Estudios por imágenes (Radiología)

+ -Text Size

TEMAS

¿Qué son los estudios por imágenes?

Un estudio por imágenes es una forma que permite a los médicos observar algo que está sucediendo dentro de su cuerpo. Estos estudios envían formas de energía (rayos X, ondas sonoras, partículas radiactivas o campos magnéticos) a través de su cuerpo. Los cambios en los patrones de energía producidos por los tejidos del cuerpo crean una imagen o fotografía. Estas fotografías pueden mostrar estructuras del cuerpo y funciones normales así como también anormales causadas por enfermedades como el cáncer.

Los estudios por imágenes son diferentes de la endoscopia (como una colonoscopia o broncoscopia), la cual coloca un tubo flexible, iluminado con una lente o una cámara de video en el interior del cuerpo. La endoscopia permite a los médicos ver partes internas del cuerpo como si se estuvieran mirando a simple vista; muy semejante a las imágenes reales. (Para más información sobre este tema, lea nuestro documento Endoscopia). Estas fotografías son muy diferentes de las imágenes que se obtiene por medio de los estudios por imágenes.

¿Para qué se usan los estudios por imágenes?

Los estudios por imágenes para el cáncer se usan de muchas maneras:

  • A veces se usan para ver si hay cáncer en etapas iniciales (cuando es pequeño y no se ha propagado), aunque la persona no tenga síntomas. Al ser usado de este modo se le llama detección del cáncer. Un mamograma es un ejemplo de un estudio por imágenes que se usa para la detección del cáncer.
  • Estos se pueden usar para buscar una masa o bulto (tumor) si una persona tiene síntomas. También pueden ayudar a descubrir si los síntomas son causados por un tumor o por algún otro tipo de enfermedad.
  • En ocasiones pueden ayudar a pronosticar si es probable que un tumor sea canceroso. Esto puede ayudar a los médicos a decidir si es necesario realizar una biopsia. (En una biopsia se extrae una muestra de tejido y se examina con el microscopio). Casi siempre se necesita una biopsia para saber con certeza que un tumor es canceroso.
  • Estos pueden mostrar con exactitud dónde está el tumor, aunque esté muy adentro del cuerpo. Esto ayuda si se necesita una muestra (biopsia) del tumor para un estudio adicional.
  • Pueden ayudar a descubrir la etapa del cáncer (deduciendo hasta qué punto se diseminó el cáncer).
  • Se pueden usar para planificar el tratamiento, tal como cuando se indica dónde se deben dirigir los rayos en la radioterapia.
  • Pueden mostrar si un tumor se ha reducido, ha quedado igual o ha crecido después del tratamiento. Esto puede darle al médico una idea de qué tan bien está funcionando el tratamiento.
  • Pueden ayudar a averiguar si el cáncer ha regresado (recurrido) después del tratamiento.

Los estudios por imágenes son solo parte del proceso de diagnóstico y de tratamiento del cáncer. Un estudio completo del cáncer también incluye que su médico obtenga su historia clínica (una serie de preguntas sobre sus síntomas y factores de riesgo), un examen físico, análisis de sangre u otras pruebas de laboratorio.

Muchos médicos solicitan que se hagan radiografías u otros estudios por imágenes antes de comenzar un tratamiento para poder hacer un seguimiento de los cambios durante el tratamiento. Estos se llaman estudios de referencia porque muestran cómo las cosas se veían al inicio. Los médicos pueden compararlos con imágenes posteriores a fin de ver los resultados del tratamiento con el tiempo. También se pueden usar más adelante para saber si el cáncer ha progresado.

Limitaciones de los estudios por imágenes

Los estudios por imágenes pueden encontrar grandes grupos de células cancerosas, sin embargo ningún estudio por imágenes puede mostrar una sola célula cancerosa o incluso unas pocas. De hecho, se necesitan millones de células para hacer que un tumor sea lo suficientemente grande para que un área se vea anormal en un estudio por imágenes. Por esta razón a veces los médicos recomiendan tratamiento incluso cuando las células cancerosas ya no pueden ser vistas en un estudio por imágenes. Incluso una célula cancerosa que sobrevive puede crecer y con el tiempo, convertirse en un tumor que volverá a ser lo suficientemente grande como para causar problemas y/o se vea en un estudio por imágenes.


Fecha de última actualización: 04/01/2013
Fecha de último cambio o revisión: 04/01/2013