Cómo enfrentar el cáncer en la vida diaria

+ -Text Size

TEMAS

La vida después del tratamiento contra el cáncer

    Cristina, sobreviviente de cáncer: "¡Su último día de tratamiento es un día para celebrar! Cuando ya se ha terminado el tratamiento, algunas veces puede ser difícil regresar a la vida normal que tenía antes del cáncer. El diagnóstico de cáncer controla su vida por tanto tiempo que cuando el tratamiento se termina va a tardar un tiempo para regresar a su rutina normal. A mí me parece que la fecha de aniversario de cuando se me diagnosticó es un momento de sentimientos contradictorios. Estás emocionado por haber logrado otro año libre de cáncer, sin embargo también te acuerdas de la angustia por la que has pasado".

Cuando se termina el tratamiento, las personas empiezan un nuevo capítulo en sus vidas, uno que les puede traer esperanza, felicidad y quizás temor. El temor de que el cáncer regrese es común entre los sobrevivientes de cáncer y algunas veces puede ser bastante intenso.

    Cristina, sobreviviente de cáncer: "Lo más difícil para mí como sobreviviente es tener un ’antecedente’. Cualquier dolor o achaque termina en la realización de varios exámenes. Yo soy una persona que corre y estaba sintiendo dolor en mi cadera. Fui al médico y después de varias citas me hicieron una gammagrafía ósea seguida de un estudio de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). ¡Fui muy afortunada porque no fue cáncer y sólo necesité un nuevo par de zapatos!"

Las citas de seguimiento con su médico y los aniversarios del diagnóstico de cáncer pueden provocarle emociones contradictorias.

    Rosario, sobreviviente de cáncer: "Yo me hago varios exámenes de seguimiento para asegurarme de que estoy libre de cáncer, lo cual me tranquiliza. A pesar de que mi dermatóloga dice sentirse cómoda revisándome cada seis meses o incluso cada año, yo pedí, para mi propio bienestar, que me revisara cada tres meses y ella estuvo de acuerdo. Confieso que los primeros años cada que vez que llegaba mi aniversario aumentaba mi nivel de ansiedad, eso en gran parte porque yo pasé por un gran número de exámenes. Siempre traía a un acompañante conmigo a los exámenes, para que me ayudara con esto. Sin embargo, la fecha de aniversario de mi diagnóstico no es una fecha especial para recordar o para temer. Yo me siento muy afortunada de haber sobrevivido por muchos años y agradezco por cada mañana que despierto y que me puedo levantar de la cama".

El regreso a la vida diaria

Cada persona con cáncer espera regresar a una vida más normal, pero el proceso puede ser desafiante. Cada persona tiene su propia manera para manejar estos desafíos.

    Rosario, sobreviviente de cáncer: "Regresar a las actividades cotidianas, especialmente el practicar deportes, fue la mejor terapia para mí. Cuando me diagnosticaron, lo único que quería era que pasara la operación y el tratamiento para que pudiera continuar con mi vida". Aunque yo nunca hago mucho hincapié en mi situación o en su posible resultado, la realidad de que esta enfermedad puede venir y llevarme en cualquier momento siempre está presente. No puedo dejar de pensar en esto. Aun así, hago un esfuerzo consciente para pensar positivamente, hacer planes para el futuro, asegurarme de hacerme exámenes regulares de seguimiento para la detección temprana, llevar una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente".

Relaciones fuera de la familia

El cáncer puede cambiar las costumbres en las relaciones, tanto dentro como fuera de la familia. Las amistades se pueden alejar por una gran variedad de razones. Quizás no sepan cómo responder a un cambio sobre la manera que usted luce o pueden evitarle para no pensar sobre la posibilidad de su muerte o para no recordar que todos tenemos que morir algún día. Su cáncer les puede traer viejas memorias de una pérdida o muerte que hayan experimentado en el pasado. Algunas personas tal vez se alejen de usted y no sepan cómo hablarle.

Aun así, el hecho de que sus amigos no sepan cómo hablar con usted ahora no reduce el dolor ni la frustración de sentirse aislado o señalado. Algunas personas pueden decir cosas que suenan falsas, triviales e hirientes. Recuerde que ellos probablemente están intentando hacer lo mejor posible. Si usted está dispuesto a hablar de su experiencia con el cáncer, ellos también podrían tranquilizarse.

Si su carrera es parte importante en su vida, el regreso a su trabajo tan pronto se encuentre bien físicamente es una manera de traer nuevamente la estabilidad a su vida. Si no ha sido posible regresar a su trabajo anterior debido al tratamiento, infórmese sobre los programas de rehabilitación y adiestramiento en su comunidad.

Cuando regrese a su trabajo, es posible que las relaciones con sus compañeros hayan cambiado. Usted tal vez se sienta "igual que antes", pero puede que ellos no se sienten tan cómodos alrededor de usted como antes. Algunos pueden actuar como si usted no hubiera tenido cáncer, y no hablar sobre esa parte de su vida. Ellos también podrían subestimar la seriedad de la situación que usted ha pasado, si usted se ve muy bien y además puede desempeñar sus funciones. Los compañeros de trabajo pueden tener dudas y no saber qué hacer o qué decir para proteger sus sentimientos. Para más información sobre este tema, lea nuestro documento Cuando alguien en su trabajo tiene cáncer.

Las preguntas acerca de un trabajo y seguro de salud futuros también pueden surgir. Existen recursos disponibles que le ayudan a contestar estas preguntas. Las organizaciones tales como la Job Accommodation Network, la National Coalition for Cancer Survivorship, y la Patient Advocate Foundation le proporcionan los recursos necesarios a los sobrevivientes del cáncer.

Si usted se enfrenta a discriminación, ya sea en el trabajo o al tratar con su seguro médico, infórmese acerca de las leyes estatales donde usted vive y de la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades: información para personas con cáncer. Muchas personas pueden mantener sus trabajos durante el tratamiento del cáncer gracias a disposiciones de esta ley. Puede que otras personas necesiten ausentarse de sus trabajos, lo que la Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA) puede facilitar para algunas personas.

Lea la sección “¿Cómo obtener más información?" para más información, incluyendo la dirección, teléfonos y dirección en Internet de estas y otras organizaciones que ofrecen servicios muy útiles a las personas afectadas por el cáncer.

Cómo encontrar esperanza

Hoy día, el cáncer no es una sentencia de muerte. Las tasas de curación continúan mejorando a medida que se descubren nuevos medicamentos y tratamientos. Algunos tipos de cáncer tienen mejor pronóstico que otros, pero, en general, las personas con cáncer están viviendo más.

Los médicos no pueden pronosticar cuánto tiempo va a vivir una persona. Ellos solamente pueden adivinar, basándose en su educación y lo que han visto en otros pacientes en situaciones similares. Aun cuando el pronóstico de una persona sea desfavorable, los resultados alentadores de los exámenes, los nuevos descubrimientos científicos y los tratamientos que pueden controlar la enfermedad le pueden dar esperanza. Si su ser querido tiene cáncer, su continuo amor y apoyo también puede proveer esperanza.

A pesar del pronóstico, ésta es una muy buena oportunidad para hacer las cosas que usted siempre había querido hacer y pasar tiempo con su familia y sus amigos.

    Rosario, sobreviviente de cáncer: "Mis hijos han sido mi más grande motivación para mantenerme saludable. Yo pienso que son las personas más compasivas y sensibles, por el hecho de tener que lidiar con mi cáncer. Yo ruego que ellos hayan aprendido a cuidar de su propia salud y a tomar las medidas preventivas que aseguren su propia supervivencia. He sobrevivido al cáncer de seno por 13 años... Tomando en consideración la extensión de mi cáncer, hay médicos que me han dicho lo afortunada que soy de estar viva. Tengo que confesar que lo primero que pensé fue que me iba a morir, y pronto. Me gustaría que cualquier persona que escuche esta temida información, que sepa que no tiene por qué ser una estadística más. Sólo porque las estadísticas indican algo, no quiere decir que sea definitivo, siempre hay excepciones. Yo también fui diagnosticada con cáncer de la piel de células basales, de células escamosas y melanoma, así como cáncer del cuello uterino. Aquí estoy todavía para ver crecer a mis niños y mis planes son ver a mi hijo de seis años cuando tenga sus propios hijos".

Manténgase enfocado en lo que puede hacer en lugar de lo que no puede hacer. Lleve una vida activa y procure un sentido de propósito en la vida. Estas cosas ayudan a la mayoría de las personas a lidiar con el cáncer. No siempre es posible hacer las cosas que usted hacia antes, pero normalmente hay maneras de hacer que cada día sea especial y de provecho.

    Jorge, sobreviviente de cáncer: "Siempre trate de reírse por dentro, el buen humor es la base para enfrentarse a los retos con éxito. Durante los momentos más difíciles, siempre suceden cosas inesperadas. Simplemente debemos deshacernos de barreras mentales. Esto, por supuesto, no significa que el cáncer sea una experiencia para reírnos a cada minuto, porque definitivamente no es así. Lo único que necesitamos es aceptar todas las partes de nuestra vida y no sólo las malas".


Fecha de última actualización: 11/19/2012
Fecha de último cambio o revisión: 11/19/2012