+ -Text Size

Cómo elegir a un médico y a un hospital

Cuando usted se entera de que tiene cáncer, quiere asegurarse de que recibe la mejor atención y tratamiento médico posibles. La selección del médico y del centro de tratamiento será una de las decisiones más importantes que usted tendrá que tomar. En los Estados Unidos, hay centros de atención médica excelentes, pero ¿cómo saber en dónde buscar?

A continuación se presentan algunas sugerencias que debe considerar cuando seleccione su médico y hospital.

Calidad de la atención del cáncer

Cuando se descubre que se tiene cáncer, surgen muchas inquietudes y se tienen que tomar muchas decisiones. La mayoría de la gente con cáncer no es experta en el tratamiento contra el cáncer. Probablemente usted sienta que no cuenta con el tiempo, la energía ni los recursos para decidir cómo y dónde obtener la mejor atención del cáncer. Usted podría necesitar algo de ayuda.

El médico que encontró su cáncer es la primera persona a quien debe preguntar. Intente preguntar lo siguiente: “Si se enterara que usted o un ser querido suyo tiene cáncer, ¿a cuál médico acudiría para tratamiento?”. En muchos casos, el médico sugerirá otro médico incluso si usted no lo solicita.

Si su médico no está seguro de su diagnóstico, pero piensa que hay probabilidad de que tenga cáncer, usted puede preguntar: “Si usted estuviera en mi lugar, ¿a cuál médico consultaría primero?”. Solicite al menos dos o tres nombres, e investigue cuáles son las especialidades de dichos médicos. Averigüe en cuáles centros de tratamiento contra el cáncer trabajan y cuáles planes de seguro médico aceptan.

Algunas personas en realidad buscan primero un hospital para luego localizar un oncólogo que practique allí. Para las personas que primero encuentran a un médico, la mayoría de los médicos que tratan el cáncer trabajan en hospitales que son buenos en la atención del cáncer.

Cómo escoger un buen hospital

Consulte con su médico, y pregunte a otros médicos y enfermeras cuál es su opinión sobre los hospitales de su área. Nuestra hoja de trabajo How to Choose a Hospital puede ayudarle a mantener un registro de la información que usted obtiene.

Es importante localizar un hospital que tenga personal con experiencia en tratar su tipo de cáncer. Por ejemplo, en los hospitales grandes puede que haya más experiencia con diferentes tipos de cáncer y que se ofrezcan más servicios para los pacientes. Si vive en una comunidad pequeña, quizás requiera viajar a una ciudad más grande para encontrar un centro donde el personal cuente con experiencia para tratar su tipo de cáncer.

Un hospital más grande podría ser especialmente importante si usted tiene un tipo de cáncer poco común o si usted presenta algo poco usual junto con su diagnóstico. Por lo general, las instituciones más grandes cuentan con más experiencia en el tratamiento de los cánceres que ocurren con menos frecuencia. Este beneficio puede ser la clave para obtener el mejor tratamiento posible y podría ser muy valioso en comparación con tener que viajar más o cualquier otro inconveniente que tuviera a corto plazo. También es más probable que tengan estudios clínicos (estudios de investigación) en los que usted puede participar.

También puede consultar en Internet si los hospitales de su área reúnen ciertas normas de calidad y están acreditados por The Joint Commission en www.jointcommission.org. Sin embargo, recuerde que la acreditación no significa necesariamente que el hospital sea un experto en el cuidado del cáncer. El “Quality Check” de The Joint Commission en Internet le permite averiguar sobre el funcionamiento de su centro de salud local. En su página principal, seleccione “Find an Accredited o “Certified Organization”, y luego busque la organización de atención médica por nombre, código postal o estado. Si no tiene acceso a Internet, acuda a la biblioteca pública local y pida ayuda al personal o llame a la línea de servicio al cliente de la Joint Commission al 630-792-5800.

Estas tres organizaciones colaboran con centros de cáncer y pueden dirigirle a aquellos que ofrecen sólo la mejor atención contra el cáncer.

Commission on Cancer

Commission on Cancer (CoC) es un programa del American College of Surgeons (ACoS) que aprueba hospitales y centros de atención que se han comprometido en proveer lo mejor en cuanto al diagnóstico y el tratamiento del cáncer. Su lista de programas acreditados incluye a más de 1,500 centros contra el cáncer en los Estados Unidos.

Una forma adecuada de evaluar la calidad de atención contra el cáncer ofrecida por un centro de tratamiento consiste en averiguar si ha sido aprobado por la CoC. Si está aprobado, eso indica que cumple con ciertas normas y que ofrece una variedad de servicios con los últimos avances en la atención contra el cáncer. Independientemente del tamaño o la ubicación del centro, su capacidad para brindar atención de calidad del cáncer se halla bajo la monitorización constante de la CoC.

Los programas para pacientes con cáncer aprobados por la CoC están disponibles en muchas clases diferentes de hospitales o instalaciones. Pueden encontrarse en centros de tratamiento principales, hospitales de la comunidad u otros centros de diagnóstico y tratamiento.

Instituto Nacional del Cáncer

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) forma parte de US National Institutes for Health, y está dedicado a la mejor compresión, el diagnóstico, el tratamiento y la prevención del cáncer. Su objetivo es apoyar y mejorar la calidad de la investigación clínica del cáncer.

El NCI colabora con más de 70 centros de cáncer en los Estados Unidos. Reconoce tres niveles de centros de tratamiento contra el cáncer, que incluye desde el centro completo contra el cáncer hasta el centro de tratamiento más básico. A menudo, estos centros tienen sede en universidades donde se realiza la investigación, aunque usted no tiene que participar en estudios de investigación para ser tratado en uno de estos centros.

Usted nos puede llamar para averiguar sobre el centro de cáncer designado por el NCI que se encuentra cerca de usted o puede visitar National Cancer Institute Cancer Center Programs.

Children’s Oncology Group

La misión del Children’s Oncology Group es curar y prevenir el cáncer en niños y adolescentes mediante la investigación científica y la atención completa. La mayoría de los niños y los adolescentes con cáncer en los Estados Unidos han sido tratados en centros que pertenecen al Children’s Oncology Group (COG).

El COG cuenta con más de 200 centros afiliados con alguna universidad o algún hospital de atención infantil. Usted nos puede llamar para obtener más información o para encontrar un centro de COG. También puede visitar Pediatric Cancer Center Information.

Cómo elegir a su médico

El proceso de seleccionar a un médico puede tomar tiempo. Muchas personas sienten la tentación de apresurarse para comenzar su tratamiento más pronto. Sin embargo, tenga en cuenta que la mayoría de la gente con cáncer tiene suficiente tiempo para asegurarse de recibir la mejor atención posible. Pregunte al médico que encontró su cáncer si necesita tomar acción inmediatamente o si puede tomarse un tiempo corto, pero seguro, para averiguar todas sus opciones.

Usted está buscando un médico que trate su tipo de cáncer. Para su tratamiento, es posible que necesite un tipo especial de oncólogo (médico que trata el cáncer), o incluso más de una clase de oncólogo. Hay tres tipos básicos de médicos que tratan el cáncer:

  • Oncólogos clínicos
  • Cirujanos oncólogos
  • Oncólogos expertos en radioterapia

El médico que necesite dependerá de las clases de tratamiento que necesite para su tipo de cáncer.

Durante su tratamiento contra el cáncer, puede que consulte con más de una clase de médico que trate el cáncer, aunque su cáncer y tipo de tratamiento determinará quién será el médico principal que atenderá su enfermedad. La selección cuidadosa del médico que necesita ahora (tal como un buen cirujano, radiólogo y/u oncólogo clínico) será de mucho beneficio por los próximos años. Su relación con esta persona durará probablemente desde el tratamiento hasta la atención de seguimiento a largo plazo.

Nuestra hoja de trabajo How to Choose a Doctor puede ser útil durante este proceso.

Decida lo que necesita y desea en un médico

Antes de comenzar su búsqueda por un médico, piense sobre las cualidades que usted quiere que tenga. A continuación se mencionan algunas ideas, pero quizás desee agregar más.

  • Seleccione un médico que cuente con experiencia en el tratamiento de su tipo de cáncer. Estudios muestran que los médicos son más exitosos en tratar una afección cuando tienen mucha experiencia en la misma, de modo que éste es un factor importante.
  • Usted necesitará un médico que sea parte de su plan de cobertura médica (a menudo llamado proveedor de preferencia) y/o acepte su seguro médico.
  • Seleccione un médico que pueda ejercer (que tenga privilegios de admisión) en un hospital que usted esté dispuesto a atenderse. Los médicos sólo pueden remitir pacientes a hospitales en donde cuenten con privilegios de admisión.
  • Seleccione un médico con quien se sienta cómodo. Es posible que la educación, el origen étnico, el género y los idiomas que hable el médico sean importantes para usted. Además, puede que sea importante para usted la personalidad del médico y que tenga excelentes modales. Algunas personas quieren que sus médicos se desempeñen con un estilo ejecutivo-profesional, mientras que otras valoran que el médico pueda ayudar tanto con la salud emocional como con sus necesidades médicas. Muchas personas cuyas enfermedades requieren de tratamiento a largo plazo prefieren una relación amistosa con su médico.

Prepare una lista con los médicos que le resulten adecuados

Una de las mejores formas de seleccionar a un médico es mediante referencias de personas en las que usted confíe, como su médico de cabecera. Quizás también desee hablar con otras personas en su área que hayan sido tratadas con su tipo de cáncer para saber quién los trató. Algunos hospitales y comunidades también tienen servicios de referencias para médicos disponibles por teléfono o Internet. Esto le permite a usted aprender más sobre los médicos en su localidad, tal como áreas de especialidad, certificaciones médicas, localización de las oficinas, idiomas que se hablan, etc. Usted puede encontrar estos servicios de referencia si llama al número de teléfono principal de un hospital o visitando su página en Internet.

Si usted tiene un plan médico, puede comenzar a verificar los nombres de los médicos que tenga con la lista de médicos que cubren el plan, lo cual suele estar disponible en Internet o llamando al número de atención para los afiliados.

Averigüe más: llamadas, citas, y la primera visita

Una vez que haya encontrado a los médicos que considere adecuados para usted, llame a sus consultorios médicos y pregunte si aceptan su plan de salud y si pueden recibir a nuevos pacientes. Quizás también desee saber en qué hospitales trabajan y dónde pueden admitir pacientes.

El siguiente paso es concertar citas con algunos médicos. Verifique con las oficinas de los médicos y con su compañía de seguro de salud si este tipo de visita está cubierta por el plan. De no ser así, puede que termine haciendo llamadas telefónicas para formular algunas de estas preguntas hasta que defina claramente sus opciones.

Lo más importante es preguntarles cuánta experiencia tienen en tratar su tipo de cáncer. Si tiene cita con cirujanos, investigue con cuánta frecuencia realizan la intervención quirúrgica que usted necesita, cuántas de estas cirugías han realizado y cuál ha sido su índice de éxito. Tal vez quiera preguntar cómo ellos definen “éxito”, dependiendo en el tipo de cáncer.

Además de investigar la experiencia médica y las credenciales de su médico, ponga atención en qué tan cómodo se siente con él o ella. Una forma de medir esto es formularse a sí mismo las siguientes preguntas después de haber tenido la cita.

  • ¿Le dio oportunidad el médico de que hiciera sus preguntas?
  • ¿Sintió que el médico le estaba escuchando?
  • ¿Parecía cómodo el médico al estar respondiendo a sus preguntas?
  • ¿Le habló el médico de una forma que pudiera entender?
  • ¿Sintió que el médico le trató con respeto?
  • ¿Le indicó el médico las opciones de tratamiento y le preguntó sus preferencias acerca de los distintos tipos de tratamiento?
  • ¿Sintió que el médico le dedicó el tiempo suficiente?

Confíe en su instinto cuando decida si ese médico es el adecuado para usted. Puede que tome más de una visita antes de que usted y su médico realmente se conozcan mejor.

Tal vez usted quiera conocer los siguientes datos sobre su doctor:

¿Está acreditado el médico?

Los médicos acreditados por el consejo cuentan con capacitación adicional en áreas especiales, tales como oncología médica (atención contra el cáncer), hematología (enfermedades sanguíneas) o cirugía ginecológica (sistema reproductivo femenino). Han tomado y aprobado los exámenes para la certificación aprobados por los médicos en su campo. Para conservar su certificación, los médicos tienen que continuar su educación y lograr avances y cambios en su área de especialidad.

No todos los médicos especialistas tienen la acreditación de esta junta, ni es necesaria para ser excelentes médicos. Aun así, muchos médicos están acreditados por lo menos en una especialidad.

Para saber si un doctor cuenta con certificación del consejo, póngase en contacto con el American Board of Medical Specialties (ABMS) en www.abms.org. El ABMS tiene una lista de los doctores certificados por el consejo que se suscriben al servicio de esta organización. Puede hacer una búsqueda gratuita por estado de todos los médicos con cierta especialidad. O puede teclear el nombre del médico que desea y solicitar información sobre su especialidad. Además, usted puede aprender más sobre lo que significa la acreditación del consejo en el sitio Web del ABMS.

En las bibliotecas públicas también hay información disponible sobre los médicos que tienen un entrenamiento o acreditación adicional. Pregunte por el Official ABMS Directory of Board Certified Medical Specialists, o solicite al bibliotecario que le ayude.

¿Cuál es la experiencia del médico?

Usted querrá saber las respuestas a estas preguntas:

  • ¿Cuántos años tiene ejerciendo el médico?
  • ¿Cuántas personas con cáncer ha tratado?
  • Si está considerando una cirugía o un procedimiento especial, pregunte sobre el número de estos procedimientos que el médico haya realizado.
  • ¿Cuántos pacientes está atendiendo actualmente?
  • ¿Cuántos son pacientes con cáncer?
  • ¿Qué experiencia tiene con el tipo de cáncer que usted padece?

Además de averiguar la experiencia de su médico, es posible que también quiera averiguar quiénes son los especialistas en el campo. Una visita a la biblioteca médica puede resultar de utilidad. También puede investigar en Internet. Usted puede comenzar con nosotros o con los sitios Web que proveen información fidedigna, como cancer.gov, healthfinder.gov, o medlineplus.gov. Busque el nombre de médicos que hayan publicado artículos y cuyo trabajo se cita con mayor frecuencia sobre el tipo de cáncer que usted tiene. Si su médico ha publicado artículos de investigación, usted puede leer esos artículos en línea u obtener copias en la biblioteca. Al hacer esto, puede saber más sobre el enfoque que el doctor tiene en el tratamiento del cáncer.

¿En qué hospitales el médico tiene privilegios de admisión?

Más que nunca antes, el cáncer se está tratando fuera de los hospitales. Aun así, una persona con cáncer podría necesitar acudir diariamente a citas en un centro de tratamiento ambulatorio que esté asociado con un hospital. Por lo tanto, el hospital sigue siendo importante. Para algunos tratamientos y ciertos problemas, la hospitalización es necesaria. La institución hospitalaria donde usted se internará para recibir el tratamiento de cáncer dependerá del lugar donde su médico tenga privilegios de admisión. Investigue el lugar al que será enviado en caso de operación o para otro tipo de atención. También consulte con su compañía de seguro de salud, para verificar cuáles médicos y hospitales están cubiertos.

¿Con cuáles escuelas de medicina está asociado el médico?

La enseñanza en una escuela médica respetable puede sugerir que el médico es un líder en su campo. Los médicos involucrados en la enseñanza que también atienden a pacientes a menudo están en contacto con expertos médicos del país. Puede que estén más informados sobre los tratamientos más recientes.

Otras preguntas para el médico:

  • ¿Participa usted o alguna persona de su equipo en los estudios clínicos (estudios médicos) de tratamientos nuevos?
  • ¿Cuál es el horario de consulta?
  • ¿Cómo puedo obtener ayuda después de horas de oficina, en fines de semana o en días festivos?
  • ¿Quién me atenderá cuando usted no esté disponible?
  • ¿Quién más formará parte del equipo de atención médica contra el cáncer?

Conviene preguntar acerca del renombre de un médico a otras personas, pero al final, confíe en su propia intuición. Usted no sólo debe sentirse cómodo con la manera en que su médico trata su tipo de cáncer, sino también con la manera cómo le trata como persona. ¿Puede hablar con este médico? ¿Le escucha? Si no se siente a gusto, siga buscando.

Otras maneras de encontrar o aprender más sobre un médico

La American Medical Association (AMA) representa a muchos médicos en los Estados Unidos y ofrece un servicio gratuito de localización de médicos llamado “Doctor Finder”. A través de este servicio, usted puede encontrar información sobre los médicos, tales como la información para contactarlos, su entrenamiento en las escuelas de medicina y residencias, así como el (las) área(s) de especialidad.

Otro medio de información es la American Society of Clinical Oncology (ASCO). Esta sociedad médica internacional representa a los especialistas en cáncer dedicados a la investigación médica y la atención de pacientes. Ofrece un directorio de oncólogos que contiene una base de datos de los miembros de la ASCO llamado “Find a Cancer Doctor.”

También, puede ponerse en contacto con los centros de cáncer más cercanos y preguntar por los nombres de los médicos especialistas en su tipo de cáncer. Considere investigar con familiares, amigos, enfermeras y otros médicos en su comunidad. La mayoría de los hospitales también cuenta con un listado de los médicos que usan como servicio de referencia. Además, usted puede llamar a las escuelas de medicina o a las sociedades de medicina de su región.

Segundas opiniones

Aún después de haber elegido a su médico, es posible que desee buscar una segunda opinión. Si no está seguro sobre el tratamiento propuesto, es una buena idea buscar una segunda opinión. Por ejemplo, si padece cáncer de próstata y un urólogo ha recomendado una operación, quizás desee ver a un radio-oncólogo para saber sobre algún tratamiento sin cirugía.

Contamos con más información acerca de los pasos que puede seguir para obtener una segunda opinión sobre su plan de tratamiento contra el cáncer.

Para obtener más información

Ofrecemos mucha más información que puede ser de su utilidad. Visite nuestro sitio web en www.cancer.org o llame a nuestro Centro Nacional de Información sobre el Cáncer a la línea telefónica gratuita 1-800-227-2345. Estamos a su disposición para ayudarle a cualquier hora del día o de la noche.

Referencias

American Board of Medical Specialties. About Board Certification. Accessed at www.abms.org/About_Board_Certification/ on February 24, 2016.

American College of Surgeons. Commission on Cancer. Accessed at www.facs.org/cancer/ on February 24, 2016.

American Medical Association. Doctor Finder. Accessed at www.ama-assn.org/ on February 24, 2016.

Ross JA, Olshan AF. Pediatric Cancer in the United States: The Children’s Oncology Group Epidemiology Research Program. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2004;13:1552-1554.

The Joint Commission. About Quality Check®. Accessed at www.qualitycheck.org/help_about_qc.aspx on February 24, 2016.


Last Medical Review: 02/26/2016
Last Revised: 04/13/2016