La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Sangrado en la boca

El sangrado en la boca generalmente es causado por las llagas en la boca, las enfermedades de las encías (periodontales) o por una disminución en el recuento de plaquetas (células que fomentan la coagulación de la sangre). El bajo recuento de plaquetas puede ser un efecto secundario del tratamiento con radiación o quimioterapia. Este es un problema de corta duración (si el recuento de plaquetas es bajo, refiérase a la sección “Recuentos sanguíneos”). Los tipos de cáncer que afectan al sistema productor sanguíneo, como la leucemia, también pueden causar una disminución de plaquetas. Una persona con bajo recuento de plaquetas puede sangrar fácilmente. Las actividades cotidianas como el cepillarse los dientes o cepillar el cabello pueden causar sangrado. Los efectos secundarios de la quimioterapia o radioterapia pueden incluir resequedad de la boca o pequeñas úlceras bucales que pueden sangrar.

Qué señales debe observar

  • Sangre o lesiones en la boca (por o en las encías, la lengua, etc.).
  • Erupción o puntos color rojo brillante del tamaño de la punta de un alfiler en la lengua, bajo la lengua, en el paladar o en el interior de las mejillas.
  • Sangre que exuda de la boca.

Lo que el paciente puede hacer

  • Enjuáguese la boca suavemente con agua helada cada dos horas
  • Chupe trocitos de hielo (evite los caramelos macizos o duros si la boca está sangrando).
  • Enjuáguese o cepíllese los dientes con un cepillo de cerdas suaves después de comer. Enjuague el cepillo con agua caliente para ablandar las cerdas aún más.
  • Use un pequeño cepillo de esponja desechable o un palito o depresor de lengua envuelto en una gasa para lavarse los dientes si un cepillo de dientes de cerdas suaves causa sangrado.
  • Evite los enjuagues bucales de venta en las tiendas. Refiérase a la sección “Resequedad de la boca” para aprender cómo enjuagarse cuidadosamente la boca.
  • Consuma alimentos que sean de consistencia blanda y suave, y que sean altos en calorías y proteínas Los alimentos blandos refrigerados como el helado, el puré de manzana y el yogur son buenas alternativas porque el frío también ayuda a controlar el sangrado.
  • Licue los alimentos duros, como manzanas y peras, etc.
  • Evite las bebidas calientes como el café y el té. El calor dilata los vasos sanguíneos y puede empeorar el sangrado.
  • Aplíquese una bálsamo o ungüento en los labios para prevenir la resequedad.
  • Si usa prótesis dentales, manténgalas fuera de su boca, especialmente si no le ajustan adecuadamente.
  • Evite los productos con aspirina. Lea las etiquetas de los medicamentos que se obtienen sin receta para asegurarse de que no contienen aspirina o hable con su farmacéutico.

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Pídale al paciente que se enjuague la boca con agua fría antes de cada comida. Mantenga agua helada al alcance.
  • Si hay sangrado por la boca, mantenga un recipiente cerca para que el paciente pueda escupir los enjuagues bucales.
  • Prepare batidas o malteadas en la licuadora, y ofrezca otras bebidas similarmente preparadas.
  • Evite el consumo de nueces, caramelos, alimentos ásperos o crujientes (como papas fritas o galletas saladas), así como los alimentos que tenga una cubierta dura.
  • Congele varias bolsas mojadas de té y pídale al paciente que presione una sobre cualquier área que esté sangrando.

Llame al médico si el paciente:

  • Es la primera vez que sangra por la boca.
  • Continúa sangrando por más de media hora.
  • Vomita sangre o un material que tiene la apariencia de café molido.
  • Siente mareos o aturdimiento.

Fecha de última actualización: 04/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/03/2014