Después del diagnóstico: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

¿Cómo afectará el cáncer a mi vida sexual?

Bajo cualquier circunstancia, las sensaciones y actitudes sexuales varían mucho entre las personas, aun cuando no están enfermas. Algunas personas tienen poco o ningún cambio en lo respecta al deseo sexual y nivel de energía durante el tratamiento del cáncer. Otras personas descubren que tienen menos interés en el sexo debido a las exigencias físicas y emocionales que causa el cáncer y su tratamiento.

Si su deseo sexual y nivel de energía cambian durante el tratamiento, tenga presente que esto le ocurre a muchas personas. Puede ser causado por el estrés, cansancio, y otros efectos secundarios del tratamiento. También la manera en que usted se siente sobre su cuerpo desempeña un papel.

Si usted disfrutaba de una vida sexual saludable antes de iniciar el tratamiento, lo más probable es que la intimidad física le siga produciendo placer durante su tratamiento. Podría encontrarse con que la intimidad cobra un nuevo significado y que usted se relaciona con su pareja de forma diferente. Abrazarse, tocarse y acariciarse puede llegar a ser más importante que la actividad sexual en sí.

Puede ser difícil mantener una vida sexual saludable cuando están implicados tantos factores físicos y emocionales. Infórmese tanto como sea posible con su médico y mediante otras fuentes confiables a su alcance para que pueda saber con antelación lo que puede y lo que no puedo hacer antes, durante y después del tratamiento. Hable con su pareja acerca de sus preocupaciones y de lo que está bien con usted, lo cual puede cambiar de una semana a otra. Para obtener más información, lea la Sexualidad para el hombre con cáncer o Sexualidad para la mujer con cáncer en www.cancer.org, u ordene copias gratis llamando al 1-800-227-2345.

Fertilidad

Aun cuando el embarazo es a veces posible durante el tratamiento contra el cáncer, no es el momento más adecuado debido a que ciertos tratamientos pueden causar defectos de nacimiento. Los médicos a menudo les indican a los hombres y a las mujeres que usen métodos anticonceptivos durante todo el tratamiento, e incluso por algunas semanas o meses después de completar el tratamiento.

Es posible que las mujeres vean alterados sus ciclos menstruales, que pueden ser irregulares o desaparecer mientras reciben tratamiento. Esto no significa que no puedan quedar embarazadas, por lo que los métodos anticonceptivos aún son necesarios.

En los hombres, los tratamientos pueden reducir o dañar los espermatozoides. Aun así, los hombres a menudo vuelven a ser fértiles después de que se realiza el tratamiento.

Ya sea que usted planee o no tener hijos, es normal tener inquietudes sobre cómo el tratamiento afectará su fertilidad. Hable con su médico antes de que inicie el tratamiento sobre cualquier inquietud o pregunta que tenga sobre la fertilidad y el tratamiento contra el cáncer. Esto le ayudará a tomar las decisiones sobre el tratamiento que resulten más adecuadas para usted.

También puede aprender más sobre cómo los diferentes tratamientos contra el cáncer pueden afectar la fertilidad y cuáles son sus opciones si desea tener hijos en el futuro. Lea los documentos La fertilidad en los hombres con cáncer o La fertilidad en las mujers con cáncer en www.cancer.org, o llámenos para una copia gratuita.


Fecha de última actualización: 03/30/2015
Fecha de último cambio o revisión: 03/30/2015