Guía para el control del dolor causado por el cáncer

+ -Text Size

TEMAS

Anterior tema

Distracción

Hipnosis

La hipnosis es un estado parecido a un intenso trance de alta concentración en el que usted está despierto, pero calmado y quieto. En este estado de relajación, podría ser que la gente se vuelva más receptiva a la sugestión. La hipnosis puede usarse para mitigar el estar consciente del dolor, para sustituirlo por otra sensación o para cambiar la sensación por otra que sea menos dolorosa. Usted puede ser hipnotizado por una persona entrenada en la hipnosis, frecuentemente un psicólogo, psiquiatra o algún otro profesional de la salud emocional. A usted también le enseñarán a auto-hipnotizarse.

Durante la hipnosis, muchas personas sienten una sensación como la que experimentamos cuando comenzamos a despertar por la mañana. Incluso con los ojos cerrados, estamos bien conscientes de nosotros mismos. Podemos oír sonidos dentro o fuera de nuestra casa. Puede que sintamos ya sea como si no pudiéramos o no quisiéramos despertarnos y abrir los ojos.

Un hipnoterapeuta capacitado puede enseñar a las personas a entrar en un estado de hipnosis, sugestionarse de forma positiva y salir del estado de hipnosis en el momento que corresponda hacerlo.

Escoja un hipnoterapeuta que posea licencia en las artes curativas o que trabaje bajo la supervisión de alguien que posea la licencia. Para encontrar un terapeuta con destreza en la hipnosis, pregunte al médico a cargo de controlar su dolor, o póngase en contacto con un centro oncológico cercano a usted.


Fecha de última actualización: 07/30/2014
Fecha de último cambio o revisión: 07/30/2014