Cómo enfrentar el cáncer en la vida diaria

+ -Text Size

TEMAS

Cómo tomar decisiones sobre el tratamiento basadas en información

¿Hay tiempo?

A menudo las personas con cáncer sienten que, entre más pronto se deshagan del cáncer, es mejor. Puede que sientan la necesidad de tomar decisiones y hacer algo inmediatamente. Pueden estar preocupadas porque los exámenes adicionales y consultas con otros médicos pueden absorber el tiempo que bien podría dedicarse al tratamiento del cáncer.

¿Cuánto tiempo es demasiado tiempo? Los distintos tipos de cáncer crecen a ritmos distintos. La mayoría de los tipos de cáncer no crecen muy rápidamente, de manera que por lo general hay tiempo para reunir información, consultar a los especialistas y decidir qué tratamiento es mejor para usted. Si usted está preocupado porque el tratamiento no comienza inmediatamente, hable con el equipo médico que le atiende.

    Jorge, sobreviviente de cáncer: "Lo que me ayudó a mí fue dedicar tiempo para detenerme y analizar la situación general. Fui en búsqueda de información y las respuestas a mis preguntas, eso me permitió tomar la mejor decisión para mí y mi familia. Yo vivo de acuerdo con mis expectativas y deseos. Hice las cosas que me hicieron sentir cómodo, no lo que otros pensaron necesitaba hacer para sentirme cómodo".

Cómo obtener información sobre el cáncer

Cuando usted busca información acerca de cualquier tipo específico de cáncer, lo primero que usted necesita es conocer exactamente qué tipo de cáncer padece. Hable con su equipo de cuidado médico. Pídales información acerca de su tipo de cáncer específico, incluyendo el tipo de células y la etapa (el grado de propagación) en que se encuentra su cáncer. Esto es muy útil porque su tratamiento del cáncer será diseñado sólo para usted, y saber estos datos específicos le ayudará a obtener la información más adecuada para su situación.

La etapa y el tipo del cáncer, así como otros factores, ayudarán a determinar el objetivo del tratamiento. La mayoría de los tratamientos contra el cáncer tienen uno de estos tres objetivos:

  • Curar el cáncer.
  • Control del cáncer.
  • Aliviar los síntomas del cáncer y ayudar a que el paciente se sienta más cómodo.

Algunas veces el objetivo del tratamiento cambia después de haber empezado. Hable con su médico y asegúrese de haber entendido cuáles son las opciones de su tratamiento y los objetivos del tratamiento. Esto ayuda a que tome las mejores decisiones para usted y su familia.

Vivimos en una época de abundante información. La información sobre el cáncer puede ser muy compleja y confusa. La manera de encontrar información precisa y actualizada es usando fuentes fidedignas y prestigiosas tales como revistas especializadas o páginas de Internet de centros de cáncer, organizaciones nacionales del cáncer, organizaciones profesionales de la salud, así como agencias gubernamentales como el Instituto Nacional del Cáncer (lea la sección “¿Cómo obtener más información?” para algunas sugerencias). La información proporcionada por las páginas de Internet, foros, además de los grupos de apoyo en línea puede ser de mucha utilidad, pero varía mucho en calidad y precisión.

Busque información que ya haya sido revisada por médicos expertos, que sea actualizada con frecuencia y que indique el propósito de la información. Cuando obtenga información, discútala con su equipo de cuidado médico para averiguar, en caso de que así sea, cómo aplica a su caso. Recuerde que la información general no puede sustituir el consejo de su médico o el equipo que atiende su cáncer.

Cómo obtener información de su equipo de especialistas en cáncer

Lo primero que harán los profesionales de la salud que le atienden será aprender todo lo que puedan sobre usted y su cáncer. Se hará una biopsia y otros análisis de laboratorio, exámenes físicos y estudios por imágenes para determinar la etapa (extensión) de su cáncer. Su médico usará luego toda esta información para seleccionar las opciones de tratamiento y hacer recomendaciones con respecto al tratamiento. Es posible que su médico consulte con otros médicos y profesionales del cuidado de la salud para que ayuden a planificar su tratamiento. Además, tal vez usted desee obtener una segunda opinión en otro centro de tratamiento. Quizás usted se sienta más a gusto al obtener una segunda opinión, y así poder determinar la mejor opción para su tratamiento.

La comunicación con médicos, enfermeras y otros miembros del equipo de cuidado médico es muy importante para las personas diagnosticadas con cáncer. Su equipo de atención médica puede indicarle dónde buscar información sobre su tipo de cáncer y tratamiento. Podrá responder a sus preguntas, ofrecer apoyo y referirle a los recursos disponibles en su comunidad. Permítase el tiempo necesario para obtener información a su propio paso. Usted decide cuándo está listo para hablar, cuándo y cuánto más quiere aprender acerca de su cáncer.

Haga preguntas

Los médicos y enfermeras son excelentes fuentes de información cuando usted tiene preguntas médicas. Antes de las citas médicas, escriba cualquier pregunta que pudiera tener acerca de su tipo de cáncer, de su tratamiento, los efectos secundarios y cualquier limitación de actividades que pudiera tener durante el tratamiento. Su equipo de cuidado médico incluye otros miembros, tales como su farmacéutico, su dietista, su trabajador social, su fisioterapeuta y radioterapeuta, que son expertos en diferentes áreas. Además, no tema hacer preguntas a ellos. Hacer preguntas muestra que tiene mucho interés en aprender y en tomar un papel activo en su tratamiento. Si un miembro de su equipo de especialistas en cáncer no tiene el tiempo para contestar todas sus preguntas, pregunte cuándo sería más conveniente para terminar su conversación o pregunte acerca de otras maneras de obtener respuestas a sus preguntas.

    Sofía, quien presta cuidados a su esposo: "No hay pregunta que sea muy insignificante o muy tonta para hacer. Yo nunca tuve miedo de llamar para preguntar cualquier cosa al médico o al personal, aunque fueran preguntas acerca de nuestros pagos y seguro médico. Me di cuenta de que nuestro médico y su personal estaban dispuestos a contestar cualquier pregunta. También fue de mucha ayuda hablar con nuestro farmacéutico. Él hizo arreglos especiales cuando necesitábamos obtener recetas médicas, especialmente medicinas contra el dolor, después de las horas laborales".

Averigüe cómo lograr comunicación con su médico a cualquier hora

Las personas con cáncer tienen que saber cuándo llamar a su médico. Pregunte cuáles efectos secundarios o signos extraños necesita reportar de inmediato. Algunas cosas pueden esperar hasta la próxima visita al médico o hasta que pueda hablar con una enfermera en horario normal de oficina. No obstante, si usted tiene efectos secundarios graves o inesperados, necesitará saber cómo comunicarse con su médico durante las horas fuera de oficina. Asegúrese que tanto usted como sus seres queridos tengan el número de teléfono del médico. Si su médico no está disponible después de horas hábiles, averigüe qué debe hacer si enfrenta problemas.

Sus familiares tal vez deseen hablar con algún miembro de su equipo de cuidado médico. Esto puede ayudar a sus familiares a obtener respuestas a sus preguntas y encontrar el apoyo que necesitan para sobrellevar sus sentimientos. Su equipo de atención médica está obligado por la ley a mantener la confidencialidad de la información sobre su salud. Su equipo de cuidado médico no hablará con sus familiares y sus amistades de su salud a menos que usted le autorice. Avíseles a sus médicos y enfermeras cuáles miembros de la familia y amigos podrían ponerse en contacto con ellos y con quiénes se puede compartir información.

Siéntase cómodo con su equipo de cuidado médico

En un mundo ideal, todos los profesionales del cuidado de la salud serían pacientes, comprensivos, con todo el tiempo del mundo para contestar sus preguntas y sabrían cómo explicarle las cosas de manera que usted las entienda fácilmente. Sin embargo, resulta poco común encontrar todos estos atributos en una persona. A pesar de esto, es muy importante que usted confíe en su médico y en otros miembros del equipo de cuidado médico. Si usted siente una falta de confianza y comunicación sincera le impide obtener una buena atención médica, pida ser referido a otro médico con el que usted se sienta más cómodo. Además no olvide pedirle a su médico que lo refiera para una segunda opinión. Usted necesita ser un miembro activo de su equipo de atención médica. Como un participante activo del equipo, usted necesitará hacer cosas como acudir a sus citas, tomar sus medicamentos como se indica y reportar los efectos secundarios.


Fecha de última actualización: 11/19/2012
Fecha de último cambio o revisión: 11/19/2012