Mamogramas y otros estudios de imaginología de los senos

+ -Text Size

TEMAS

Conceptos básicos del mamograma

¿Qué es un mamograma?

Un mamograma es una radiografía del seno.

¿Por qué necesito mamogramas?

Un mamograma a menudo puede encontrar o detectar el cáncer de seno en sus etapas tempanas, cuando es pequeño y aun antes de que se pueda palpar una protuberancia (bulto o masa). En esta etapa temprana, el cáncer es más fácil de tratar.

¿Cuáles son los tipos de mamogramas?

Mamogramas de detección

Un mamograma de detección se usa para ver si hay signos de cáncer en mujeres que no presentan ningún síntoma ni problema en los senos. Se suelen tomar radiografías de cada seno desde dos ángulos diferentes.

Mamogramas de diagnóstico

Los mamogramas también se pueden usar para examinar los senos de una mujer si ella tiene un problema en los senos o si se ha observado un cambio en un mamograma de rutina o de detección. Cuando se utilizan de esta manera, se llaman mamogramas de diagnóstico. Estos mamogramas pueden incluir vistas adicionales (imágenes) de los senos que no son parte de los mamogramas de rutina. Se utilizan a veces en mujeres que en el pasado recibieron tratamiento para el cáncer de seno.

¿Qué muestran los mamogramas?

Los mamogramas no pueden confirmar que un área anormal es cáncer, pero pueden ayudar a los médicos a decidir si se necesitan más estudios. Los dos tipos principales de cambios en los senos que se encuentran con un mamograma son las calcificaciones y las masas (bultos).

Las calcificaciones son depósitos muy pequeños de minerales dentro del tejido mamario. En las imágenes, las calcificaciones aparecen como puntos blancos diminutos que pueden o no ser causadas por el cáncer.

Una masa o tumor que puede o no tener calcificaciones, es otro cambio importante que se observa en los mamogramas. Las masas pueden ser muchas cosas, como quistes (sacos llenos de líquido) y tumores sólidos no cancerosos, aunque también podrían ser cáncer. Por lo general, cualquier masa que no sea obviamente un quiste lleno de líquido requiere de una biopsia. (Una biopsia consiste en extraer un pequeño pedazo de tejido para ver si hay células cancerosas).

Es muy importante para el radiólogo tener disponibles sus mamogramas anteriores. Estos pueden ayudar a mostrar que un bulto o calcificación no ha cambiado con el paso del tiempo, lo que podría afectar si se necesita una biopsia.

¿Cómo funcionan los mamogramas?

Un mamograma usa una máquina diseñada para examinar solamente el tejido de los senos. La máquina toma radiografías a dosis más bajas que las radiografías habituales. Debido a que estos rayos X no pasan por los tejidos fácilmente, la máquina tiene dos placas que comprimen o aplanan el seno para separar el tejido. Esto crea una mejor imagen y permite el uso de menos radiación.

Un mamograma digital (también conocido como mamografía digital de campo completo o FFDM, siglas en inglés) es como un mamograma convencional en el que se usan rayos X para crear imágenes del seno. La diferencia radica en la forma en que se toma, se examina y se guarda la imagen. Los mamogramas convencionales se imprimen en grandes hojas de película. Las imágenes digitales se graban y se guardan como archivos en una computadora. Los mamogramas digitales cada vez están más disponibles. Pueden ser mejores que los mamogramas convencionales (película) para algunas mujeres, pero evidentemente no son mejores para todas las mujeres. Las mujeres no deben dejar de someterse a su mamograma regular debido a que no tienen a disposición un mamograma digital.

Hay un tipo de mamograma más nuevo conocido como tomosíntesis del seno o mamografía en 3D. Para este estudio, se comprime el seno una vez y el equipo realiza muchas radiografías de baja dosis a medida que se mueve sobre el seno. Una computadora entonces reúne las imágenes en una imagen tridimensional. Este estudio utiliza más radiación que la mayoría de los mamogramas convencionales de dos tomas, pero podría permitir a los médicos observar los tejidos mamarios con mayor claridad. Algunos estudios han sugerido que podría reducir la probabilidad de regresar para realizar pruebas de seguimiento. También podría encontrar más cánceres. Sin embargo, no todos los seguros médicos cubren la tomosíntesis.

¿Son seguros los mamogramas?

Los beneficios de la mamografía superan cualquier posible daño que podría causar la exposición a la radiación. Los equipos modernos emplean bajas dosis de radiación para obtener radiografías de los senos que ofrezcan una imagen de alta calidad. En promedio, la dosis total para un mamograma común a dos tomas para cada seno es de aproximadamente 0.4 mSv. (Un mSv es una medida de la dosis de radiación).

Para entender esto mejor, las personas en los Estados Unidos están normalmente expuestas a un promedio de 3 mSv de radiación cada año solo de su entorno natural. (Esto se llama radiación del medioambiente). La dosis de radiación que se usa para un mamograma de detección para ambos senos es aproximadamente la misma cantidad de radiación que recibiría una mujer de su entorno natural durante un lapso de alrededor de 7 semanas.

Si hay la probabilidad de estar embarazada, usted deberá informarlo a su proveedor de atención médica, así como al tecnólogo a cargo de realizar las radiografías. Aunque el riesgo para el feto probablemente sea mínimo, los mamogramas de detección no se realizan de forma rutinaria en mujeres embarazadas.


Fecha de última actualización: 01/08/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/19/2016