimonio.

Puede que considere que usted no cuenta con un "patrimonio" pero no lo de por hecho, ya que esto es algo que se malentiende con mucha frecuencia. Todo lo que usted posee forma parte de su patrimonio: su casa, automóviles, joyas y pertenencias personales. Un patrimonio incluye normalmente sus pólizas de seguro de vida, fondos de retiro y ahorros.

El planear el patrimonio es algo de mucha importancia para todos, pero difícil de enfrentar para algunas personas porque pueden sentir que están planeando su muerte, que están dándose por vencidas, lo cual no es cierto. Al contrario, el planear su patrimonio puede ofrecerle tranquilidad mental, ya que sus deseos serán llevados a cabo. Ocúpese de esta parte de su plan financiero tan pronto como se sienta con la capacidad de concentrarse en hacer esto.

El planear su patrimonio es el paso del proceso que le permite tener el control sobre su dinero a todo lo largo de su vida. También es el paso que le permite mantener el control sobre su atención médica.

¿Cuáles documentos necesito para hacer una planeación?

Se recomienda que usted tenga estos documentos preparados:

  • Testamento.
  • Un poder notarial duradero.
  • Un representante en cuestiones de atención médica.
  • Un testamento en vida (posiblemente).

Testamento. Todas las personas necesitan un testamento. Su testamento indica cómo y a quién van a ser distribuidas sus propiedades. Usted también usa su testamento para nombrar un tutor para sus hijos menores y sus propiedades. Si tienen hijos de un matrimonio anterior, esto es especialmente importante ya que el no contar con un testamento puede ocasionar graves problemas financieros para su cónyuge actual.

Poder notarial duradero. Éste le permite nombrar a la persona que administrará sus finanzas, en caso de que usted no pudiera hacerlo.

Representante en cuestiones de atención médica. Esto es una designación de la persona que tomará las decisiones correspondientes a su atención médica, en caso de que usted no hacerlo. Este documento puede llamarse poder notarial médico o poder notarial de atención médica en algunos estados. Mientras que el representante en cuestiones de atención médica está relacionado con aspectos médicos, y no dinero, éste conforma una parte importante en sus planes para el futuro.

Testamento en vida. Éste le permite especificar el tipo de tratamiento médico que usted quiere o no quiere, en caso de que llegara el momento en que no pudiera comunicar estas preferencias.

Si es posible, hable sobre sus necesidades de planear su patrimonio con un abogado especializado en herencias. Éste le puede redactar los documentos. Dependiendo de sus finanzas, usted puede necesitar establecer fideicomisos, que podrían ayudar a proteger sus bienes de los impuestos y los costos de autenticación.

Si sus finanzas son sencillas, los documentos pueden ser redactados por un consultorio jurídico o por una organización sin fines de lucro. Llame a la Sociedad America Contra El Cáncer al 1-800-227-2345 para obtener los nombres de las organizaciones que pueden ayudarle.

Una vez que los documentos estén listos, es bueno que los revise de vez en cuando. Verifique que la información esté actualizada y aún refleje sus deseos.

Si usted decide acudir a un planificador financiero, cerciórese de que éste tenga experiencia con clientes con cáncer u otro tipo de enfermedad crónica. Una persona en tratamiento necesita controlar el dinero de forma diferente al resto de las personas. Remítase al folleto en inglés How To Find a Financial Professional Sensitive to Cancer Issues, disponible a través de la Sociedad America Contra El Cáncer.

Si usted tiene preguntas de tipo legal, acuda con un abogado especializado en el área que le preocupa, como leyes de seguro, planeación de patrimonio o empleo. Esta asesoría legal puede estar disponible gratis. Consulte a un consultorio jurídico, una oficina de ayuda legal o alguna organización en su región sin fines de lucro dedicada a la lucha contra el cáncer.

¿Dónde me pueden informar sobre cómo solicitar los programas del gobierno?

Los trabajadores sociales o los administradores de casos en un hospital o en una organización de apoyo contra el cáncer, como la Sociedad America Contra El Cáncer, por lo general saben mucho acerca de los programas del gobierno y los cambios que surgen en las leyes de atención médica. Los asesores para pacientes o asesores de ayuda financiera en un hospital también pueden ayudarle. Pero los conocimientos financieros de estas personas se limitan generalmente a este tema y quizás a seguros médicos y puede que usted requiera información adicional, más allá de éstas áreas.

Tengo problemas con mis deudas, ¿es demasiado tarde para hacer algo al respecto?

Nunca es demasiado tarde. Si usted tiene problemas de deudas, llame a sus acreedores y explíqueles su situación. Muchos acreedores comprenderán y colaborarán con usted. Sus gastos médicos, renta o hipoteca, servicios públicos e impuestos deberían ser los primeros en la lista de cuentas por pagar. Intente negociar pagos más bajos.

Pocas personas realmente saben adónde se les va todo su dinero. Antes de usar la hoja de presupuesto al final de este documento, registre durante un mes la forma en que gasta su dinero. Incluya todo, sin importar qué tan pequeño sea, excepto sus cuentas médicas. Al final del mes, vea cómo gastó su dinero. Quizás haya áreas en las que pueda reducir los gastos.

Si estas ideas no funcionan o si necesita ayuda para negociar la disminución de los pagos con sus acreedores, contacte un servicio sin fines de lucro de asesoría de crédito para el consumidor. Ellos le ayudarán a establecer un presupuesto y cooperarán con sus acreedores para crear un plan. Busque el número de teléfono bajo la sección de negocios ("business") en la guía telefónica.

¿Debería considerar la bancarrota?

Si todo lo demás falla, declararse en bancarrota es una opción, pero si esto se hace necesario, acuda a la ayuda de un profesional, ya que es un área legal complicada que puede afectarle por mucho tiempo después de haberla presentado. Lo mejor es trabajar con un abogado que se especialice en leyes sobre bancarrota y que pueda ayudarle a entender todos estos asuntos. Un consultorio jurídico o una organización sin fines de lucro dedicada a la lucha contra el cáncer también puede asesorarle.

¿Cuándo debería empezar?

Su salud financiera, así como su salud física, se verán beneficiadas si le presta atención a estos asuntos importantes con antelación. Puede que lo sienta abrumador ahora, pero sí puede hacerlo. Recuerde pedirle a un ser querido de confianza que le ayude. Aborde sus finanzas como algo que deba y puede ser enfrentado. Cuando haya dado los pasos para poner sus finanzas en orden, tendrá una gran sensación de libertad y, por consiguiente, podrá concentrarse en su recuperación.

Recursos generales

Organizaciones de asistencia

La Sociedad America Contra El Cáncer puede ofrecerle información actual, materiales impresos y guías sobre algunos asuntos relacionados con el cáncer. También podemos suministrarle información sobre otras organizaciones contra el cáncer que pudieran ayudarle. Independientemente de quién sea usted, la Sociedad Americana Contra El Cáncer puede ayudarle a estar bien y a recuperarse. Llame al 1-800-227-2345 a cualquier hora del día o de la noche, o visite www.cancer.org para acceder a información y apoyo relacionados con el cáncer.

Otras organizaciones comunitarias:

Las oficinas locales de servicio social pueden ofrecer apoyo general para aquellas personas que cumplen con los requerimientos de bajos ingresos. Consulte su directorio telefónico para agencias en su región; también puede preguntar en estas organizaciones por más referencias.

AARP
Teléfono sin cargo: 1-888-687-2277 (1-888-OUR-AARP)
Sitio Web: www.aarp.org

CancerCare
Teléfono sin cargo: 1-800-813-4673 (1-800-813-HOPE)
Sitio Web: www.cancercare.org

American Childhood Cancer Organization
Teléfono sin cargo: 1-800-366-2223
Sitio Web: www.acco.org

Leukemia and Lymphoma Society
Teléfono sin cargo: 1-800-955-4572
Sitio Web: www.lls.org

National Cancer Institute
Teléfono sin cargo: 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER)
Sitio Web: www.cancer.gov

National Association of Insurance Commissioners
Teléfono sin cargo: 1-866-470-6242
Sitio Web: www.naic.org

    Para acceso al departamento de seguro médico de su estado, el cual puede proveerle información específica para su estado.

Susan G. Komen for the Cure
Teléfono sin cargo: 1-877-465-6636 (1-877 GO KOMEN)
Sitio Web: www.komen.org

The United Way
Busque su capítulo local en el directorio telefónico, o verifique en línea en http://liveunited.org/

Reportes de crédito

Solicite crédito tan pronto como sea posible, pero primero revise su historial de crédito. Visite www.AnnualCreditReport.com para su informe gratis. Además, puede contactar directamente las tres agencias principales de reportes de crédito para saber cómo obtener una copia de su reporte de cada agencia.

Equifax
Teléfono sin cargo: 1-800-685-1111
Sitio Web: www.equifax.com

Experian
Teléfono sin cargo: 1-888-397-3742
Sitio Web: www.experian.com

TransUnion
Teléfono sin cargo: 1-800-888-4213
Sitio Web: www.transunion.com

Cómo conseguir un planificador financiero

Remítase al folleto en inglés How To Find a Financial Professional Sensitive to Cancer Issues, el cual puede obtener llamando al 1-800-227-2345.

Protección contra la discriminación laboral

Para obtener información sobre la protección contra la discriminación en el trabajo, llame a la Comisión de Derechos en la Igualdad en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés). Localice la oficina más cercana al llamar al 1-800-669-4000 o visite www.eeoc.gov.

Información sobre Medicare

Si tiene preguntas sobre Medicare, llame a su línea de ayuda al 1-800-633-4277 o visite su sitio Web en www.medicare.gov.

Recursos financieros

Algunas veces los recursos financieros pueden afectar los otros beneficios que usted recibe dependiendo de muchos factores, como los que se indican en el diagrama que sigue. Asegúrese de conocer el impacto de las distintas opciones.

    Recursos de atención médica

    Problemas

    Seguro Médico

    Debe continuar pagando las primas.

    COBRA

    Extensión entre 18 y 36 meses de los beneficios de salud de plan de grupo.

    Debe pagar la prima.

    Programa Hill-Burton (atención médica sin o a bajo costo)

    1-800-6380-0742

    (1-800-492-0359 en Maryland)

    www.hrsa.gov/hillburton

    Debe usar los centros Hill-Burton.

    No todos los servicios están disponibles.

    La elegibilidad se basa en el tamaño de la familia y el ingreso (el ingreso debe estar por debajo de las guías actuales de pobreza)

    Sólo hay un número limitado de centros de atención de Hill-Burton.

    Medicare

    1-800-633-4227

    www.medicare.gov

    La elegibilidad se basa sobre la elegibilidad para los beneficios del Seguro Social o los del programa Railroad para el retiro y para ciertas condiciones médicas.

    Debe pagar la parte B del programa.

    Medicaid (contactarse con la oficinal estatal)

    www.cms.hhs.gov/home/medicaid.asp

    La elegibilidad se basa en el tamaño de la familia, los bienes y el ingreso.

    Ley de Atención Médica Accesible o Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Accesible (PPACA)

    www.healthcare.gov

    La PPACA del 2010 provee nuevos beneficios. Los beneficios incluyen ayuda para que más niños reciban cobertura de salud, terminar con la mayoría de los limites anuales y de por vida en el cuidado y darle a los pacientes acceso a servicios preventivos recomendados sin costo.

    Beneficios para Veteranos

    1-800-827-1000 donde lo pondrán en contacto con la oficina local

    www.va.gov

    Los problemas relacionados con el servicio en las fuerzas armadas son generalmente cubiertos.

    Puede requerir un ingreso bajo para algunos beneficios.

    Puede requerir algunos deducibles.

    Beneficios de cuidado a largo plazo

    Problemas

    Seguro de cuidado a largo plazo

    Debe pagar las primas (generalmente no requerido cuando se reciben beneficios).

    Puede generar ingreso sujeto a impuesto.

    Puede afectar la calificación para los beneficios del gobierno.

    Debe cumplir con la definición requerida para los beneficios (generalmente la definición federal para enfermo crónico).

    Programa Hill-Burton

    Consulte “Recursos de atención médica”.

    Beneficios para Veteranos

    Consulte “Recursos de atención médica”.

    Medicaid (programa estatal)

    La elegibilidad se basa en el tamaño de la familia, los bienes y el ingreso.

    Beneficios en vida (pago acelerado de beneficios por muerte).

    algunas pólizas de seguro de vida)

    Debe padecer una enfermedad terminal o crónica (contacte a su compañía de seguro).

    Puede generar ingreso sujeto a impuesto.

    Puede afectar la calificación para los beneficios del gobierno.

    Debe cumplir con la definición requerida para los beneficios (la definición federal para enfermos crónico, o más restrictiva).

    Fuentes de ingreso

    Problemas

    Seguro de ingreso por incapacidad

    Tiene que pagar las primas hasta que la compañía del seguro le permita no hacerlo.

    Puede afectar la calificación para los beneficios del gobierno.

    Debe cumplir con la definición de incapacidad según la póliza.

    Hipoteca reversible

    Generar ingreso sujeto a impuesto.

    El prestamista puede otorgar el préstamo al prestatario en pagos.

    El préstamo se regresa hasta que el último prestatario deja la casa.

    Puede requerir pagos con el transcurso del tiempo.

    Debe ser propietario de la casa con edad de 62 años o mayor.

    Puede afectar la calificación para algunos beneficios del gobierno.

    Requiere de asesoría obligatoria.

    Debe ser revisado por un asesor competente. Puede que requiera de investigación detallada para evitar la pérdida excesiva en cuotas e intereses.

    Seguro Social

    1-800-772-1213

    www.socialsecurity.gov

    Debe estar incapacitado o retirado.

    Puede generar ingreso sujeto a impuesto.

    Puede afectar la calificación para otros beneficios del gobierno.

    Ingreso Suplementario del Seguro (SSI, por sus siglas en inglés)

    1-800-772-1213

    www.socialsecurity.gov

    Debe estar incapacitado, ser mayor de 65 años o ciego.

    Debe cumplir ciertas restricciones de ingreso.

    Puede afectar la calificación para otros beneficios del gobierno.

    Ayuda temporal para familias necesitadas

    Debe cumplir con las guías de bajos ingresos.

    Puede requerir incapacidad.

    Puede requerir historia de empleo.

    Fuentes de suma global

    Problemas

    Propiedades (venta de acciones, bienes inmuebles, etc.)

    Puede generar deuda por ingreso sujeto a impuesto.

    Puede afectar la calificación para los beneficios del gobierno.

    Préstamo hipotecario (puede ser una suma global o una línea de crédito)

    Se pone en riesgo la propiedad.

    Debe tener valores de renta sobre la casa.

    Debe hacer pagos regulares.

    Debe pasar la revisión de crédito.

    Préstamo familiar/personal

    Requiere pagarlo.

    Puede crear tensión en las relaciones familiares.

    Puede exigir un colateral.

    Préstamo sobre la póliza de seguro de vida completo (de una compañía de seguro)

    El beneficio por fallecimiento se reduce en función del monto del préstamo y los intereses suben.

    La póliza debe contar con "valor de rescate".

    Generalmente debe continuar pagando las primas.

    Donativos en bloque (fondos otorgados a los estados por el gobierno federal para poner en marcha los programas dentro de las guías que ofrecen servicios)

    Debe cumplir con los límites de ingreso familiar.

    Puede afectar la calificación para los beneficios del gobierno.

    Beneficio en vida o pago acelerado de beneficios por muerte (seguro de vida)

    Debe mantener la póliza vigente.

    La enfermedad debe estar en fase terminal (contacte la compañía de seguro).

    Puede generar deuda por ingreso sujeto a impuesto.

    Puede afectar la calificación para los beneficios del gobierno.

    Préstamo de viáticos (se toma prestado de un inversionista usando el seguro de vida como el colateral)

    o

    Acuerdo de viáticos (vender la póliza de seguro de vida a un inversionista)

    Puede generar deuda por ingreso sujeto a impuesto.

    Debe ser dueño de la póliza.

    Debe cumplir con la definición de enfermedad crónica o terminal.

    Puede afectar la calificación para los beneficios del gobierno.

Hoja de presupuesto

Para el mes de _______________________________

Fuentes de ingreso:

Salario (después de impuestos y deducciones)...........................$_____________

Ingreso de Seguro Social / Seguro suplementario......................$_____________

Beneficios por incapacidad a corto o largo plazo.......................$_____________

Inversiones ............................................................................... $________________

          Ingreso total......................................................................... $_________________

______________________________________________________________________________

Gastos:

Gastos mensuales fijos (incluyendo gastos del hogar, primas de seguros, etc.) ................................................$______________

Total 1...................................................................................... $______________

Gastos médicos que usted debe pagar de su bolsillo

Deducibles.............................................................................. $________________

Coaseguro................................................................................$_______________

Copagos...................................................................................$_______________

Traslados / transportación médica...........................................$_______________

Medicamentos con receta $________________

Primas de seguros médicos..................................................... $________________

Total 2...................................................................................... $______________

Gastos únicos o de servicios periódicos:

Cambios necesarios en el hogar (contratista, etc.).................. $_______________

Cuotas de servicios profesionales
(abogado, planificador financiero)........................................... $_______________

Total 3...................................................................................... $______________

Gastos especiales:

Dietas especiales..................................................................... $________________

Viajes..................................................................................... $________________

Educación $________________

Otro ______________ $________________

Total 4...................................................................................... $______________

    Gastos totales (suma de los totales 1 a 4)............................ $________________ $______________

Haga varias copias de esta hoja de presupuesto y úsela cada mes. Presupueste al menos algunos meses de antelación. Su experiencia con el cáncer podría hacer que los presupuestos varíen mucho de un mes a otro. Sin embargo, mientras más meses incluya en el presupuesto, más preciso será su pronóstico financiero.

Glosario

COBRA: ley que le permite mantener su plan de salud después de dejar un empleo. Está disponible sólo si usted tenía un plan de salud en su antiguo trabajo. Puede que usted mantenga su antiguo plan de salud por 18, 29 ó 36 meses, dependiendo de las circunstancias. Usted paga el costo total de la cobertura ("COBRA" significa Ley de 1985 de Reconciliación de Presupuesto Omnibus Consolidado).

Condición preexistente: consiste en una condición de salud que usted tenía antes de estar cubierto por un plan médico. A menudo, si usted tiene una condición preexistente, tendrá que esperar para que el plan comience a pagar los costos médicos de ese problema de salud. El plan pagará por otros problemas de salud, si ocurren después de que usted se inscribió en el plan médico. Consulte la sección "Mi plan médico tiene un 'periodo de exclusión por condición preexistente', ¿qué es eso?" para más información.

Exención de las primas: característica de algunas pólizas de seguro de vida. Esto significa que si usted cumple con la definición de incapacidad, la cual es estricta, la compañía de seguro manejará la póliza como si usted continuara pagando las primas, aunque usted no lo esté haciendo.

Extensión de los beneficios por incapacidad: mecanismo de algunos planes médicos. Éste significa que si usted queda incapacitado y deja de pagar su plan médico, usted continúa teniendo su cobertura médica. La cobertura médica continuará por un periodo generalmente de un año. Durante ese tiempo, el plan sólo paga por cualquier tratamiento que se esté llevando a cabo.

Ingreso por incapacidad del Seguro Social (SSDI): este programa del gobierno federal paga los beneficios de ingreso mensual si usted queda incapacitado. Usted tendrá que cumplir con requisitos específicos y guías estrictas de discapacidad para poder recibir los beneficios. Usted también tiene que haber pagado una mínima cantidad al sistema del Seguro Social (su empleador toma automáticamente este dinero de su cheque de pago; para haber proporcionado suficiente dinero al sistema, debe haber trabajado varios años).

Ingreso Suplementario del Seguro: programa del gobierno que paga los beneficios a las personas de bajos ingresos que no pueden trabajar. Para calificar, su ingreso debe estar por debajo de cierta cantidad. El estado en la persona vive fija ese nivel.

Medicaid: programa del gobierno que paga el costo de la atención médica a personas de bajos recursos. Para calificar, su ingreso y su capital deben estar por debajo de cierto nivel. El estado en el que usted vive fija ese nivel. No todos los proveedores de salud aceptan pacientes bajo Medicaid.

Medicare Parte D: esto es un programa de prestación de medicamentos de receta bajo Medicare. Puede que usted escoja de un número de varias opciones.

Medicare: programa del gobierno que paga el costo de la atención médica. Después de 29 meses de estar incapacitado y de recibir el Ingreso Suplementario del Seguro Social, usted califica para Medicare. Puede que usted también califique para Medicare si es de 65 años o mayor y retirado(a). Casi todos los hospitales aceptan Medicare; un reducido número de médicos lo aceptan.

Medigap: póliza médica hecha para cubrir algunos de los costos que planes tradicionales de Medicare no pagan, como los deducibles. Si usted cuenta con Medicare Parte D, el beneficio para medicamentos de receta, puede que también prescinda de esto con su póliza de Medigap. Hay 12 diferentes pólizas de Medigap. Cada plan ofrece diferentes características. No todas las compañías de seguro ofrecen los 12 planes.

Organización para el Mantenimiento de la Salud (HMO, por sus siglas en inglés): un tipo de organización médica que ofrece atención médica. Si usted pertenece a una HMO, debe usar los médicos dentro de esa HMO. Si usa médicos fuera de la HMO, pagaría parte o todo el monto del costo total. La mayoría de las veces, usted sólo paga un copago pequeño cada vez que acude al médico de una HMO.

Seguro de ingreso por incapacidad: tipo de seguro que le paga cierta cantidad de dinero mensualmente a aquellas personas lesionadas o enfermas y que no pueden trabajar. Los planes de ingreso por incapacidad pueden ser a corto o largo plazo.

The Patient Protection and Affordable Care Act (PPACA): esta ley fue firmada por el presidente Barack Obama el 30 de marzo de 2010. La ley fue diseñada para darle a los estadounidenses nuevos derechos y beneficios, incluyendo ayuda para que más niños reciban cobertura de salud, terminar con la mayoría de los limites anuales y de por vida en el cuidado y darle a los pacientes acceso a servicios preventivos recomendados sin costo. Usted puede aprender más en www.healthcare.gov.

Tratamiento experimental: tipo de tratamiento que continúa bajo investigación médica. Muchas aseguradoras no pagan el costo de tratamientos experimentales.

Otras publicaciones en esta serie*

Off Treatment
Financial Guidance for Cancer Survivors and Their Families

Advanced Illness
Financial Guidance for Cancer Survivors and Their Families

How to Find a Financial Professional Sensitive to Cancer Issues
Financial Guidance for Cancer Survivors and Their Families

Can I Be Prepared If Cancer Occurs?
Financial Guidance for Those with Concerns about Cancer

Coping Financially with the Loss of a Loved One
Financial Guidance for Families

Estos folletos están disponibles en inglés si llama a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345. También se pueden encontrar en nuestro sitio Web en www.cancer.org.

Guía financiera para los sobrevivientes de cáncer y sus familias: pacientes en tratamiento fue escrito y preparado como un servicio público por el National Endowment for Financial Education®, o NEFE®, en Denver.

NEFE es una fundación independiente sin fines de lucro que se dedica a ofrecer educación a las personas que viven en los Estados Unidos sobre las finanzas personales y darles los conocimientos para tomar decisiones positivas y sensatas para alcanzar sus metas financieras. El National Endowment for Financial Education, NEFE, y el logo de NEFE son marcas federalmente registradas por el National Endowment for Financial Education. Para obtener más información sobre esta organización, visite la página en Internet www.nefe.org.

Nota: Con el tiempo, algunos cambios legislativos y reguladores, así como nuevos acontecimientos, pudieran hacer que esta información pierda vigencia. El objetivo de este material es proveer información financiera general y no sustituir o reemplazar el asesoramiento profesional o legal.

©2011, National Endowment for Financial Education. Todos los derechos reservados.

Last Medical Review: 04/06/2011
Last Revised: 04/06/2011