Marcadores tumorales

+ -Text Size

TEMAS

¿Cómo se usan los marcadores tumorales?

Los marcadores tumorales pueden ser útiles en una variedad de formas.

Pruebas de detección y detección temprana del cáncer

La realización de pruebas para la detección se refiere a la búsqueda de cáncer en personas que no han mostrado síntomas de la enfermedad. Detección temprana quiere decir encontrar cáncer en sus etapas iniciales, cuando es menos probable que se haya propagado y por lo tanto es más fácil de tratar. El primer objetivo de la prueba de marcadores tumorales consistía en detectar el cáncer (descubrir cáncer en personas sin síntomas), pero muy pocos marcadores han logrado dar resultados útiles en esta forma.

Un marcador tumoral ideal sería uno que podría usarse como una prueba sanguínea para la detección de la enfermedad en todas las personas. Dicho marcador tumoral solamente estaría presente en las personas con la enfermedad y le revelaría al médico el tipo de cáncer, que tanto cáncer hay presente y cuál tratamiento sería el más adecuado. En la actualidad, ninguna prueba de marcador tumoral funciona así.

En la actualidad, el marcador tumoral más ampliamente utilizado es el de la prueba sanguínea para el antígeno específico de la próstata o PSA por sus siglas en inglés (también conocido como antígeno prostático específico o APE). La prueba de este antígeno se usa en la detección del cáncer de próstata, y los hombres con cáncer de próstata por lo general presentan niveles elevados de PSA. Pero los resultados de la prueba no son siempre claros, ya que hombres sin cáncer pueden tener niveles elevados de PSA, y un nivel normal de PSA no siempre significa que no haya cáncer. El antígeno específico de la próstata no es un marcador tumoral perfecto. Hoy día, muchos médicos coinciden en que la prueba de detección PSA no es adecuada para todos los hombres.

Por ahora, ningún otro marcador tumoral es utilizado como apoyo en la detección de cáncer en la población general. Algunos de los marcadores tumorales utilizados actualmente pueden ayudar en la detección del cáncer en etapa inicial, pero debido a sus limitaciones, solamente pueden ser sometidos a revisión en personas que se sabe que están en un riesgo elevado de padecer ciertos tipos de cáncer.

Diagnóstico del cáncer

Generalmente, los marcadores tumorales no se pueden usar solos para diagnosticar el cáncer. En la mayoría de los casos, el cáncer solamente puede ser diagnosticado mediante una biopsia (lo cual consiste en extraer un fragmento del tumor para determinar si existe cáncer al observar las células con un microscopio). Sin embargo, los marcadores tumorales pueden ser útiles para determinar si el cáncer es probable. Y si el cáncer ya se encuentra propagado al momento de su detección, los marcadores tumorales algunas veces pueden servir para determinar en dónde se originó.

Por ejemplo, digamos que una mujer tiene cáncer en toda el área de la pelvis y el abdomen. Un nivel elevado del marcador tumoral CA 125 sugerirá contundentemente que se trata de cáncer ovárico, incluso si tras la cirugía no se pudo determinar que el cáncer se originó en los ovarios. Esto puede ser importante debido a que el tratamiento puede enfocarse contra el cáncer ovárico.

La alfafetoproteína (AFP) es otro ejemplo de marcador tumoral que puede utilizarse para ayudar a diagnosticar el cáncer. El nivel de AFP puede aumentar con algunas enfermedades hepáticas (del hígado), pero cuando se ven niveles muy elevados en alguien que tiene un tumor del hígado, el medico puede estar razonablemente seguro que se trata de un tumor canceroso en el hígado (aunque aún será necesario realizar una biopsia).

Determinación del pronóstico para ciertos tipos de cáncer

Algunos tipos de cáncer se desarrollan y propagan más rápido que otros. Pero incluso dentro de un mismo tipo de cáncer, como por ejemplo el cáncer testicular, algunos de los tumores cancerosos crecerán y se propagarán más rápidamente, o puede que respondan en menor grado a ciertos tratamientos. A veces, el nivel de un marcador tumoral puede ser útil en predecir el comportamiento y pronóstico de ciertos tipos de cáncer. En el cáncer de testículo, los niveles muy elevados de los marcadores tumorales HCG (gonadotropina coriónica humana) o AFP son señales de un cáncer más agresivo y con una perspectiva menos favorable de supervivencia. Puede que a los pacientes con niveles elevados de estos marcadores se les administre tratamientos contra el cáncer más agresivos.

Determinar si es más factible que ciertos tratamientos puedan funcionar

Ciertos marcadores encontrados en células cancerosas pueden ser usados para ayudar a predecir si un tratamiento en particular es propenso a funcionar. Por ejemplo, en el cáncer de seno y cáncer de estómago, si las células contienen grandes cantidades de la proteína HER2, los medicamentos como el trastuzumab (Herceptin®) pueden ser útiles en el tratamiento. En casos como estos, se somete analiza el tejido del tumor para comprobar la presencia de HER2 antes de iniciar el tratamiento. Si las células cancerosas presentan niveles normales de HER2, estos medicamentos no serán útiles.

Determinar que tan bien funcionó cierto tratamiento

Uno de los usos más importante de los marcadores tumorales consiste en vigilar a los pacientes que están siendo tratados contra el cáncer, especialmente en su etapa avanzada. Si cierto tipo de cáncer tiene un marcador tumoral, el nivel del marcador puede usarse para ver si el tratamiento está funcionando en lugar de realizar otras pruebas, como las radiografías, tomografías computarizadas o gammagrafías óseas.

Si los niveles del marcador tumoral en la sangre disminuyen, es casi siempre una señal de que el tratamiento está funcionando. Por otro lado, si el nivel del marcador aumenta, esto podría significar que el cáncer no está respondiendo al tratamiento y puede que requiera modificarse. (Una excepción es si el cáncer es muy sensible a un determinado tratamiento de quimioterapia. En ese caso, la quimioterapia puede causar la muerte rápida de muchas células cancerosas, las cuales liberan grandes cantidades del marcador tumoral a la sangre, lo que aumentará el nivel del marcador tumoral por un tiempo breve).

Detección del cáncer recurrente

Los marcadores tumorales también son usados para buscar cáncer que puede que haya regresado tras el tratamiento (cáncer recurrente). Ciertos marcadores tumorales pueden ser útiles una vez finalizado el tratamiento cuando no hay ninguna señal de cáncer en el cuerpo.

Por ejemplo, las personas que hayan recibido tratamiento contra el cáncer colorrectal a menudo se someten a un análisis de sangre para revisar los niveles del marcador tumoral CEA. Este marcador tumoral a menudo es revisado antes de que se lleve a cabo cualquier tipo de tratamiento, incluyendo la cirugía. En caso de ser elevado, volverá a ser revisado durante y después del tratamiento. El nivel deberá bajar a medida que el tratamiento progresa, y regresar a la normalidad tras finalizado el tratamiento. Posteriormente, puede que el nivel vuelva a revisarse como parte de los cuidados posteriores, y si comienza a elevarse de nuevo, puede que sea una señal de que el cáncer ha regresado (recurrencia), incluso cuando la persona no presente síntomas. A menudo, cuando el nivel de CEA en un paciente se incrementa, el médico indicará la realización de estudios por imágenes para ver si hay un nuevo tumor que pueda detectarse en sus etapas iniciales.

¿Cuándo se hace la prueba para los marcadores tumorales?

Hacer o no revisiones periódicas de los marcadores tumorales dependerá del tipo de cáncer que la persona tenga y qué clase de marcadores tumores se está midiendo.

Puede que los marcadores tumorales que son medidos en la sangre o en otros fluidos corporales sean sometidos a prueba en el momento del diagnóstico, así como antes, durante y después del tratamiento, y luego de manera periódica durante muchos años para ver si el cáncer ha regresado. Durante el tratamiento, los cambios en los niveles de los marcadores tumorales pueden ser una señal de que el tratamiento está funcionando.

Los niveles de los marcadores tumorales de este tipo pueden cambiar con el transcurso del tiempo. Estos cambios son importantes y son la razón de por qué una serie de pruebas de estos niveles a menudo es más significativa que un resultado por sí solo. De ser posible, lo mejor es que los resultados de las pruebas realizadas sean procesados y comparados en un mismo laboratorio, y que todos tengan siempre la misma unidad de medición, como ng/mL (nanogramos por mililitro) o u/ml (unidades por mililitro).

Las pruebas de marcadores tumores sobre el cáncer en sí, a menudo se hacen solo en el momento del diagnóstico. A menos que el cáncer regrese o no desaparezca, puede que no quede nada para medir después del tratamiento.


Fecha de última actualización: 01/24/2014
Fecha de último cambio o revisión: 01/24/2014