La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Anterior tema

Fiebre

Líquidos y deshidratación

Todo lo que se encuentra en el cuerpo contiene líquido (agua). El cuerpo humano debe contar con cierta cantidad de líquido, y no tener una cantidad suficiente puede ser grave. El equilibrio de los líquidos significa que los líquidos en el cuerpo están regulados apropiadamente en los lugares correctos. La hinchazón o inflamación indica que hay demasiada agua en el cuerpo Refiérase a la sección “Inflamación”. La deshidratación indica que el cuerpo tiene una cantidad de agua insuficiente, o una cantidad de líquido inadecuada en los lugares correspondientes del cuerpo. Hay que tener en consideración que los líquidos provienen tanto de los alimentos sólidos como de los líquidos, por lo que si una persona no está comiendo lo suficiente, ésta deberá consumir líquidos adicionales para compensar.

Qué señales debe observar

  • Resequedad en la boca y en los labios.
  • Sed.
  • Mareos, debilidad, estreñimiento (refiérase a la sección “Estreñimiento”).
  • Presenta dificultad para tragar alimentos secos.
  • Boca reseca y pegajosa, afectando la capacidad de hablar.
  • Piel reseca, piel que se repliega al ser levemente pellizcada (que se mantiene contraída).
  • Lengua hinchada, cuarteada o reseca.
  • Fiebre (refiérase a la sección “Fiebre”).
  • Pérdida de peso que se da rápidamente (refiérase a la sección “Cambios en el peso”).
  • Orinar poco o nada.
  • Cansancio (refiérase a la sección “Cansancio”).
  • Ojos hundidos.
  • Falta de apetito y de sed (ambos síntomas pueden deberse a la deshidratación).

Lo que el paciente puede hacer

  • Beber líquidos. A veces, los líquidos muy fríos resultan más fáciles de beber.
  • Recuerde que los alimentos contienen líquido. Procure comer frutas, verduras, sopas, gelatinas, paletas de helado y otros alimentos hidratados.
  • Aplique crema humectante para suavizar la piel seca.
  • Trate de eliminar las causa de la deshidratación, tal como vómito, diarrea o fiebre (refiérase a las secciones relacionadas en este documento para información sobre estas causas).
  • Aplíquese un bálsamo humectante de labios para evitar los labios partidos.
  • Surta una nevera o refrigerador pequeño con botellas de jugo, agua u otras bebidas, asegurando que quede a su fácil alcance en caso de que le resulte cansado levantarse.
  • Chupe trocitos de hielo para aliviar la resequedad de la boca en caso de no poder beber suficiente líquido.

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Ofrezca bebidas frías o frescas alrededor de cada hora.
  • Anime al paciente a comer comidas ligeras, si puede comer.
  • Incluya alimentos que no sean secos, sopas y malteadas de frutas (hechas con hielo en una licuadora) como opciones para merendar y bocadillos.
  • Observe la orina del paciente para ver si es de color oscuro o si éste deja de orinar.
  • Observe al paciente con frecuencia para asegurarse de que no se encuentre en estado de confusión.
  • Colóquese a un lado del paciente cuando se vaya a levantar en caso de que luzca mareado o débil.

Llame al médico si el paciente:

  • No puede beber ni contener los líquidos, si está vomitando o si tiene fiebre que persiste por más de 24 horas.
  • Orina en color muy oscuro o en pequeña cantidad, o no puede orinar durante 12 horas o más.
  • Presenta mareos o sensación de desmayo al ponerse de pie.
  • Experimenta desorientación o confusión.

Fecha de última actualización: 04/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/03/2014