Mamogramas y otros estudios de imaginología de los senos

+ -Text Size

TEMAS

Estudios experimentales por imágenes para los senos

Actualmente, se realizan estudios con nuevas pruebas por imágenes para los senos. Estas pruebas están todavía en sus primeras etapas de investigación. Tomará un tiempo saber si cualquiera de estas pruebas es tan eficaz o mejor que las que utilizamos actualmente.

Los estudios ópticos por imágenes envían luz hacia el seno y luego miden la luz que regresa o pasa a través del tejido. En esta técnica no se usa radiación y no se comprime el seno. Los estudios que se están realizando en la actualidad están analizando la combinación de imaginología óptica con otras pruebas como las imágenes por resonancia magnética o la mamografía tridimensional para ayudar a diagnosticar el cáncer de seno.

La imagen diagnóstica molecular del seno (MBI, siglas en inglés) es una nueva prueba en medicina nuclear de diagnóstico por imágenes para el seno. Actualmente se estudia como una forma para darle seguimiento a problemas de los senos (como alguna protuberancia o alguna anomalía vista en un mamograma). También se estudia como un estudio que puede utilizarse junto con los mamogramas para las mujeres con senos densos.

La mamografía por emisión de positrones (PEM, siglas en inglés) es un estudio por imágenes del seno desarrollado recientemente. Utiliza un tipo de azúcar unido a una partícula radiactiva para detectar células cancerosas. El escáner PEM está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). La PEM, que trabaja de forma muy similar a la PET, puede que sea mejor en la detección de agrupaciones pequeñas de células cancerosas en el seno. En este momento está siendo estudiada en mujeres con cáncer de seno u otros problemas del seno para ver si puede mostrar cuáles masas son cancerosas.

La tomografía de impedancia eléctrica (EIT, siglas en inglés) escanea los senos para medir su conductividad eléctrica. Se basa en la idea de que las células de cáncer de seno conducen electricidad de forma distinta a como lo hacen las células normales. En la prueba se aplica una corriente eléctrica muy pequeña a través del seno y se detecta luego sobre la piel del seno. Esto se realiza con electrodos pequeños que se colocan sobre la piel. La EIT no utiliza radiación ni comprime los senos. Este estudio está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para ayudar a clasificar los tumores encontrados en los mamogramas. Sin embargo, hasta el momento no se han realizado suficientes pruebas clínicas para que se pueda usar en pruebas de detección del cáncer de seno.


Fecha de última actualización: 01/08/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/19/2016