Colostomía: una guía

+ -Text Size

TEMAS

Anterior tema

Ropa y apariencia

Siguiente tema

Regreso al trabajo

La comida y la digestión

Todo lo que comemos y bebemos nos sirve como tabique de construcción para el cuerpo. Para conservar un estado bueno de salud, el cuerpo necesita carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas. El agua también es un componente clave para estar sanos: por lo general, se recomienda ingerir por lo menos entre ocho y diez vasos de 240 ml (8 oz) al día. El tener una dieta balanceada ayuda a mantener una buena nutrición y mantener la actividad normal del intestino.

No hay tal cosa como una dieta de colostomía. Después de que el estoma haya sanado por completo y esté funcionando normalmente, la mayoría de las personas con una colostomía vuelven a ingerir los alimentos que antes solían comer. Mastique bien y observe cómo cada alimento afecta su colostomía. Aquellos alimentos que no le han sentado bien la mayor parte de su vida, posiblemente no lo harán ahora. Si usted tenía una dieta especial debido a un problema del corazón, diabetes u alguna otra condición de salud, deberá consultar con su médico sobre una dieta adecuada para usted.

Si usted usa un dispositivo a todas horas, no sufrirá momentos bochornosos si algo que haya comido produce una descarga inesperada. Pronto aprenderá cuáles comidas producen gas u olor, cuáles causan diarrea y cuáles producen estreñimiento. A medida que vaya enterándose de esto, usted podrá controlar en gran medida el comportamiento del intestino.

Nota: no es posible prevenir el movimiento del intestino al no comer. Un intestino vacío produce gas y mucosidad. Cualesquiera que sean sus planes diarios, coma regularmente, varias veces al día. Su colostomía funcionará mejor por ello.


Fecha de última actualización: 04/06/2011
Fecha de último cambio o revisión: 04/06/2011