Cáncer avanzado

+ -Text Size

TEMAS

¿Qué es el cáncer metastásico?

El cáncer metastásico es un cáncer que se ha propagado desde la parte del cuerpo donde comenzó (el sitio primario) a otras partes del cuerpo. Cuando las células cancerosas se desprenden de un tumor, éstas pueden viajar a otras áreas del cuerpo a través del torrente sanguíneo o del sistema linfático (que contienen un conjunto de vasos que transportan líquido y células del sistema inmunológico).

Esta imagen muestra algunas partes del sistema linfático, como los ganglios linfáticos y los vasos linfáticos, así como órganos y tejidos que contienen muchos linfocitos (células inmunes).

Si las células viajan a través del sistema linfático, es posible que terminen en los ganglios linfáticos adyacentes (grupo pequeño de células inmunológicas del tamaño de un frijol) o puede que se propaguen a otros órganos. Por lo general, las células cancerosas se desprenden del tumor principal y viajan a través del torrente sanguíneo. Una vez en la sangre, se pueden propagar a cualquier parte del organismo. Muchas de estas células mueren, aunque puede que algunas se establezcan en un área nueva, comiencen a crecer y a formar tumores nuevos. Esta propagación del cáncer hacia una nueva parte del cuerpo se llama metástasis.

Las células cancerosas tienen que seguir varios pasos para propagarse a nuevas partes del cuerpo:

  • Tienen que poder desprenderse del tumor original e ingresar en el torrente sanguíneo o sistema linfático, el cual puede transportarlas hacia otras partes del cuerpo.
  • Es preciso que se adhieran a la pared de un vaso sanguíneo o linfático, mediante el cual se trasladan a un nuevo órgano.
  • Necesitan poder crecer y desarrollarse en su nueva ubicación.
  • Necesitan poder evitar los ataques del sistema inmunológico del cuerpo.

El pasar por todos estos pasos significa que probablemente las células que inician nuevos tumores no sean exactamente las mismas que las que estaban en el tumor original. Esto puede hacer que sean más difíciles de tratar.

Aunque el cáncer se ha propagado a un área nueva, recibe el nombre de la parte del cuerpo en donde se originó. El tratamiento también se basa en el lugar donde se originó el cáncer. Por ejemplo, si un cáncer de próstata se propaga a los huesos, aún se denomina cáncer de próstata (no cáncer de hueso), y el médico recomendará tratamientos que hayan demostrado ayudar contra el cáncer de próstata metastásico. Asimismo, el cáncer de seno que se ha propagado a los pulmones, sigue siendo cáncer de seno, no cáncer de pulmón, y se trata como cáncer de seno metastásico.

Algunas veces los tumores metastásicos ya han comenzado a crecer al momento de encontrar y diagnosticar el cáncer. Además, en algunos casos se puede detectar una metástasis antes de descubrir el tumor original (primario). Si al momento de encontrarlo, el cáncer ya se ha propagado a muchos lugares, puede ser muy difícil determinar dónde se originó. Si esto ocurre al cáncer se le llama cáncer de origen primario desconocido. Este tema se trata en otro documento titulado Cáncer de origen primario desconocido.

Por qué las células cancerosas tienden a propagarse a ciertas partes del cuerpo

El lugar donde se originó un cáncer a menudo desempeña un papel en cuanto al lugar donde se propagará. La mayoría de las células cancerosas que se desprenden del tumor original son transportadas por la sangre o la linfa hasta que quedan atrapadas en el siguiente órgano o grupo de ganglios linfáticos “corriente abajo”. Una vez que las células están allí, pueden comenzar a formar nuevos tumores. Esto explica por qué el cáncer de seno con frecuencia se propaga a los ganglios linfáticos de las axilas pero raramente a los ganglios linfáticos de la ingle. Asimismo, existen muchos cánceres que comúnmente se propagan a los pulmones. Esto se debe a que el corazón bombea sangre desde el resto del cuerpo a través de los vasos sanguíneos de los pulmones antes de enviarla hacia otros lugares. El hígado es un sitio común de propagación de las células de un cáncer que comienza en el colon debido a que la sangre de los intestinos fluye hacia el hígado.

Las células cancerosas a menudo se desprenden del tumor principal y viajan a través de la sangre y/o el sistema linfático, pero no siempre se establecen en otro lugar ni comienzan nuevos tumores. La mayor parte del tiempo, las células que se desprenden mueren. Cuando el cáncer se propaga a otros órganos y comienza a formar nuevos tumores es debido a ciertos cambios genéticos en las células que los científicos ahora han comenzado a entender. Al identificar estos cambios genéticos, algún día los médicos podrán indicar si el cáncer de una persona es el tipo que se propagará a otros órganos. Además, la investigación se enfoca en los tratamientos que bloquean o atacan a estos cambios genéticos para que las células cancerosas no puedan crecer y propagarse.

Algunas veces los patrones de propagación no se pueden explicar basándose en la localización de los órganos del cuerpo. Algunas células de cáncer pueden encontrar e invadir ciertos sitios distantes al lugar donde se originaron. Por ejemplo, el cáncer de próstata avanzado por lo general alcanza a los huesos antes de propagarse a otros órganos. Este patrón de “alojamiento” puede deberse a sustancias en la superficie de las células cancerosas que se adhieren a las células de ciertos órganos.

¿Qué cánceres se propagan y a dónde?

Esta descripción breve indica los lugares hacia donde ciertos cánceres suelen propagarse. No es una lista de todos los lugares a donde un cáncer podría propagarse. Para más detalles sobre estos tipos de cáncer, consulte nuestra información sobre el tipo de cáncer específico.

Vejiga

El cáncer de vejiga tiende a quedarse en la misma área (la pelvis) e invade los tejidos cercanos como la pared pélvica. Asimismo, puede propagarse a los pulmones, al hígado y al hueso.

Cerebro

Los tumores cerebrales rara vez se propagan fuera del cerebro, ya que principalmente crecen dentro del cerebro y a veces en la médula espinal.

Seno

El cáncer de seno con frecuencia se propaga a los huesos, pero también puede propagarse al hígado, los pulmones y el cerebro. Conforme progresa el cáncer, puede afectar cualquier órgano. También se puede propagar a la piel del pecho (cerca al área en la que comenzó el cáncer).

Cuello uterino

El cáncer de cuello uterino suele crecer cerca de donde se originó, hacia la vagina y el útero y luego a otras partes de la pelvis, tal como el recto y la vejiga. También puede crecer hacia los huesos y los nervios de la columna vertebral, y propagarse al hígado, los pulmones y los huesos.

Colon y recto

El hígado y los pulmones son los lugares más comunes a donde se propaga el cáncer de recto o de colon. Estos cánceres también se pueden propagar a casi cualquier otro órgano, incluyendo los huesos y el cerebro.

El cáncer rectal también se puede propagar dentro de la pelvis, donde comenzó el cáncer. Esto puede ser doloroso porque el cáncer suele crecer en los nervios y huesos de esta área.

Esófago

El cáncer de esófago crece principalmente cerca del lugar donde se originó (en el pecho y abdomen). A medida que progresa, puede que crezca hacia los órganos adyacentes o vasos sanguíneos principales, lo que puede hacer difícil tratar este cáncer.

Riñón

El cáncer de riñón (renal) puede crecer en el sitio donde se originó e invadir tejidos cercanos. Puede crecer desde el riñón hacia la vena grande que drena la sangre desde el riñón (la vena renal). De allí, puede crecer hacia la vena grande que desemboca en el corazón (la vena cava inferior). También puede crecer desde el riñón hacia la glándula suprarrenal que se ubica en la parte superior del riñón. Los pulmones y los huesos son los sitios más comunes de propagación.

Leucemia

Debido a que ya se encuentran en la sangre, puede considerarse que las leucemias se han propagado por todo el cuerpo cuando son diagnosticadas. Éstas pueden avanzar llenando la médula espinal con células leucémicas. Se remplaza la médula ósea normal y no puede producir nuevas células sanguíneas.

Algunas leucemias pueden propagarse fuera de la sangre y hacia el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal. Tanto en la piel, como en otras partes del cuerpo, también puede haber tumores formados por células leucémicas (aunque esto no es común). En algunos tipos de leucemia, las células cancerosas se acumulan en el bazo, lo que aumenta el tamaño de este órgano. Con menos frecuencia, las células de la leucemia se asientan en el hígado, lo que provoca que este aumente en tamaño. En un tipo de leucemia, las células se acumulan en las encías, provocando que estas se hinchen y luzcan enrojecidas.

Hígado

El cáncer de hígado no se propaga con frecuencia fuera del hígado, sino que suele crecer por todo el hígado a medida que su etapa avanza. Si se propaga, lo hace con más frecuencia a los pulmones o a los huesos.

Pulmón

El cáncer de pulmón puede propagarse a casi cualquier órgano del cuerpo, pero se propagará más frecuentemente a las glándulas suprarrenales, el hígado, los huesos o el cerebro. También se puede propagar al otro pulmón.

Linfoma

El linfoma puede afectar cualquier parte del cuerpo. Mientras algunos se originan en los ganglios linfáticos, el bazo y/o la médula ósea, otros comienzan en el tejido linfático del estómago, los intestinos, o incluso la órbita del ojo. Los linfomas se pueden propagar dentro del sistema linfático hacia partes distantes del cuerpo. Con menos frecuencia, se propagan fuera del sistema linfático hacia otros órganos, tales como los pulmones, el hígado o los huesos. Los linfomas pueden afectar el cerebro y la médula espinal, ya sea inicialmente (denominado linfoma primario del sistema nervioso central) o como propagación al líquido y los tejidos (meninges) que rodean el cerebro y la médula espinal. Esto se llama meningitis linfomatosa.

Melanoma

El melanoma se puede propagar a cualquier parte del cuerpo. Primero, tiende a ir hacia los ganglios linfáticos cerca de donde se originó, pero luego puede propagarse al cerebro, a los pulmones, al hígado y a los huesos. También se puede propagar a otras áreas de la piel.

Boca y garganta

Los cánceres de boca, garganta o fosas nasales tienden a permanecer en la misma área. Por lo general, se propagan a los pulmones. Con menos frecuencia, se pueden propagar al hígado o a los huesos.

Mieloma múltiple

El mieloma múltiple puede producir tumores llamados plasmacitomas. Estos tumores se pueden propagar a los huesos de cualquier parte del cuerpo, pero rara vez se propagan a otros órganos.

Ovario

El cáncer de ovario se propaga con más frecuencia al revestimiento del abdomen y la pelvis (a este revestimiento se le llama peritoneo), al omento (una capa de tejido conectivo que cubre la cavidad abdominal como un delantal), y a órganos en la pelvis y el abdomen. Puede producir una acumulación de líquido e hinchazón en el abdomen. Éste también puede propagarse al revestimiento externo de los pulmones y hacer que el líquido se acumule allí. Cuando se convierte en cáncer avanzado, puede propagarse al pulmón y al hígado, o rara vez al cerebro o la piel.

Páncreas

El cáncer pancreático permanece principalmente en el abdomen. Suele crecer hacia los tejidos cercanos y puede propagarse al hígado o a otros órganos adyacentes. También se puede propagar a los pulmones.

Próstata

El cáncer de próstata avanzado suele propagarse a los huesos. Con menor frecuencia, se propagará a otros órganos, incluyendo los pulmones y el hígado.

Estómago

El cáncer de estómago (gástrico) tiende a propagarse a los tejidos cercanos y permanecer circunscripto al abdomen (vientre). También se puede propagar al hígado o a ganglios linfáticos distantes. Es menos común que se propague a los pulmones, los huesos y al cerebro.

Útero

El cáncer que se origina en el útero puede crecer hacia la vagina y a tejidos cercanos en la pelvis. Con frecuencia, también se propaga al peritoneo (el revestimiento de la cavidad abdominal y la pelvis), y al omento (una capa de tejido conectivo que cubre la cavidad abdominal como un delantal). Otros de los lugares de propagación incluyen el hígado, los pulmones, y con menos frecuencia, los huesos.


Fecha de última actualización: 04/01/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/01/2014