Estudios por imágenes (Radiología)

+ -Text Size

TEMAS

Mamografía

Otros nombres incluyen mamograma y mamografía digital.

¿Qué muestra este estudio?

Un mamograma es una radiografía de los senos. Un mamograma de rutina (detección) se usa para ver si hay signos de enfermedad en los senos cuando no tiene ningún síntoma ni problema en los senos. Un mamograma puede detectar cáncer en sus etapas tempranas, incluso antes de que se pueda palpar un bulto, cuando el tratamiento puede ser más exitoso. Los mamogramas de detección suelen tomar radiografías de cada seno desde dos ángulos diferentes.

Los mamogramas también se pueden usar para examinar los senos de una mujer si ella tiene un problema en los senos o si se ha observado un cambio en un mamograma de rutina o de detección. Cuando se utilizan de esta manera, se llaman mamogramas de diagnóstico. Estos pueden incluir vistas adicionales (imágenes) de los senos que no suelen tomarse en los mamogramas de rutina.

Los mamogramas no pueden probar que un área anormal es cáncer, pero pueden proporcionar información que indica si se necesitan más estudios. Los dos tipos principales de cambios en los senos que se encuentran con un mamograma son las calcificaciones y los bultos o masas.

Las calcificaciones son pequeños depósitos de minerales dentro del tejido del seno, que en las imágenes parecen pequeñas manchas blancas. Estas pueden o no ser causadas por el cáncer.

Un bulto, que puede o no tener calcificaciones, es otro cambio importante que se ve en los mamogramas. Los bultos pueden ser muchas cosas, como quistes (sacos no cancerosos llenos de líquido) y tumores sólidos no cancerosos, sin embargo también podrían ser cáncer. Por lo general, cualquier masa que no sea obviamente un quiste lleno de líquido requiere de una biopsia. (Una biopsia es extraer un pedazo de tejido para ver si hay células cancerosas en el mismo).

Es muy importante para el radiólogo tener disponibles sus mamogramas anteriores. Estos pueden ayudar a mostrar que un bulto o calcificación no ha cambiado con el paso del tiempo, lo que podría significar que probablemente no sea cáncer y no se necesite una biopsia.

¿Cómo funciona este estudio?

Un mamograma usa una máquina diseñada para examinar solamente el tejido de los senos. La máquina toma una radiografía a dosis más bajas que una radiografía estándar. Debido a que estos rayos X no pasan por los tejidos fácilmente, la máquina tiene dos placas que comprimen o aplanan el seno para separar el tejido. Esto crea una mejor imagen y usa menos radiación.

Un mamograma digital (también conocido como mamografía digital de campo completo o FFDM, siglas en inglés) es como un mamograma estándar en el que se usan rayos X para crear una imagen del seno. La diferencia radica en la forma en que se toma, se examina y se guarda la imagen. Los mamogramas estándar se imprimen en grandes hojas de película fotográfica. Las imágenes digitales se graban y se guardan como archivos en una computadora. Después del examen, el médico puede examinar las imágenes en una pantalla de computadora y ajustar el tamaño, el brillo o el contraste para ver ciertas áreas con mayor claridad. Las imágenes digitales también se pueden enviar electrónicamente a otro sitio para que las vea otro especialista en senos.

Los mamogramas digitales cada vez están más disponibles. Pueden ser mejores que los mamogramas estándar (película) para algunas mujeres, pero evidentemente no son mejores para todas las mujeres. Las mujeres no deben dejar de someterse a su mamograma regular debido a que no tienen a disposición un mamograma digital.

¿Cómo me preparo para el estudio?

Si usted está menstruando, el mejor momento para programar un mamograma es una semana después de su periodo, cuando sus senos tienden a estar menos sensibles.

Para el estudio será necesario que se desvista de la cintura para arriba, por lo que probablemente quiera usar una camisa y una falda o pantalón, en lugar de un vestido. No se necesita preparación especial. No obstante, el día de su mamograma, no use desodorante, perfume, talcos ni ungüentos debajo de los brazos ni en los senos porque estos podrían interferir con las imágenes.

¿Cómo se realiza el estudio?

Un mamograma es un examen ambulatorio. Se le pedirá que se desvista de la cintura para arriba y probablemente sea necesario que se quite cualquier joya que tenga alrededor del cuello. Estará de pie cerca de la máquina de mamograma y esta se adaptará a una altura cómoda. Un tecnólogo de radiología especialmente calificado ubicará su seno sobre una plataforma. El técnico usará la máquina para comprimir lentamente su seno con una placa plástica ajustable. La compresión será apretada e incómoda, no obstante no dura mucho tiempo. Debe contener la respiración mientras el técnico sale de la sala y toma rápidamente la imagen. Luego la presión se libera de inmediato.

Un mamograma de detección normalmente implica dos vistas de cada seno, una desde arriba y otra desde el costado. Si tiene implantes mamarios, es posible que sea necesario tomarle más imágenes para incluir la mayor cantidad de tejido mamario posible. Asimismo, le tomarán más imágenes si el mamograma se usa para diagnóstico (un mamograma de diagnóstico) o para guiar la colocación de una aguja para una biopsia.

¿Cuánto tiempo dura el estudio?

El mamograma de rutina de principio a fin lleva aproximadamente de 15 a 30 minutos. Un mamograma de diagnóstico, el cual toma imágenes desde más ángulos o vistas de primer plano, lleva alrededor de 30 a 45 minutos. Cada seno es comprimido solamente durante unos segundos de este tiempo.

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

Un mamograma usa dosis bajas de radiación y es seguro. El riesgo realmente bajo de que la exposición a la radiación durante un mamograma pueda resultar en cáncer es ampliamente superado por los beneficios de detectar temprano el cáncer.

Para algunas mujeres los mamogramas resultan dolorosos; sin embargo, para la mayoría la compresión causa solamente una molestia breve.

Ha habido informes de ruptura de implantes mamarios durante los mamogramas, no obstante estos casos han sido muy poco comunes. Si usted tiene implantes mamarios, asegúrese de informar al centro acerca de esto con anticipación, y encuentre a un radiólogo con experiencia en hacer mamogramas en mujeres con implantes.

¿Qué más debo saber acerca de este estudio?

  • La Sociedad Americana Contra El Cáncer tiene pautas para la detección temprana del cáncer de seno en mujeres que no tienen síntomas en los senos. Usted puede encontrar más información en nuestro documento Cáncer de seno: detección temprana.
  • Los mamogramas solos no pueden encontrar todos los cánceres de seno. Por esta razón, los mamogramas se deben usar junto con un examen clínico del seno realizado por un profesional de atención médica. También es muy importante saber cómo se ven y se sienten sus senos normalmente e informar cualquier cambio a un médico.
  • Un mamograma negativo (sin signos de calcificaciones o bultos) no siempre significa que no hay cáncer o que el cáncer no se desarrollará más adelante.
  • La necesidad de una biopsia no significa que usted tiene cáncer. De hecho, menos de una de cada 10 mujeres a quienes se les pide que regresen para tomarles más imágenes, presentan cáncer.

Para más detalles sobre los mamogramas y otros estudios relacionados con el cáncer de seno, por favor lea Mamogramas y otros procedimientos con imágenes de los senos en nuestro sitio Web o llámenos para solicitar una copia gratis.


Fecha de última actualización: 04/01/2013
Fecha de último cambio o revisión: 04/01/2013