Nutrición para la persona durante su tratamiento contra el cáncer: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Cansancio

El tratamiento contra el cáncer origina una sensación de cansancio intenso y constante, y no se alivia con descanso. Este es un efecto muy común que es un problema para algunas personas durante su tratamiento. Hable con su médico o enfermera si siente cansancio o una falta de energía de manera constante.

El cansancio puede tener muchas causas, incluyendo el tratamiento contra el cáncer, no comer lo suficiente, falta de sueño, depresión, recuentos bajos de sangre y algunos medicamentos. Cuando la causa del cansancio sea médica, su doctor puede que tenga la manera de tratar la causa del cansancio para que así pueda sentirse mejor. Junto con el tratamiento, hay muchas medidas que puede tomar relacionadas a la alimentación junto con otras cosas que puede probar para ayudar a sobrellevar su cansancio.

Qué hacer

  • Informe a su médico o enfermera sobre su cansancio. Si se atribuye a alguna causa médica, puede que exista un tratamiento. Su doctor o enfermera pueden ayudarle a identificar medidas que usted también puede llevar a cabo para aliviar el cansancio.
  • Procure priorizar sus actividades. Haga las cosas más importantes cuando tenga más energía.
  • Si puede, realice breves paseos caminando o haga ejercicio de forma habitual. Más y más investigación revela que la actividad moderada puede ayudar a disminuir el cansancio relacionado con el cáncer.
  • Beba suficientes líquidos. La deshidratación puede empeorar el cansancio. Asegúrese de beber al menos 8 vasos de líquido al día. Si está perdiendo peso, asegúrese de incluir algunos líquidos que tengan calorías, como jugos o leche.
  • Asegúrese de descansar lo suficiente. Tome 3 ó 4 siestas o descansos breves durante el día en lugar de un descanso prolongado. Planifique su día de tal forma que se incluyan descansos y haga de éstos algo especial, como leer un buen libro en un cómodo sillón, o ver su DVD o video favorito con algún amigo. Trate de equilibrar el descanso con la actividad de tal forma que no interfiera con el sueño al dormir.
  • Pruebe llevando a cabo versiones más fáciles o breves de sus actividades habituales. No se presione en hacer más de lo que puede.
  • Pida una referencia para un dietista que pueda colaborar con usted en seleccionar la dieta más adecuada.
  • No coma alimentos azucarados. Estos alimentos le dan un estímulo de acción rápida que se disipa haciéndole sentir más cansancio al final.
  • Procure comer algo de proteína, grasa y/o fibra con cada comida o bocadillo. La proteína, la grasa y la fibra pueden ayudar a estabilizar más los niveles en la sangre. Esto le dará una sensación de más retención de energía de los alimentos que ingiere. Por ejemplo, en lugar de comer dos frutas, procure comer una fruta más un puñado de nueces, almendras, maní (cacahuates), etc. O intente la fruta con requesón.
  • Asegúrese de cumplir con sus necesidades básicas de calorías (refiérase a “Consejos prácticos para incrementar la cantidad de calorías y proteínas” bajo la sección de “Una vez que inicie el tratamiento” de este documento).
  • No tome grandes cantidades de vitaminas o minerales sin consultarlo primero con su doctor o enfermera. Algunos complementos alimenticios pueden interferir con su tratamiento contra el cáncer y las altas dosis de algunos complementos pueden ocasionar efectos adversos.
  • El estrés puede empeorar el cansancio. Consulte con su equipo de atención médica sobre la ansiedad que es podría causarle.

Fecha de última actualización: 07/23/2014
Fecha de último cambio o revisión: 07/23/2014