Mamogramas y otros estudios de imaginología de los senos

+ -Text Size

TEMAS

¿Cuáles son las limitaciones de los mamogramas?

Actualmente, los mamogramas son los mejores estudios para detectar el cáncer de seno. Sin embargo, la mamografía tiene limitaciones. Un mamograma con resultado negativo falso se ve normal aun cuando hay cáncer de seno. Por otro lado, un mamograma con resultado positivo falso se ve anormal, pero no hay cáncer de seno.

El valor de un mamograma de detección depende de la condición de salud general de una mujer. Puede que descubrir el cáncer de seno en etapa inicial no ayude a vivir por más tiempo si la mujer presenta otros problemas graves de salud o que representan una amenaza para su vida, tales como insuficiencia cardiaca congestiva, enfermedad renal en etapa final o enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Las guías de detección de la Sociedad Americana Contra El Cáncer enfatizan que las mujeres con problemas graves de salud o una expectativa de vida corta, deben hablar con sus médicos sobre la necesidad de continuar sometiéndose a los mamogramas. Nuestras guías también recalcan que la edad por sí sola no debe ser la razón para suspender los mamogramas que se hacen periódicamente.

Es importante saber que aun cuando los mamogramas pueden detectar cánceres de seno que son tan pequeños como para ser palpados, el tratamiento de un pequeño tumor no siempre significa que se pueda curar. Es posible que un cáncer de rápido crecimiento o agresivo ya se encuentre propagado.

Resultados negativos falsos

  • Un mamograma con resultado negativo falso se ve normal aun cuando hay cáncer de seno. En general, los mamogramas de detección no encuentran el cáncer en alrededor de 1 de 5 casos de cáncer de seno.
  • Las mujeres con senos densos presentan más resultados negativos falsos. Los senos a menudo se vuelven menos densos a medida que aumenta la edad de la mujer, por lo que los resultados negativos falsos son más comunes en las mujeres más jóvenes.

Resultados positivos falsos

  • Un mamograma con resultado positivo falso aparece anormal, pero en realidad no hay cáncer de seno. Los mamogramas anormales requieren pruebas adicionales (mamogramas de diagnóstico, ecografía, y algunas veces MRI o incluso biopsia) para saber si el cambio es cáncer.
  • Los resultados positivos falsos son más comunes en mujeres que son más jóvenes, tienen senos densos, han tenido biopsias de los senos, tienen antecedentes familiares de cáncer de seno, o están tomando estrógeno.
  • Alrededor de la mitad de las mujeres que se hagan mamogramas anuales durante un periodo de 10 años tendrá un hallazgo positivo falso. Las probabilidades de un hallazgo positivo falso son las mayores para el primer mamograma. Las mujeres que tengan disponibles los mamogramas anteriores para comparación reducen sus probabilidades de un hallazgo positivo falso en aproximadamente 50%.
  • Los mamogramas con resultados positivos falsos pueden causar ansiedad. Las pruebas adicionales que se necesitan para descartar la presencia de cáncer toman tiempo y conllevan gastos, y puede que también ocasionen molestias físicas.

Sobrediagnóstico y exceso de tratamiento

Los mamogramas de detección pueden encontrar cáncer de seno invasivo y carcinoma ductal in situ (DCIS, células cancerosas en el revestimiento de los conductos del seno) que necesitan tratamiento. Sin embargo, es posible que algunos de los cánceres invasivos y DCIS descubiertos no crezcan ni se propaguen. (El sobrediagnóstico se refiere a descubrir y tratar cánceres que nunca causarían problemas). Esto significa que algunos cánceres no representan un riesgo para la vida, y nunca se hubiesen encontrado o tratado si una mujer no se hubiese hecho un mamograma. El problema consiste en que los médicos no pueden diferenciar estos cánceres de aquellos que crecerán y se propagarán.

El sobrediagnóstico lleva a algunas mujeres a recibir un tratamiento que realmente no necesita. Desconocemos qué mujeres pertenecen a este grupo al momento de descubrir el cáncer porque no podemos indicar qué cánceres van a representar una amenaza para la vida y cuáles no causarán problemas. El tratamiento de las mujeres con cánceres que nunca causarían problemas se consideraría un exceso de tratamiento.

Debido a que los médicos a menudo no pueden asegurar cuáles cánceres y casos de DCIS representarán un riesgo para la vida, todos los casos reciben tratamiento. Esto expone a estas mujeres a los efectos adversos del tratamiento del cáncer que realmente no necesita.

A pesar de esto, el sobrediagnóstico no es común. Hay un amplio rango de cifras estimadas del porcentaje de cánceres de seno que podrían ser sobrediagnosticados mediante mamografía, pero el rango de estimaciones más aceptable es de 0-10%.


Fecha de última actualización: 01/08/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/19/2016