La comunicación con su médico

+ -Text Size

TEMAS

La relación entre el médico y el paciente

Una buena relación entre médico y paciente es una cuestión recíproca. A continuación se muestra cómo mantener una buena relación entre médico y paciente:

  • Hable con su médico sobre cualquier cambio en el funcionamiento de su cuerpo, desde cómo duerme y sus hábitos de evacuación (ir al baño) hasta cualquier otro cambio, como dolores de cabeza. Tome nota para que le pueda informar todo al médico.
  • Pregúntele a su médico qué cambios debe reportar inmediatamente durante las horas de consulta y qué cambios necesitarían una llamada de emergencia cuando no sea horario de consulta.
  • Hable de sus preocupaciones acerca de cómo el cáncer ha afectado su vida. Sea honesto sobre sus hábitos, incluso si son hábitos de los que no se sienta orgulloso, como fumar o beber alcohol. Nunca oculte información. Lo que usted piensa que no tiene importancia podría afectar su tratamiento, o es posible que algo que usted considera grave pueda remediarse con facilidad.
  • Haga una lista de todas sus preguntas y llévela a sus visitas con el médico. No se sienta vergüenza ni tenga temor de hacer ciertas preguntas. Aquí no hay preguntas "tontas". Consulte la lista de preguntas anterior para darse algunas ideas y después añada sus propias preguntas.

Asegúrese que su médico tiene una copia de las instrucciones más recientes sobre la atención que usted quiere recibir si llega el punto en que no puede tomar decisiones por sí mismo. A estas instrucciones se les llama instrucciones previas. Si usted desea aprender más, llámenos al 1-800-227-2345 y solicite una copia del documento Advance Directives.

La relación entre el médico y el paciente cuando se está en el hospital

Si usted está en el hospital, su relación con el médico podría cambiar un poco. Muchas otras personas estarán cuidando de usted durante este tiempo. Además, puede que su médico no sea el único que tome las decisiones de tratamiento.

Algunas veces las normas y las rutinas del hospital pueden chocar con las suyas. En el hospital, se verá rodeado de ruidos y actividades, que en sí pueden provocar estrés. Algunos de estos problemas no se pueden evitar, pero usted puede hablar sobre esto con el personal de enfermería que le brinda atención. Ellos pueden ofrecerle ideas sobre maneras para lidiar con estos cambios, y cómo el personal puede ayudar a satisfacer sus necesidades. Tenga en cuenta que su médico en ocasiones también le puede ayudar a resolver problemas que pudieran surgir mientras usted se ajusta a las rutinas y prácticas del hospital.

Si tiene algún problema con su médico mientras se encuentra en el hospital, hay otras personas allí que pueden ayudarle. Hable con su enfermera, un trabajador social, o pida al hospital un representante de servicios al paciente. Ellos le pueden brindar apoyo y ayudarle a organizar sus pensamientos antes de hablar con su médico. Si usted lo autoriza, incluso pueden hablar directamente con su médico.

No tema hacer preguntas a su médico

Tanto su médico como el resto de su equipo de atención médica quieren ayudarle y apoyarle en esta situación. Además, las personas que tienen cáncer por lo general desean mantener una buena relación con sus médicos. Una buena relación así no surge de la nada, requiere cuidado y esfuerzo de ambas partes. Trate de identificar sus necesidades y la mejor manera de comunicárselas a su médico. Trabajen juntos. Lo más probable es que ambos se vean beneficiados.


Fecha de última actualización: 07/24/2012
Fecha de último cambio o revisión: 07/24/2012