La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Anterior tema

Ejercicio

Siguiente tema

Cansancio

Caídas

Una persona que tiene inestabilidad al estar de pie, que está un poco confundida o que simplemente se encuentra débil, corre un gran riesgo de caerse. Una persona que tiene estos problemas es propensa a caerse mientras intenta levantarse de la cama. O bien, el paciente puede caerse del inodoro, resbalarse en la tina (bañera) o ducha (regadera), o cansarse y por lo tanto caerse al caminar.

Lo que el paciente puede hacer

  • Si nota problemas de debilidad o pierde el equilibrio, pida ayuda para levantarse o caminar.
  • Si se cae, infórmeselo a su médico y a las personas que le cuidan. Ellos ayudarán a prevenir caídas futuras, y podría ser que necesiten examinarle para saber si tiene alguna lesión.
  • Si tiene dificultad para caminar, pregúntele a su médico sobre un servicio de visitas de enfermeras en el hogar. Puede que las enfermeras a domicilio hagan adaptaciones en el hogar para hacerlo un lugar más seguro. También cuentan con formas de ayudarle a caminar de forma más segura.
  • Si su equipo de atención contra el cáncer recomienda el uso de un andador o silla de ruedas, mantenga esto cerca de la cama o enseguida del lugar donde tome asiento. Use el andador o la silla de ruedas cada vez que se levente, incluso para los trayectos cortos.

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Cuando el paciente necesite levantarse de la cama, primero siéntelo sobre el lado de la cama por alrededor de un minuto. Esto es útil cuando el cambio de posición ocasiona mareos o inestabilidad en el paciente.
  • Si el paciente muestra inestabilidad, ayúdele a caminar.
  • Si el paciente se siente mareado, acompáñele cuando vaya al baño.
  • Recuerde al paciente que le avise si necesita ayuda antes de tratar de levantarse.
  • Utilice tapetes para baño y de hule antiderrapante para cuando el paciente se bañe. También es posible usar un banco para que el paciente se siente mientras se baña.
  • Mantenga el suelo despejado de los cables y extensiones eléctricas. En el área por donde se camina no debe haber ropa, alfombrillas abultadas u otros objetos que podrían causar tropezones y resbalones.
  • Asegure con cinta adhesiva los bordes de las alfombrillas o tapetes al piso.
  • Disponga un inodoro o mingitorio portátil que esté al alcance, coloque una cómoda cerca de la cama, o bien, reacomode la cama para que quede próxima al baño.
  • Anime al paciente a usar zapatos o zapatillas antiderrapantes (que no sean resbalosas) cuando vaya a caminar o a estar de pie. Evite el uso de pantuflas abiertas y resbalosas.
  • Consulte con su médico sobre algún servicio de atención a domicilio para que ayude a evaluar su hogar para evitar posibles caídas. Los pasamanos, inodoros portátiles, sillas para la ducha, entre otros artículos, pueden ayudar a evitar que algunos pacientes se caigan.

Si el paciente se cae:

  • Deje al paciente en el lugar donde se haya caído hasta que pueda determinar si tiene alguna lesión grave. Si el paciente no respira, llame a los servicios de emergencia (911 o al equivalente en su localidad) a menos que el paciente esté en un hospicio o tiene un poder legal sobre el cuidado de la salud que indique que no desea ser resucitado.
  • Si el paciente está inconsciente o sangrando, o le sale líquido de la boca, los oídos o la nariz, llame al médico o al servicio de emergencia inmediatamente.
  • Si el paciente le puede responder, pregúntele si tiene algún dolor.
  • Revise la cabeza, los brazos, las piernas y los glúteos del paciente para ver si tiene alguna cortadura o contusión, o si el área tiene un aspecto extraño o deformado, posiblemente debido a un hueso roto.
  • Aplique bolsas de hielo en cualquier área que presente sangrado (ponga hielo en una bolsa de plástico, y envuelva la bolsa en una toalla).
  • Si no puede mover al paciente, hágale sentir tan cómodo como le sea posible hasta que llegue más ayuda.
  • Si el paciente no tiene dolor y no está sangrando, ayúdele a que regrese a la cama o a una silla (si es posible, busque a alguien que le ayude).

Llame al médico si el paciente:

  • Experimenta debilitamiento reciente, entumecimiento reciente o cambio en el estado mental (tal como, confusión en el paciente, no sabe dónde se encuentra, se vuelve olvidadizo o lo que dice no hace sentido).
  • Presenta debilitamiento o inestabilidad suficiente como para caerse.
  • No está respirando.
  • Tiene sangrado, algún líquido que sale por la boca, los oídos o la nariz, o está inconsciente.
  • Siente preocupación sobre una posible lesión a causa de una caída.

Fecha de última actualización: 04/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/03/2014