Colostomía: una guía

+ -Text Size

TEMAS

Selección de un sistema de bolsa

Decidir cuál sistema de bolsa o dispositivo es el más adecuado para usted es un asunto muy personal. Cuando se pruebe su primer sistema colector, es mejor hablar con una enfermera especialista en ostomía o con alguien que tenga experiencia en esta área. Debe haber alguien en el hospital que lo inicie con el equipo y le dé instrucciones de uso después de la cirugía. A medida que se vaya preparando para abandonar el hospital, asegúrese de que se le refiera a un enterostomista o centro de atención donde se atiendan a pacientes como usted, o bien, en Estados Unidos puede solicitar información sobre la oficina de su región de la United Ostomy Associations of America. Aun cuando tenga que viajar para conseguir esta ayuda, bien vale la pena, ya que usted querrá un buen comienzo y así evitar percances. Incluso con ayuda, puede que tenga que probar diferentes tipos o marcas hasta encontrar el sistema de bolsa más adecuado para usted (consulte la sección “Obtención de ayuda, información y apoyo").

Al buscar el sistema colector que funcione mejor para usted, hay muchos factores que debe considerar, como la longitud del estoma, la firmeza y forma del abdomen, la ubicación del estoma, las cicatrices y pliegues cerca del estoma y su estatura y peso. Es posible que sea necesario hacer cambios especiales a los estomas ubicados cerca del hueso de la cadera, la línea de la cintura, la ingle o cicatrices. Algunas compañías ofrecen productos a la medida para situaciones poco comunes.

Puede que no requiera usar una bolsa, pero muchas personas con colostomías sí. Por ejemplo, los que tienen una colostomía transversa, los que no quieren hacer irrigaciones y los que tienen algunos reflujos entre irrigaciones pueden usar bolsas (información sobre Irrigación se presentará más adelante).

Un buen sistema colector debe ser:

  • Seguro, tener un sellado bueno contra fugas que dure hasta 3 días.
  • A prueba de olores.
  • Que proteja la piel que circunda el estoma.
  • Casi invisible cuando se cubra con la ropa.
  • Fácil de poner y quitar.

Tipos de sistemas colectores

Las bolsas vienen en muchos estilos y tamaños, pero todas tienen la misma función de recolectar la materia fecal drenada que se expulsa a través del estoma. Algunas pueden ser de fondo abierto para su fácil vaciado, otras son cerradas y se quitan al llenarse y otras permiten que la barrera adhesiva para la piel conocida también como lámina frontal o reborde, permanezca sobre el cuerpo mientras la bolsa es desprendida y lavada, para usarse de nuevo.

Las figuras 8 a la 15 muestran algunos tipos de suministros ostómicos. Junto con los distintos tipos de bolsas, se muestran otros suministros que pudieran necesitarse, como rebordes, sujetadores y correas. Las bolsas son hechas de materiales resistentes a los olores y varían en costo, y pueden ser transparentes u opacas, así como de distintas longitudes.

Hay disponibles dos tipos principales de sistemas. Ambos tipos incluyen una parte que se adhiere a su piel llamada cubierta frontal, reborde, barrera cutánea u oblea, y una bolsa para la recolección.

  • Los sistemas de una pieza se colocan en la barrera cutánea.
  • Los sistemas de dos piezas consisten en una barrera cutánea y una bolsa que se puede retirar y volver a colocar en la barrera.

Puede que sea necesario hacer un orificio en la barrera o la cubierta frontal de la bolsa para el estoma, o se puede medir y recortar. Está diseñada para proteger la piel contra la materia fecal que sale del estoma y para ser tan suave en la piel como sea posible.

Después de la cirugía es posible que el estoma esté inflamado durante 5 a 8 semanas. Durante este tiempo, se debe medir el estoma aproximadamente una vez a la semana. Las cajas de las bolsas pueden incluir una tarjeta de medición, o puede hacer su propia plantilla que se ajuste a la forma de su estoma. La abertura de la barrera cutánea no debe ser más de 1/8 de pulgada más grande que el estoma.

Figura 8: Bolsa drenable de una pieza con protección para la piel.  Figura 9: Cierre de extremo.

Figura 10: bolsa sellada de una pieza con protección para la piel. Figura 11: bolsa drenable de dos piezas.

Figura 12: Reborde para las bolsas drenables de dos piezas y para las bolsas selladas de dos piezas. Figura 13: Sello para bolsas drenables.

Figura 14: Cinturón para estoma. Figura 15: Bolsa sellada de dos piezas.

Cubiertas para el estoma

Se puede doblar cuidadosamente una gasa o un pañuelo facial desechable y después remojarlo con una pequeña cantidad de lubricante soluble en agua, para luego colocarlo sobre el estoma y después cubrirlo con un trozo de tela plástica. Este tipo de vendaje se puede adherir con cinta adhesiva médica, con la ropa interior o una prenda elástica. También existen unas tapas para estoma hechas de plástico (figura 16). Las cubiertas para el estoma pueden usarse para colostomías que expulsan materia fecal en intervalos regulares y esperados.

Figura 16: Cubierta para estoma de una pieza


Fecha de última actualización: 04/06/2011
Fecha de último cambio o revisión: 04/06/2011