Marcadores tumorales

+ -Text Size

TEMAS

Marcadores tumorales encontrados en el cáncer en sí

Por lo general, estos marcadores tumorales son verificados al momento del diagnóstico, o poco tiempo después de que una biopsia confirma el cáncer. Este tipo de prueba requiere una muestra de tejido que incluya células cancerosas, lo que usualmente es más difícil de obtener que la sangre o la orina. Debido a que se han examinado las células cancerosas en sí, el resultado de la prueba generalmente se obtiene una sola vez. La información a menudo se usa para identificar aún más el cáncer o para ayudar a seleccionar un tratamiento.

Cinasa de linfoma anaplásico

Algunos casos de cáncer de pulmón presentan cambios en el gen de cinasa del linfoma anaplásico (ALK, siglas en inglés) que ocasiona que una célula cancerosa produzca una proteína que induce al crecimiento descontrolado. Los tejidos tumorales pueden someterse a pruebas para detectar cambios en este gen. De encontrarse dichos cambios, el paciente puede ser tratado con un medicamento, como el crizotinib (Xalkori®) que actúa sobre la proteína anormal.

BRAF

Los defectos (mutaciones) en el gen BRAF pueden encontrarse en el melanoma, cáncer de tiroides y cáncer colorrectal. Alrededor de la mitad de los melanomas presenta una mutación en este gen, más a menudo la conocida como BRAF V600. Esta mutación causa que el gen produzca una proteína BRAF alterada que envía una señal que estimula el crecimiento y reproducción de las células del melanoma. Se puede someter a prueba para detectar esta mutación en el tejido tumoral. De encontrarse, el paciente puede ser tratado con un medicamento, como el vemurafenib (Zelboraf®) que actúa contra la proteína BRAF alterada.

Los medicamentos que atacan los receptores del factor de crecimiento epidérmico no son útiles en el tratamiento de cánceres colorrectales que tienen mutaciones BRAF (lea información más adelante). Por lo general, los médicos examinan el tejido del tumor para asegurarse de que no tienen mutaciones BRAF antes de que los pacientes comiencen a recibir estos medicamentos.

Algunos melanomas presentan diferentes mutaciones BRAF. Estos melanomas se pueden tratar con un medicamento dirigido diferente.

Las mutaciones BRAF también se han encontrado en algunos otros cánceres, incluyendo el cáncer de tiroides y el cáncer de pulmón. Hasta el momento, sin embargo, los medicamentos dirigidos a las mutaciones BRAF no se emplean para tratar estas enfermedades.

Receptor del factor de crecimiento epidérmico

Esta proteína, conocida también como HER1, es un receptor que se encuentra en células que fomenta su crecimiento. Las pruebas realizadas en una muestra de tejido canceroso pueden buscar si hay cantidades en aumento de estos receptores, lo cual es una señal que puede que indique que el cáncer sea de rápido crecimiento y propagación, al igual que más difícil de tratar. Los pacientes con un nivel elevado de EGFR puede que tengan resultados menos favorables y requieran de un tratamiento más agresivo, especialmente con medicamentos que bloqueen (o inhiban) los receptores de EGFR.

El nivel de EGFR puede que se use para guiar el tratamiento y predecir el resultado para el cáncer de células no pequeñas (cáncer no microcítico) de pulmón, así como cáncer de cabeza, cuello, colon, páncreas o seno. Los resultados se reportan como un porcentaje en función del número de las células sometidas a prueba.

Algunos cánceres de pulmón presentan ciertos defectos (mutaciones) en el gen EGFR, lo cual los hace más propensos a responder a determinados medicamentos contra el cáncer. Estos cambios genéticos son más comunes entre pacientes mujeres, no fumadores o asiáticos con cáncer de pulmón.

HER2

La HER2 (también conocida como HER2/neu, erbB-2 o EGFR2) es una proteína que hace que crezcan algunas células cancerosas. Se encuentra presente en mayores cantidades a lo normal en la superficie de las células cancerosas del seno en alrededor de 1 de cada 5 pacientes con este tipo de cáncer. Los niveles más altos de lo normal pueden ser encontrados en otros tipos de cáncer también, como el de estómago y esófago. La HER2 normalmente se determina al someter a prueba una muestra del tejido canceroso en sí. Los cánceres que son HER2-positivo tienden a crecer y propagarse más rápido que los otros tipos de cáncer.

Todos los cánceres de seno de diagnóstico reciente, así como algunos cánceres de estómago en etapa avanzada deberán ser sometidos a la prueba para la HER2. Los cánceres HER2-positivo son más propensos a responder a los medicamentos que funcionan contra el receptor HER2 en las células cancerosas.

Receptores hormonales

Las muestras de tumores de seno provenientes de todos los pacientes con cáncer de seno son sometidas a prueba para los receptores de estrógeno y progesterona. Estas dos hormonas a menudo fomentan el crecimiento de las células cancerosas del seno. Los cánceres de seno que contienen receptores de estrógeno son clasificados a menudo como ER-positivo, mientras que aquéllos con receptores de progesterona se les clasifican como PR-positivo. Alrededor de 2 de cada 3 cánceres de seno dan positivo para al menos uno de estos marcadores. Los casos de receptor hormonal positivo de cáncer de seno tienden a crecer más lentamente y puede que presenten una mejor perspectiva que los cánceres sin estos receptores. Los cánceres con estos receptores pueden ser tratados con terapia hormonal como la que se basa en el uso de tamoxifeno e inhibidores de la aromatasa.

Algunos tumores ginecológicos, como los del cáncer endometrial y los sarcomas estromales del endometrio, también son sometidos a prueba para los receptores hormonales para determinar si pueden ser tratados con medicamentos de terapia hormonal.

KRAS

El cetuximab (Erbitux®) y el panitumumab (Vectibix®) son dos medicamentos dirigidos a la proteína EGFR que pueden ser útiles en el tratamiento contra el cáncer colorrectal en etapa avanzada. Pero estos medicamentos no son efectivos en casos de cáncer colorrectal que presentan mutaciones (defectos) en el gen KRAS. En la actualidad, los médicos normalmente someten el tumor a una prueba para determinar si este cambio genético está presente, y así sólo usar este medicamento en personas que no tienen la mutación.

Las mutaciones del gen KRAS pueden además ser útiles en guiar el tratamiento para algunos tipos de cáncer de pulmón. Por ejemplo, los tumores con las mutaciones no responden al tratamiento con erlotiniv (Tarceva®) ni gefitinib (Iressa®). Los médicos también están viendo cómo puede que KRAS sea útil en muchos otros tipos de cáncer.

S-100

El marcador S-100 es una proteína que se encuentra en la mayoría de las células de melanoma. Las muestras de tejido (biopsias) sospechosas de melanoma puede que sean sometidas para este marcador para ayudar en el diagnóstico. A veces se usa una prueba de sangre que detecta S-100 para identificar propagación del melanoma antes, durante o después del tratamiento.

Otras pruebas de marcadores tumorales: laboratorios comerciales y estudios de investigación

Aunque no se usen comúnmente, hay muchas pruebas disponibles para otros marcadores tumorales en laboratorios clínicos comerciales.

Algunas de estas pruebas puede que se promuevan como mejores que los marcadores tumorales más comunes, pero aún no se han probado mediante estudios científicos. En casos así, dichas pruebas suelen ser retiradas del mercado en EE.UU. por petición de la Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés). No obstante, hay pruebas disponibles para muchos tipos de cáncer que aún no se ha demostrado su eficacia.

Los investigadores usan otros marcadores tumorales que a menudo no están disponibles para médicos ni laboratorios clínicos. Si la investigación demuestra que son útiles, entonces se hacen disponibles para los médicos y sus pacientes.


Fecha de última actualización: 01/24/2014
Fecha de último cambio o revisión: 01/24/2014