Colostomía: una guía

+ -Text Size

TEMAS

Explicación sobre cómo funciona su sistema digestivo

Una colostomía crea un cambio físico importante para un paciente, pero realmente no cambia la digestión de los alimentos ni la química corporal. Para comprender cómo funciona una colostomía, es útil saber cómo funciona normalmente el tracto digestivo (ver figura 1).

Después de que el alimento masticado y se tragado, pasa a través del esófago hasta el estómago. De ahí pasa al intestino delgado. Varias horas transcurrirán antes de que pase al intestino grueso o colon. Después de varias horas, o hasta días, sale del área de almacenamiento llamada recto a través del ano. Durante la mayor parte de su trayectoria, el alimento está en forma líquida y suelta. El agua se absorbe en el colon, haciendo que la materia fecal se solidifique en una masa firme a medida que se aproxima al recto.

Figura 1

El intestino delgado

El intestino delgado es la sección más larga del tracto digestivo. Los nutrientes son digeridos y absorbidos aquí a medida que el alimento se desplaza por peristaltismo (contracciones musculares que generan un movimiento similar al de una ola para desplazar el alimento a través del tracto digestivo).

El intestino delgado mide aproximadamente 6 metros (20 pies). Consta de tres secciones:

  • El duodeno (la primera sección) que tiene una longitud de 25 a 30 centímetros (10 a 12 pulgadas) desde la salida del estómago.
  • El yeyuno (la segunda sección) que tiene una longitud de 2.4 a 2.7 metros (8 a 9 pies) aproximadamente.
  • El íleon (la tercera sección) que tiene una longitud de alrededor de 3.65 metros (12 pies) y que se conecta con el colon en el ciego.

El intestino delgado se encuentra holgadamente enrollado dentro de la cavidad abdominal.

El intestino grueso

El intestino grueso se conecta con el intestino delgado en el punto de unión del íleon y el ciego al costado derecho del cuerpo.

El colon

El colon es por mucho la parte más grande del intestino grueso. Tiene una longitud aproximada de 1.5 a 1.8 metros (5 a 6 pies) y consta de las siguientes secciones:

  • El ciego: es el punto de entrada del alimento que ha pasado por el intestino delgado y que en ese momento consiste en un líquido altamente ácido. Contiene una válvula que impide que el alimento regrese hacia el intestino delgado.
  • El colon ascendente: su contenido consiste en líquido ácido. Esta sección se encuentra sobre el costado derecho del cuerpo.
  • El colon transverso: el contenido es un líquido menos ácido. Esta sección se extiende de lado a lado del abdomen.
  • El colon descendente: el contenido adquiere más forma. Esta sección se extiende hacia abajo en el lado derecho del cuerpo hasta el recto.
  • El colon sigmoide: el contenido es sólido por lo general. Esta parte tiene una curvatura en forma de S en el extremo del colon descendente, justo por arriba del recto.

Las funciones principales del colon son la absorción de agua y electrolitos (sales minerales que el cuerpo necesita, como el sodio, el calcio y el potasio), movilizar la materia fecal y almacenar los desechos hasta que sean expulsados del cuerpo.

Hay dos tipos principales de actividades en el colon, el peristaltismo y el movimiento de masa. Durante el peristaltismo, los músculos del colon se contraen y se relajan constantemente; estos movimientos ocurren en las distintas partes del colon, pero no los podemos sentir. El propósito del peristaltismo es mezclar y amasar el líquido del intestino delgado y extraer el agua, lo cual forma el producto final: la materia fecal sólida Cuando se acumula la materia fecal en una parte del colon, los músculos de esa parte se relajan y se estiran para contener dicha materia. La presión se genera conforme se alcanza el límite de estiramiento. En este punto, el movimiento de masa, más fuerte que el peristaltismo, empuja a la materia fecal hacia la siguiente parte del colon, de donde se mueven hacia el recto con el transcurso del tiempo. Este movimiento ocurre varias veces al día, generalmente después de consumir una comida o bebida.

El recto y el ano

El recto es la última parte del intestino grueso que conecta el colon sigmoide al ano. Usualmente en este punto los contenidos intestinales son sólidos. Unas vías nerviosas especiales que van al cerebro nos avisan el momento en que la materia fecal llega a esta sección. Cuando la materia fecal llega al recto, sentimos la necesidad de evacuar. El esfínter, un músculo anal, es como una válvula que nos permite controlar esta necesidad. A diferencia del resto del tracto digestivo, el esfínter se cierra (contrae) o se abre (relaja) a nuestra voluntad para que la materia fecal salga del cuerpo.


Fecha de última actualización: 02/26/2015
Fecha de último cambio o revisión: 02/26/2015