Cómo enfrentar el cáncer en la vida diaria

+ -Text Size

TEMAS

Para la persona que tiene cáncer

A menudo, las personas que enfrentan el cáncer también se enfrentan a la posibilidad de su propia muerte. Algunas personas se concentran al principio en morir de cáncer en lugar de vivir con cáncer. Como explicó una mujer, después de que le diagnosticaron cáncer del pulmón ella se aisló de su familia y pasó mucho tiempo sola en su habitación. No pasó mucho tiempo cuando se dio cuenta que su cáncer no iba a desaparecer por sí solo. Ella comprendió que podía seguir aislándose o que podía enfrentarse al cáncer así como lo había hecho con otros retos. Este ajuste en la forma de pensar toma su tiempo.

    Jorge, sobreviviente de cáncer: "Es muy fácil verse completamente abstraído en un sistema estéril de estudios, procedimientos y tratamientos y perder su propia perspectiva. No se olvide de su naturaleza humana y déjese llevar por sus sentimientos y emociones. Esta acción va a hacer descubrimientos que pueden cambiar su vida y que no conocía. Estos descubrimientos le ayudarán a comprender mejor su experiencia, lo van a animar para enfrentar las adversidades más difíciles y serán motivo de inspiración para otros quienes van a asombrarse de su espíritu y carácter que no habían visto antes en usted".

Cuidar de sí mismo

Con todo el estrés que causa el cáncer, es importante que se cuide, como persona, no sólo a su cáncer. Algunas personas quizás quieren estar más "a tono" con ellas mismas o simplemente hacer cosas que les hagan olvidar su enfermedad. Haga lo que tenga que hacer. Las actividades físicas, tales como caminar, bailar y el yoga pueden mejorar su sensación de bienestar y hacer que esté más consciente de su cuerpo. La poesía, la música, el dibujo y la lectura también son algunas maneras creativas para expresarse y mantener su mente alejada del cáncer. La meditación y la relajación pueden ayudar con la ansiedad y controlar los síntomas. Participar en una actividad nueva o desafiante le puede proveer una sensación de logro y le ayuda a reducir el estrés.

Avísele a su médico si está pensando tratar un tratamiento alternativo o que no ha sido probado. Existen muchas hierbas, suplementos o tratamientos que aseguran curar o tratar el cáncer. Algunos de estos tratamientos no causan daños, mientras otros han demostrado claramente que sí causan daños. Además, sepa que algunos de estos tratamientos pueden interactuar con otros medicamentos que usted puede estar tomando y pueden causar efectos inesperados. Hable con su equipo de especialistas en cáncer antes de tratar cualquier tratamiento nuevo.

    María, sobreviviente de cáncer: "Yo tuve 6 meses de quimioterapia y durante ese tiempo traté de mantener mi vida libre de tensiones y lo más normal posible. Durante el tratamiento, también tomé una clase de ballet y fue muy buen ejercicio. Hice nuevas amistades y realmente eso me mantuvo la mente ocupada".

El cuidarse a usted mismo también significa la aceptación de la ayuda de otros. Cuando una persona es diagnosticada con cáncer, puede que él o ella necesite pedir y aceptar ayuda por primera vez. Esto puede incluir ayuda de amigos y familiares o ayuda de afuera. El hecho de pedir ayuda no significa que usted sea una persona débil. El arreglo de la transportación para ir y regresar del tratamiento, obtener el equipo médico para usarse en la casa, contratar a un asistente médico en el hogar o encontrar a alguien que cuide a los niños mientras está en el tratamiento son sólo algunas de las muchas cosas que pudieran ser necesarias. El hecho de hacer todo esto además de sus responsabilidades normales puede ser muy estresante. La mayoría de las personas necesitan ayuda para poder manejar bien la situación.

Cómo aliviar el estrés y relajarse

Existen varias técnicas simples que pueden ayudar a hacer frente al estrés y ayudar a relajarse. Pruebe algunos de estos métodos hasta encontrar el que funcione mejor para usted. Tal vez quiera verificar con su médico si puede emplear cualquiera de estos métodos, especialmente si presenta problemas pulmonares.

Contraer y relajar los músculos

    • Acuéstese en un cuarto tranquilo.

    • Respire despacio y profundo.

    • Mientras inhala, contraiga un músculo o un grupo de músculos. Por ejemplo, apriete los dientes o tense sus brazos o piernas.

    • Mantenga tensos los músculos por un par de segundos mientras sostiene la respiración.

    • Entonces exhale, aflojando la tensión y dejando que su cuerpo se relaje totalmente.

    • Repita el proceso con otro músculo o grupo de músculos.

Otra manera para hacer esto se llama relajación progresiva. Comenzando desde los dedos de los pies, continuará avanzando a través de todo el cuerpo hasta llegar a la cabeza. Ponga en tensión, y luego relaje todos los músculos de una pierna y haga lo mismo con la otra pierna.

Continúe sucesivamente subiendo por todo el cuerpo, poniendo en tensión y luego relajando cada músculo o grupo de músculos, incluyendo los de su cuello y cara. Recuerde sostener la respiración mientras pone en tensión los músculos y exhalar al aflojar la tensión.

Respiración rítmica

    • Tome una posición cómoda y relaje todos sus músculos.

    • Cierre los ojos o enfóquese en un objeto distante, si es que prefiere mantenerlos abiertos.

    • Inhale y exhale lenta y cómodamente a través de la nariz. Si lo desea, mantenga un ritmo constante diciéndose a sí mismo: "Adentro, 1, 2; afuera, 1, 2".

    • Sienta cómo se relaja y su cuerpo se siente flácido cada vez que exhale.

    • Puede continuar esto por unos cuantos segundos o hasta por diez minutos.

Biorretroalimentación

Con una capacitación de biorretroalimentación usted puede controlar algunas funciones de su organismo tales como la frecuencia cardiaca, la presión arterial o la tensión muscular. Una máquina detectará y le avisará cuando su cuerpo muestre signos de tensión. Esta máquina también le informará cuando su organismo esté relajado. Con tiempo y práctica, usted aprenderá a controlar las respuestas de relajación sin depender de que la máquina se lo informe. Su médico o enfermera pueden recomendarle a alguien con experiencia que pueda introducirle a la biorretroalimentación.

Imágenes mentales

    • Cierre los ojos, respire lentamente y siéntase relajado.

    • Imagine una pelota de energía curativa, tal vez una luz blanca formándose en alguna parte de su cuerpo.

    • Cuando usted vea la pelota de energía, inhale lentamente y sople hacia la bola dirigiéndola a cualquier parte del cuerpo en donde sienta dolor, tensión o molestia. Cuando exhale, visualice el aire retirando la pelota de su cuerpo, llevándose con ella cualquier sensación de dolor o malestar (asegúrese de respirar naturalmente; evite soplar).

    • Siga viendo la pelota acercándola y alejándola de usted cada vez que inhala y exhala. Puede que visualice cómo la pelota va aumentando de tamaño conforme se lleva la tensión y molestia cada vez más.

Visualización

La visualización es similar a las imágenes mentales. Con la visualización usted crea una escena interior que representa su lucha contra el cáncer. Usted podría visualizar misiles destruyendo las células cancerosas en su cuerpo o caballeros con armadura combatiendo con las células.

Hipnosis

La hipnosis le pone en un estado como en trance y esto puede ayudarle a reducir la molestia o ansiedad. Usted puede ser hipnotizado(a) por una persona calificada, o puede aprender a hipnotizarse a sí mismo. Si le interesa saber más acerca de esto, solicítele a su médico o a su enfermera que le refieran con alguien capacitado en esta técnica.

Distracción

Trate de disipar sus preocupaciones o molestias viendo televisión, escuchando el radio, leyendo, yendo al cine o haciendo trabajos manuales, como bordado, rompecabezas, armando modelos o pintando. Puede que le sorprenda ver cuán cómodamente pasa el tiempo.

Cómo adaptarse a los cambios en su cuerpo y su imagen

El cáncer y su tratamiento pueden causar cambios físicos. Algunas personas se sienten inseguras sobre cómo estos cambios afectan su cuerpo y en su propia imagen.

La cirugía puede cambiar la forma en que usted luce. Otros tratamientos pueden afectar cómo usted se siente. Los efectos secundarios del tratamiento de cáncer, tales como la pérdida o el aumento de peso, la caída del cabello y los cambios en la piel también pueden cambiar la forma en que usted luce. El cansancio puede hacer más difícil mantener su apariencia.

El tipo de tratamiento, los medicamentos y sus dosis, así como la programación del tratamiento tienen un impacto en los efectos secundarios que usted puede presentar. La gravedad de los efectos secundarios varía de acuerdo con la persona. Los mismos tratamientos pueden causar efectos secundarios en algunas personas, pero en otras no. Asegúrese que su médico y enfermera conozcan qué efectos secundarios presenta, si alguno, y cuán severos son.

Los miembros de su equipo de especialistas en cáncer pueden ayudar a tratar los efectos secundarios cuando saben la manera en que le está afectando el tratamiento tanto física como emocionalmente. Algunas veces, en el tratamiento inicial del cáncer, los tratamientos causan más afección o incomodidad que el mismo cáncer. Pregunte a su médico cuáles efectos secundarios debe esperar y cuánto tiempo probablemente durarán. Además, averigüe cuáles efectos secundarios usted necesita informar de inmediato. Usted necesitará averiguar cómo ponerse en contacto con su médico después del horario de oficina normal, en caso de que sea necesario.

A algunas personas se les hace difícil mantener esperanzas cuando el tratamiento les hace sentirse mal y lucir diferente. Las personas con cáncer pueden sentirse frustradas cuando ellas hacen todo bien pero eso no remedia en nada la situación o cuando se pospone el tratamiento porque su cuerpo ya no puede soportar más. Algunas veces los cambios en el estado de ánimo son causados por ciertos medicamentos, mientras que otras veces pueden ser asociados con el estrés de lidiar con el cáncer y el tratamiento. Resulta normal tener altibajos durante el tratamiento del cáncer.

Los cambios corporales causados por el tratamiento del cáncer pueden variar desde la pérdida de pelo hasta la amputación de una extremidad. Puede ser difícil manejar estas clases de cambios, ya que pueden ser vistos por otras personas. Muchas personas que sufren la pérdida del cabello usan pañoletas, pelucas o sombreros. Algunas personas eligen extremidades artificiales (prótesis) y cirugía reconstructiva después de la cirugía. Las soluciones a corto y a largo plazo como éstas, no llaman tanto la atención o ayudar a ocultan las diferencias físicas de la persona.

    Juan, sobreviviente del cáncer: "Yo tuve dos cirugías; la primera para extirpar un testículo canceroso y la segunda para extirpar los ganglios linfáticos en mi abdomen. La cirugía de los ganglios linfáticos afectó, más que la primera cirugía, la manera como me sentía con respecto a mi cuerpo y mi propia imagen. Me siento más cohibido con respecto a las cicatrices en mi abdomen. Después de mi primera cirugía, se me ofreció la opción de la reconstrucción del testículo pero yo no estaba interesado".

Al momento de tomar decisiones difíciles, a menudo ayuda hablar con otros que hayan tenido el mismo tipo de cirugía reconstructiva o que usen el mismo tipo de prótesis. Pregunte a su cirujano si puede compartir fotografías que muestren los verdaderos resultados de una cirugía reconstructiva.

Verifique con su compañía de seguro médico acerca de la cobertura para la cirugía reconstructiva o para la prótesis. Si usted no tiene seguro médico, la trabajadora social de su hospital le puede ayudar a encontrar otras maneras para pagar por estos tratamientos. La cobertura de seguro puede ser limitada, ya sea por una cantidad en dólares o por la cantidad de prótesis (por ejemplo, sostenes de mastectomía y formas para el seno) que puede comprar en el tiempo especificado.

Sexualidad y el cáncer

Los rasgos de personalidad, tales como su sentido del humor, actitudes, la honestidad y su ánimo, son en gran parte lo que la hace más atractiva para su pareja. Podría parecer que estas cualidades cambian con el tratamiento del cáncer, pero el cambio generalmente es a corto plazo. Es importante recordar que estos rasgos aún están ahí, pero por el momento pudieran estar siendo desplazados por la experiencia del cáncer.

Fertilidad y control de la natalidad

Si usted cree que va a querer tener hijos en el futuro, es importante hablar con su médico sobre la fertilidad y el control de la natalidad antes de comenzar el tratamiento. Muchos tratamientos del cáncer pueden causar infertilidad o esterilidad. Para la mayoría de las personas, existen maneras para preservar la capacidad para tener hijos, aunque necesitarán haber terminado de tener hijos antes de comenzar la terapia.

Tenga en cuenta que incluso cuando la esterilidad sea un posible efecto secundario del tratamiento, es importante usar un método eficaz para el control de la natalidad. Aun cuando el riesgo de embarazo es muy pequeño, el control de la natalidad es necesario durante y algún tiempo después del tratamiento contra el cáncer, ya que muchos tratamientos pueden causar daño al feto. No es seguro que la mujer quede embarazada durante los tratamientos del cáncer.

Los efectos secundarios pueden cambiar su vida sexual

Los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer también pueden afectar la sexualidad de la persona. Algunos efectos secundarios que pueden afectar su vida sexual son el cansancio, la falta de deseo y sentirse físicamente poco atractivo. Las mujeres pueden presentar sequedad vaginal, mientras los hombres pueden tener problemas para tener o mantener una erección. Los efectos secundarios físicos, tales como el cansancio y las náuseas, pueden disminuir el deseo de la persona de tener sexo. Además, la ansiedad o la depresión pueden afectar su sexualidad. Estos efectos secundarios, como la mayoría de los efectos físicos y emocionales, a menudo se pueden tratar o aliviar con tratamiento. Aunque usted tal vez sienta vergüenza, es importante hablar sobre esto con su médico.

Los cambios en la manera en que usted luce pueden afectar sus sentimientos acerca de su atracción sexual. Usted puede pensar que ya no es atractivo sexualmente. Las relaciones sexuales son una manera de expresar amor hacia alguien, pero hay otras maneras de expresar este sentimiento.

Cuando haya la posibilidad de relaciones sexuales, dígale a su pareja lo que es más cómodo para usted y cuándo es que usted tiene ánimos para ello. Su pareja tal vez quiera darle el espacio y el tiempo necesario para adaptarse a los cambios en su cuerpo e imagen propia. Tal vez su pareja no quiere apresurarle ni parecer indiferente, por lo tanto es mejor que usted le comunique su deseo de tener contacto físico. Sea específico acerca de lo que desea. Con el paso del tiempo, el contacto físico que no sea sexo, como abrazos, besos y el tacto, puede ayudarle a sentirse más cómodo en la intimidad.

El efecto del cáncer en su relación con su pareja

Si usted no tiene pareja para el momento del diagnóstico y está recuperándose de cáncer, es posible que no esté seguro de cómo y cuándo decirle a su nueva pareja. Sólo usted sabe si puede, y cuándo puede, confiar lo suficiente en alguien como para compartir esto. Todo depende de usted, si es que quiere decirle al principio o más tarde durante la relación. Usted se dará cuenta que es mejor practicar antes con alguien lo que va a decirle a su nueva pareja.

Algunas personas temen que su pareja vaya a evitar el contacto físico con ellas. Otras personas pueden temer que sus parejas les abandonarán o encontrarán a otras parejas. Si existían problemas en la relación antes del diagnóstico de cáncer, aún van a estar presentes después del diagnóstico. Asimismo, si una pareja maneja bien los problemas, hay posibilidades que ellos enfrenten este desafío de una manera similar. Cuando existe comunicación entre una pareja, por lo general siempre resuelven sus sentimientos y el estrés que el cáncer puede traer a la relación.

El enfrentar el cáncer como pareja también fortalece la relación. El cáncer puede ayudar a las personas a darse cuenta de lo que realmente es importante para ellas. Las prioridades o problemas que alguna vez ellas consideraron como importantes pueden parecer menos importantes o más pequeños.

    Cristina, sobreviviente de cáncer: "El cáncer tiene su manera de obligarlo a que usted haga un inventario de su vida. Ha ocasionado algunos cambios positivos en mi vida. Creo que mi esposo y yo nos hemos unido más como resultado".

Las personas que no logran obtener el apoyo de su pareja pueden encontrar apoyo en algún otro lugar, tales como asesoría, grupos de apoyo o en los amigos. El asesoramiento le puede ayudar a explorar maneras de mejorar la comunicación y resolver los problemas en la relación. El asesoramiento profesional individual o para parejas es una opción para aquellas personas que no pueden atravesar solos por estos problemas. Los grupos de apoyo ofrecidos por profesionales con licencia o entrenados también pueden ser un recurso de asesoría práctica e ideas para lidiar con cambios en la vida sexual. Existen grupos para personas con cáncer, para los compañeros/esposos y para las parejas.

Para más información sobre la sexualidad, la Sociedad Americana Contra El Cáncer tiene los documentos Sexualidad para la mujer con cáncer, y Sexualidad para el hombre con cáncer. Ambos documentos están disponibles sin costo alguno cuando usted llama a nuestro número gratuito o puede encontrarlos en nuestro sitio Web www.cancer.org.


Fecha de última actualización: 11/19/2012
Fecha de último cambio o revisión: 11/19/2012