Mamogramas y otros estudios de imaginología de los senos

+ -Text Size

TEMAS

Cómo entender su informe de mamograma

El radiólogo que revisa su mamograma categorizará los resultados mediante un sistema de número de 0 a 6. Usted debe hablar con su médico sobre la categoría de sus resultados y lo que usted necesita hacer próximamente.

¿Qué es un puntaje BI-RADS?

Los doctores utilizan un sistema estándar para describir los resultados y hallazgos de los mamogramas. Este sistema (llamado Breast Imaging Reporting and Data System or BI-RADS) clasifica los resultados en categorías numeradas de 0 a 6.

Al clasificar los resultados en estas categorías, los médicos en todo el país pueden describir lo que encuentran en un mamograma utilizando las mismas palabras y términos. Esto facilita la comunicación precisa sobre los resultados de las pruebas y el seguimiento de las mismas.

¿Qué significa el puntaje BI-RADS?

    Categoría

    Definición

    ¿Qué significa?

    0

    Es necesario realizar estudios por imágenes adicionales o comparar con mamogramas anteriores.

    Esto significa que el radiólogo pudo haber visto una posible anomalía, pero no está definida con claridad y se necesiten exámenes adicionales, como el uso de una compresión puntual (se aplica compresión a un área menor cuando se hace el mamograma), vistas agrandadas, vistas especiales en el mamograma o ecografía. Esto también puede sugerir que su médico debe comparar su mamograma con los anteriores para saber si han ocurrido cambios en el área con el pasar del tiempo.

    1

    Hallazgo negativo

    No hay ninguna anomalía importante que reportar. Sus senos lucen iguales (son simétricos), no hay bultos (protuberancias), estructuras distorsionadas, o calcificaciones sospechosas. En este caso, negativo significa que no se encontró algo malo.

    2

    Hallazgo benigno (no canceroso)

    También se trata de un resultado negativo del mamograma (no hay signos de cáncer), pero el médico que realiza el informe prefiere describir el hallazgo como benigno, tal como calcificaciones benignas, ganglios linfáticos en el seno o fibroadenomas calcificados. Esto asegura que otras personas que vean el mamograma no interpretarán equivocadamente este hallazgo benigno como sospechoso. Este hallazgo se incluye en el informe de su mamograma para ayudar en la comparación con futuras mamografías.

    3

    Hallazgo posiblemente benigno, se recomienda seguimiento a corto plazo

    Los hallazgos en esta categoría tienen una muy alta posibilidad (más de 98%) de ser benignos (no cancerosos). No se espera que estos hallazgos cambien con el tiempo. Pero ya que no se ha probado que sea benigno, es útil ver si han ocurrido cambios a lo largo del tiempo en el área de interés.

    Probablemente necesitará seguimiento con repetición de estudios por imágenes en 6 meses y luego regularmente, hasta que se determine que el hallazgo está estable (usualmente un mínimo de 2 años). Este enfoque evita biopsias innecesarias, pero si el área cambia a lo largo del tiempo, aún permite hacer un diagnóstico en sus inicios.

    4

    Anormalidad sospechosa, se debe considerar una biopsia

    Los hallazgos no parecen indicar de manera definitiva que sean cancerosos, pero pudiera ser cáncer. El radiólogo está lo suficientemente preocupado como para recomendar una biopsia. Los hallazgos en esta categoría tienen un rango amplio de niveles de sospecha. Por este motivo, algunos médicos (no todos) dividen esta categoría aún más:

    4A: hallazgo con una sospecha baja de que sea cáncer

    4B: hallazgo con una sospecha mediana de que sea cáncer

    4C: hallazgo de preocupación moderada de que sea cáncer, pero no tan alta como la Categoría 5.

    5

    Anormalidad que sugiere firmemente que se trata de un hallazgo maligno. Se deben tomar las acciones adecuadas.

    Los hallazgos tienen la apariencia de cáncer y hay una alta probabilidad (al menos 95%) de que sea cáncer. Se recomienda firmemente la realización de una biopsia.

    6

    Resultados de biopsia conocidos con malignidad demostrada. Se deben tomar las acciones adecuadas.

    Esta categoría se utiliza únicamente para hallazgos en un mamograma que ya han demostrado ser cancerosos según una biopsia realizada con anterioridad. Los mamogramas se usan de esta forma para ver cómo el cáncer está respondiendo al tratamiento.

Evaluación radiológica incompleta

Categoría 0: es necesario realizar estudios por imágenes adicionales o comparar con mamogramas anteriores.

Esto significa que es posible que haya una anomalía que no sea visible o no esté definida con claridad y usted necesitará más estudios, como el uso de una compresión puntual (se aplica compresión a un área menor cuando se hace el mamograma), vistas agrandadas, vistas especiales en el mamograma o ecografía.

También esto puede sugerir que se debe comparar el mamograma con los anteriores para determinar si con el tiempo han ocurrido cambios en el área.

Evaluación radiológica completa

Categoría 1: hallazgo negativo

No hay ninguna anomalía importante que reportar. Los senos lucen iguales (son simétricos), no hay bultos (protuberancias), estructuras distorsionadas, o calcificaciones sospechosas. En este caso, negativo significa que no se encontró algo malo.

Categoría 2: hallazgo benigno (no canceroso)

También se trata de un resultado negativo del mamograma (no hay signos de cáncer), pero el médico que realiza el informe prefiere describir el hallazgo como benigno, tal como calcificaciones benignas, ganglios linfáticos en el seno o fibroadenomas calcificados. Esto asegura que otras personas que vean el mamograma no interpretarán equivocadamente este hallazgo benigno como sospechoso. Este hallazgo se incluye en el informe del mamograma para ayudar en la comparación con futuras mamografías.

Categoría 3: hallazgo posiblemente benigno, se recomienda seguimiento a corto plazo

Los hallazgos en esta categoría tienen una muy alta posibilidad (más de 98%) de ser benignos (no cancerosos). No se espera que estos hallazgos cambien con el tiempo. Pero ya que no se ha probado que sea benigno, es útil ver si han ocurrido cambios a lo largo del tiempo en el área de interés.

Por lo general, se hace seguimiento a los 6 meses cuando se repite la evaluación con imágenes y luego regularmente, hasta que se determine que el hallazgo está estable (usualmente un mínimo de 2 años). Este enfoque evita biopsias innecesarias, pero si el área cambia a lo largo del tiempo, aún permite hacer un diagnóstico en sus inicios.

Categoría 4: anomalía sospechosa, se debe considerar una biopsia

Los hallazgos no parecen indicar de manera definitiva que sean cancerosos, pero pudiera ser cáncer. El radiólogo está lo suficientemente preocupado como para recomendar una biopsia. Los hallazgos en esta categoría tienen un rango amplio de niveles de sospecha. Por este motivo, algunos médicos (no todos) dividen esta categoría aún más:

  • 4A: hallazgo con una sospecha baja de que sea cáncer
  • 4B: hallazgo con una sospecha mediana de que sea cáncer
  • 4C: hallazgo de preocupación moderada de que sea cáncer, pero no tan alta como la Categoría 5.

Categoría 5: anomalía que sugiere firmemente que se trata de un hallazgo maligno. Se deben tomar las acciones adecuadas.

Los hallazgos tienen la apariencia de cáncer y hay una alta probabilidad (al menos 95%) de que sea cáncer. Se recomienda firmemente la realización de una biopsia.

Categoría 6: resultados de biopsia conocidos con malignidad demostrada. Se deben tomar las acciones adecuadas.

Esta categoría se utiliza únicamente para hallazgos en un mamograma que ya han demostrado ser cancerosos según una biopsia realizada con anterioridad. Los mamogramas se usan de esta forma para ver cómo el cáncer está respondiendo al tratamiento.

Informes sobre la densidad del seno mediante el sistema BI-RADS

El informe de su mamograma también incluirá una evaluación de la densidad de sus senos. El sistema BI-RADS clasifica la densidad de los senos en 4 categorías:

  • Los senos están compuestos por grasa casi en su totalidad: los senos contienen una pequeña cantidad de tejido fibroso y glandular, lo cual implica que el mamograma es propenso a detectar cualquier anomalía.
  • Hay áreas dispersas de densidad fibroglandular: el seno presenta algunas áreas de tejido fibroso y glandular.
  • Los senos son heterogéneamente densos, lo que puede ocultar masas pequeñas: el seno presenta más áreas de tejido fibroso y glandular por todo el seno. Esto dificulta la visualización de pequeñas masas.
  • Los senos son extremadamente densos, lo que reduce la sensibilidad de la mamografía: el seno presenta una gran cantidad de tejido fibroso y glandular. Esto puede hacer que sea aún más difícil encontrar cáncer que pueda estar presente, puesto que puede confundirse con el tejido normal del seno.

En algunos estados de los Estados Unidos, a aquellas mujeres cuyos mamogramas revelen senos heterogénea o extremadamente densos se les tiene que indicar que tienen “senos densos” en el resumen del informe del mamograma que se envía a las pacientes (a veces referido como el resumen para personas que no son profesionales de la salud). El lenguaje usado está establecido por ley, y podría indicar algo como:

“Su mamograma muestra que su tejido mamario es denso. El tejido mamario denso es común y no es anormal. Sin embargo, el tejido mamario denso puede ocasionar que sea más difícil evaluar los resultados de su mamograma y también podría estar asociado con un mayor riesgo de cáncer de seno. La información sobre los resultados de su mamograma se le proporciona para que usted esté informada al momento de hablar con su médico. Con el consejo de su médico, puede decidir cuáles son las opciones de detección adecuadas para usted. Un informe sobre sus resultados se envió a su médico de cabecera”.


Fecha de última actualización: 01/08/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/19/2016