La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Debilidad

Una persona que tiene dificultad para moverse puede que tenga debilidad general, así como problemas para caminar y puede que le resulte difícil trasladarse de un lugar a otro. Cuando una persona pasa mucho tiempo en cama, los músculos se debilitan. Otras cosas que pueden dificultar la movilidad incluyen el dolor en las articulaciones y las piernas, al igual que algunos efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia. Es importante moverse y ejercitarse tanto como sea posible para evitar nuevos problemas. Entre otros problemas a causa de ser menos activos físicamente pudieran incluir pérdida parcial o total del apetito, estreñimiento, llagas en la piel, dificultad respiratoria, rigidez en las articulaciones y cambios mentales.

Lo que el paciente puede hacer

  • Haga ejercicios activos o pasivos de alcance de movimiento, según las indicaciones de la enfermera, el médico o el fisioterapeuta (refiérase a la sección “Ejercicio”).
  • Tome los medicamentos contra el dolor que le indique el médico.
  • Tome la mayor cantidad de líquido que le permita su médico.
  • Mantenga un registro de sus evacuaciones intestinales (refiérase a la sección sobre estreñimiento para información sobre los alimentos que ayudan a prevenir este problema).
  • Mientras descansa, cambie de posición al menos cada dos horas.
  • Use zapatos con suela antiderrapante cuando vaya a caminar o a pararse (no se ponga zapatillas o pantuflas que resbalen fácilmente).
  • Use los aparatos ortopédicos, bastones, andadores u otros dispositivos de apoyo que le indique su médico o enfermera.
  • Camine un poco si es que puede hacerlo. Incluso cuando no pueda dejar de estar en cama, siéntese en una silla cuando coma y levántese para ir al baño o inodoro portátil al lado de la cama si es posible.
  • Si necesita ayuda para caminar, pídale a alguien que le sostenga por su parte más débil colocando un brazo alrededor de su cintura y el otro al frente de usted (por ejemplo, si tiene debilidad en su lado derecho, pida que alguien se ponga a su lado derecho antes de levantarse. Solicite a su cuidador que coloque su brazo izquierdo alrededor de usted, y su antebrazo y mano derecha frente a su hombro derecho).

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Al levantar al paciente, usted debe mantener la espalda recta, apoyándose en las rodillas flexionadas y las caderas para alzarlo. Usted debe pararse lo más cerca posible al paciente, y mantener sus pies separados para mantener un buen equilibrio y estabilidad.
  • Trabe siempre las ruedas de la cama o silla de ruedas.
  • Al voltear al paciente en la cama, que siempre sea acercándolo hacia usted en vez de empujarlo.
  • Mantenga el piso despejado para que pueda ayudar a la persona a moverse hasta la silla o ir al baño sin que se tropiece con alfombrillas o tapetes abultados, cables eléctricos, objetos, ropa, así como evitar resbalones por líquidos derramados.
  • Si el paciente está inestable, pero todavía puede levantarse, consulte la sección sobre caídas.
  • Si el paciente puede estar solo por un rato, asegúrese de que el teléfono y los números de emergencia están a su alcance.

Llame al médico si el paciente:

  • Se siente más débil.
  • Tiene una caída.
  • Presenta dolor de cabeza, visión borrosa, entumecimiento o zumbidos en los oídos.
  • Experimenta un cambio mental, como confusión, desorientación o demasiada somnolencia.
  • Tiene dolor empeora.

Fecha de última actualización: 04/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/03/2014