Colostomía: una guía

+ -Text Size

TEMAS

Control de la colostomía

Al principio puede parecer difícil cuidar de su colostomía, pero con práctica y tiempo se convertirá en uno de sus hábitos cotidianos, como afeitarse o bañarse.

Considere la función de su colostomía como si fuera la evacuación natural de sus intestinos. Aún tiene el mismo intestino pero un poco más corto. El verdadero cambio consiste en que la materia fecal se expulsa desde una abertura hecha en el abdomen. Aprender a cuidar de su colostomía le ayudará a adaptarse a ella.

No hay una manera sola de cuidar de una colostomía; Esta guía le ofrece consejos e ideas para el manejo de su colostomía, hable de esto con su médico o enterostomista y lleve a cabo las adaptaciones según sus necesidades. Dé una oportunidad a probar con nuevas alternativas, pero descontinúelas si esto no le hace sentir más cómodo. Use el tiempo de recuperación para aprender más y tratar cosas diferentes de manera que pueda encontrar lo que le funciona mejor.

En nuestra sociedad, las necesidades del baño se mantienen en privado. Puede que hablar sobre materia fecal y evacuaciones sea extraño e incómodo. Lo mismo ocurre a menudo para la persona que tiene una colostomía. No obstante, mientras usted aprende sobre cómo lidiar con los cambios que se han realizado, puede que necesite ayuda y consejo. Un buen sentido del humor y el sentido común son necesarios cuando están ocurriendo cambios en el funcionamiento de su cuerpo. Tenga la confianza de que puede aprender sobre este nuevo sistema. Verá que recuperará el control nuevamente antes de lo que pensaba.

Al principio, será difícil determinar cómo será la materia fecal o cuándo será expulsada. El médico y el enterostomista colaborarán con usted para encontrar la mejor forma de contener la evacuación, para que no le sorprenda y le haga pasar un momento vergonzoso. Hay muchas formas de lograr esto; la elección dependerá del tipo de su colostomía, sus hábitos de evacuación y de su preferencia personal.

La atención para una colostomía no es realmente muy difícil, pero llegar al punto en el que se sienta confianza en ello requiere de mucho aprendizaje, práctica, los suministros adecuados y una actitud positiva.

Evacuaciones con una colostomía transversa

Una colostomía transversa expulsará materia fecal independientemente de lo que usted haga. Tenga en cuenta estos puntos:

  • Un sistema de bolsa (también llamado un dispositivo) adecuado para usted es el que impida que se le ensucie la ropa.
  • La consistencia de la materia se ve afectada por lo que usted come y bebe.
  • Los gases y el olor forman parte del proceso digestivo natural y no pueden prevenirse. No obstante, pueden controlarse para evitar momentos que le resulten vergonzosos.
  • Vacíe la bolsa con frecuencia durante el día para evitar fugas y abultamiento por debajo de la ropa.
  • Cambie el sistema de bolsa antes de que haya una fuga. Lo ideal es cambiarlo no más de una vez por día y no menos de una vez cada 3 o 4 días.
  • Los desechos que salen de la ostomía pueden irritar su piel. Usted puede prevenir problemas con la piel mediante el uso de un sistema de bolsa que le quede bien y mediante el uso de materiales especiales para la atención de la ostomía.

Para más información sobre la atención, vea la sección “Consejos útiles”.

Evacuaciones con una colostomía descendente o sigmoidea

Puede tratar a la evacuación a partir de la colostomía como si fuera una evacuación normal a través del ano, simplemente deje que suceda de forma natural. Pero a diferencia de la abertura anal, la colostomía no tiene un músculo de esfínter que detenga el paso de la materia fecal. Esto significa que usted tiene que usar una bolsa para recolectar cualquier materia que atraviese, ya sea que se trate de algo esperado o inesperado. Hay muchas bolsas disponibles de peso ligero que puede comprar y que no se notan al usarse bajo la ropa. Estas bolsas se adhieren a la piel alrededor de la colostomía y pueden usarse a todas horas, o sólo conforme se necesite.

Algunas personas con colostomía descendente o sigmoidea descubren que al comer ciertos alimentos en horas específicas pueden generar movimiento intestinal para la evacuación en un momento que les resulta conveniente. Después de un periodo de tiempo, pueden estar tan seguros de este horario, que usarán su bolsa sólo cuando esperan una evacuación. Algunas personas sólo emplean este método para mantener sus evacuaciones bajo un horario programado, mientras que otras optan por hacerse cargo de la irrigación cuando suceda.

Posteriormente encontrará más información sobre la alimentación.


Fecha de última actualización: 04/06/2011
Fecha de último cambio o revisión: 04/06/2011