+ -Text Size

Cómo tratar la incontinencia en hombres con cáncer

Cuando usted pierde control de su orina o presenta fugas o goteo involuntario de orina, a esto se le llama incontinencia urinaria. Muchos hombres presentan incontinencia después del tratamiento del cáncer de próstata, aunque también puede ocurrir después de haber recibido tratamiento para otros cánceres. Si usted presenta este problema, sepa que otros hombres también lo padecen.

La incontinencia urinaria puede durar solo por un breve periodo. Con el tiempo, los músculos que controlan el paso de la orina podrían fortalecerse lo suficiente como para controlar nuevamente la orina. Sin embargo, la incontinencia también puede ser un efecto secundario a largo plazo del tratamiento del cáncer. Asegúrese de hablar con su médico si tiene problemas para controlar su orina. Hay maneras de ayudar.

A veces la incontinencia es causada por más de un problema. Su médico ordenará pruebas y le hará algunas preguntas para saber qué está causando su incontinencia. Conocer el tipo de inconciencia ayudará a usted y a su médico a encontrar la mejor manera de tratarla.

Tipos de incontinencia

Los tres tipos comunes de incontinencia son:

Incontinencia por esfuerzo

La incontinencia por esfuerzo es el tipo más común de incontinencia que surge después de una cirugía de la próstata. Se presenta cuando el músculo que contrae la uretra para mantener la orina en la vejiga está débil o dañado, o cuando los nervios que ayudan al músculo a funcionar han sido afectados. (La uretra es el conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior del pene). El músculo que se contrae para cerrar la uretra se llama esfínter uretral.

La incontinencia por esfuerzo puede ocasionar fuga de orina al toser, reír, estornudar, levantar objetos pesados o hacer ejercicio. Es posible que usted duerma toda la noche sin tener que levantarse para ir al baño, pero que haya una fuga de orina cuando se levante en la mañana. La incontinencia por esfuerzo se puede controlar acudiendo al baño con más frecuencia.

Incontinencia por rebosamiento

La incontinencia por rebosamiento surge cuando la vejiga no se vacía bien y la cantidad de orina producida es mayor que la que se puede almacenar. Los signos de incontinencia por rebosamiento pueden ser: levantarse a menudo durante la noche para orinar, tardar mucho en orinar y tener un flujo goteante lento y con poca fuerza.

Es posible que usted orine pequeñas cantidades, pero no sienta que ha vaciado la vejiga. O puede que sienta deseos de ir al baño, pero no logre orinar. Este tipo de incontinencia puede causar que usted tenga fugas de orina durante todo el día. Generalmente la incontinencia por rebosamiento es ocasionada por bloqueo o estrechamiento a causa de tejido cicatrizado. También puede ocurrir cuando el músculo de la vejiga no se puede contraer lo suficientemente bien como para que salga toda la orina.

Incontinencia de urgencia

A la incontinencia de urgencia se le puede llamar vejiga hiperactiva. Se presenta cuando el músculo de la vejiga se contrae con mucha frecuencia, usualmente en forma súbita y sin previo aviso, y usted no puede controlar la vejiga. En este tipo de incontinencia, incluso una pequeña cantidad de orina en la vejiga puede provocar una fuerte necesidad de orinar. Debido a que no puede almacenar una cantidad normal de orina, usted acude al baño con mucha frecuencia y puede que surja alguna fuga de orina si no llega inmediatamente al baño. Podría ser que sienta como si tuviera una vejiga débil o que no puede retener los líquidos que consume. Es posible que incluso surjan fugas de orina en la cama mientras duerma.

Esto puede ser causado por una infección o irritación de la próstata debido a radioterapia.

Tratamiento para la incontinencia

Si usted tiene problemas de incontinencia, hable con su médico. Tal vez se sienta avergonzado de discutir este asunto, pero recuerde que es un problema común. Su tratamiento dependerá del tipo y de la causa de la incontinencia y cuán grave sea el problema.

Los médicos que tratan a los hombres con cáncer, especialmente los que tratan el cáncer de próstata, deben estar enterados de los problemas de incontinencia y estar en capacidad de sugerir medidas para ayudar, tales como:

Los ejercicios de Kegel ayudan a fortalecer los músculos de la vejiga. Estos ejercicios conllevan tensar y relajar ciertos músculos pélvicos. No todos los médicos están de acuerdo en cuanto a la utilidad o la mejor manera de hacer los ejercicios. Por lo tanto, pregunte a su médico sobre los ejercicios de Kegel antes de comenzarlos.

Los catéteres para recolectar la orina podrían ayudar. Una opción es una cubierta de goma llamada catéter condón que se colocan sobre el pene para recoger la orina en una bolsa. La autocateterización puede ser una opción para algunos tipos de incontinencia. Usted coloca un tubo delgado en su uretra para drenar y vaciar la vejiga durante intervalos periódicos. La mayoría de los hombres puede aprender esta técnica, que es segura y generalmente no produce dolor.

Se pueden colocar dispositivos de compresión (presión) en el pene por cortos períodos de tiempo para ayudar a evitar que la orina se escape.

Existen medicamentos que ayudan a los músculos de la vejiga y a los músculos que controlan el flujo urinario. La mayoría de estos medicamentos afecta los músculos o los nervios que los controlan. Estos medicamentos funcionan mejor en caso de incontinencia de urgencia.

Se puede realizar una cirugía para corregir la incontinencia a largo plazo. Las obstrucciones se pueden remover. Se podría inyectar un material, como el colágeno para apretar el músculo que controla el flujo de orina. Si su incontinencia es grave y no se alivia, se puede implantar un músculo artificial controlado por una bomba en el escroto para comprimir la uretra, o un pequeño dispositivo llamado cabestrillo uretral para presionar la uretra contra el hueso púbico. Pregunte a su médico si estos tratamientos le pueden ayudar.

Los productos para la incontinencia, tales como las almohadillas sanitarias que pueden usarse debajo de la ropa, están disponibles para ayudarle a mantenerse activo y cómodo. Los calzoncillos para adultos y la ropa interior son más abultados que las almohadillas sanitarias pero proveen más protección. También se pueden usar almohadillas para la cama o protectores de colchón absorbentes (forros) que protegen las sábanas y el colchón.

Cuando escoja productos para la incontinencia, tenga en cuenta la siguiente lista de cotejo. Es posible que algunas de estas preguntas no sean de importancia para usted o quizás tenga otras que quiera añadir.

  • ¿Cuánto resiste o absorbe el producto? ¿Por cuánto tiempo me protegerá?
  • ¿Se puede notar bajo mi ropa?
  • ¿Es desechable? ¿Se puede volver a usar?
  • ¿Cómo se siente cuando me muevo o me siento?
  • ¿Qué tiendas cerca de mí venden los productos? ¿Son estos productos de fácil acceso?
  • ¿Cuál será el costo? ¿Ayuda mi seguro a pagar por estos productos?

Aun cuando la incontinencia no se pueda detener completamente, es posible aliviarla. Usted puede aprender a controlar la incontinencia y a vivir de modo que pueda realizar las actividades que quiere y necesita hacer.

Más ayuda

Además, usted puede tomar algunas precauciones simples que pueden hacer que la incontinencia sea menos problemática. Por ejemplo:

  • Vacíe la vejiga antes de ir a dormir o antes de realizar una actividad extenuante.
  • Evite beber muchos líquidos, particularmente si las bebidas contienen cafeína o alcohol y jugos cítricos, ya que pueden irritar la vejiga y ocasionar que usted orine con más frecuencia.
  • Debido a que la grasa del abdomen puede ejercer presión sobre la vejiga, la pérdida de peso algunas veces ayuda a mejorar el control de la vejiga.
  • Deje de fumar para reducir la tos y la irritación de la vejiga causada por el uso de tabaco.
  • Consulte con su médico sobre todas las medicinas, vitaminas, hierbas, y suplementos que esté tomando. Algunos podrían afectar el control de la orina.

El miedo, la ansiedad y la ira son sentimientos comunes que experimentan las personas que están lidiando con la incontinencia. El miedo a tener un accidente puede hacer que usted suspenda las actividades que más disfruta, como por ejemplo, llevar a sus nietos al parque, ir al cine o jugar golf. Usted puede sentirse aislado y avergonzado. Es posible que hasta evite las relaciones sexuales por miedo a tener un escape de orina.

La incontinencia es más que un problema físico, pues también puede perturbar su calidad de vida si no se maneja bien. No hay una sola manera correcta de tratar la incontinencia. El reto es descubrir qué es lo más apropiado para usted de modo que pueda volver a tener una vida diaria normal.

Consulte con su médico sobre las mejores maneras para manejar su incontinencia. Solicite la ayuda que necesite.

Educación y apoyo

Es posible que usted encuentre útil dialogar con otros hombres que tienen que lidiar con la incontinencia. Pregunte a su médico o enfermera, llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345, o busque los recursos disponibles en nuestra página de Internet para averiguar si un grupo de apoyo se reúne en su área. También es posible que encuentre a otros hombres con los que pueda dialogar en línea a través de nuestra Red De Sobrevivientes Del Cáncer (Cancer Survivors NetworkSM) en csn.cancer.org.

Más recursos

Más información de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Hemos seleccionado cierta información relacionada que también puede serle útil. Usted puede obtener estos materiales a través de nuestra línea gratuita al 1-800-227-2345 o consultando nuestro sitio Web www.cancer.org.

Cáncer de próstata (Guía detallada)

Resumen sobre el cáncer de próstata

Sexualidad para el hombre con cáncer

Organizaciones nacionales y sitios en Internet*

Urological Care Foundation
Teléfono sin cargo: 1-800-828-7866
Sitio Web: www.urologyhealth.org

    Provee información detallada sobre incontinencia, incluyendo las muchas maneras que puede ser tratada; también cuenta con “Find A Urologist” que permite localizar a un urólogo por código postal.

National Association for Continence
Teléfono sin cargo: 1-800-BLADDER (1-800-252-3337)
Sitio Web: www.nafc.org

    Provee información sobre prevención, diagnóstico, tratamiento y manejo de la incontinencia urinaria.

*La inclusión en esta lista no implica la aprobación de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

Referencias

Urology Care Foundation. Incontinence. Accessed at www.urologyhealth.org/urology/index.cfm?article=143&display=1 on November 6, 2013.

Last Medical Review: 12/08/2013
Last Revised: 12/08/2013